Cientos de indígenas acampan en Brasilia para exigir mayor atención del Gobierno

Por EFE
23 de Abril de 2018 Actualizado: 23 de Abril de 2018

Cientos de indígenas de diversas tribus comenzaron a montar hoy un campamento en Brasilia, donde pretenden permanecer hasta el próximo viernes, a fin de exigir mayor atención para sus aldeas por parte del Gobierno del presidente Michel Temer.

El campamento Tierra Libre, que cada año se desplaza a la capital desde 2003, es parte de la llamada “Semana Nacional de Movilización de los Pueblos Indígenas” y suele coincidir con el Día Nacional del Indio, que se celebró el pasado 19 de abril.

Durante los próximos días en el campamento se realizarán una serie de actividades, que incluyen desde rituales religiosos y culturales hasta debates sobre la delicada situación de las cerca de 600 reservas que existen en el país, las que carecen de la adecuada atención sanitaria y de seguridad.

Según un documento divulgado hoy por movimientos indígenas que organizan el campamento, el Gobierno de Temer ha “paralizado” los procesos de demarcación de nuevas reservas y “optó por una clara posición de enfrentamiento” a los pueblos originarios.

“Nunca como hoy, en los últimos 30 años, el Estado brasileño tuvo una relación completamente adversa a los derechos de los pueblos indígenas” dice el documento, en el cual también se asegura que esa “decisión política” ha llevado a un recrudecimiento de la violencia en muchas aldeas asentadas en tierras reclamadas por hacendados.

Según un informe divulgado la semana pasada por la Comisión Pastoral de la Tierra (CPT, un organismo vinculado a la Iglesia católica) en 2017 se registraron en el país 70 muertes en conflictos por la tierra, cifra un 15 % superior a la de 2016 (61) y la mayor en los últimos 14 años.

El estudio subrayó, que en su gran mayoría las víctimas fueron trabajadores rurales, campesinos sin tierra, indios, descendientes de esclavos prófugos, colonos y pescadores.

También alertó que esa cifra puede aumentar en caso de que las autoridades confirmen una matanza de 10 indígenas aislados de la civilización, que habría ocurrido entre julio y agosto de 2017 en el Valle del Javari, en el estado de Amazonas, que fue denunciada por grupos indígenas y que aún es investigada.

TE RECOMENDAMOS