Citan al DOJ y al FBI por presuntos documentos sobre censura en las redes sociales

Por Jack Phillips
17 de Agosto de 2023 7:57 PM Actualizado: 17 de Agosto de 2023 7:57 PM

El 17 de agosto, el presidente del Comité Judicial de la Cámara de Representantes, Jim Jordan (R-Ohio), solicitó al Departamento de Justicia (DOJ, por sus siglas en inglés) y al FBI material relacionado con las acusaciones de que ambos organismos colaboraron con grandes empresas tecnológicas para censurar contenidos como el reportaje del New York Post sobre la laptop de Hunter Biden.

En una carta, el Sr. Jordan dijo al director del FBI, Christopher Wray (pdf), y al fiscal general, Merrick Garland (pdf), que se necesitan documentos y comunicaciones para determinar si el gobierno federal “coaccionó y actuó en colusión con empresas y otros intermediarios para censurar la expresión”. A continuación, pidió al FBI y al DOJ que entregaran las comunicaciones internas y los documentos relativos a la moderación, eliminación o supresión de contenidos en las plataformas de redes sociales, dando de plazo hasta el 18 de septiembre.

“Numerosos documentos que se han hecho públicos reflejan el uso como arma del poder del gobierno federal para censurar la expresión en internet directamente y por terceros”, decían las cartas. “Es necesario que el Congreso calibre hasta qué punto los funcionarios del DOJ han coaccionado, presionado, colaborado o confiado en las redes sociales y otras empresas tecnológicas para censurar la expresión. El alcance de la investigación del Comité incluye comprender el alcance y la naturaleza de la implicación del DOJ en esta censura”.

Señaló que el DOJ y el FBI sólo han presentado un documento, que era “una transcripción públicamente disponible de una declaración civil del Agente Especial Adjunto a Cargo de la Oficina Federal de Investigación Elvis Chan de Missouri contra Biden”, en referencia a un caso de redes sociales en el que se alega que el contacto del gobierno federal con empresas de redes sociales en relación con presunta desinformación violaba la Primera Enmienda.

En el caso Missouri contra Biden, el juez de distrito Terry Doughty dictó una orden judicial por la que se obligaba al gobierno de Biden a cesar determinadas comunicaciones relacionadas con la censura con empresas de redes sociales mientras se seguía tramitando la demanda.

El tribunal consideró que “‘desinformación doméstica’ también fue señalada por el FBI para plataformas de redes sociales”. También descubrió: “Justo antes de las elecciones de 2020, la información pasaría de otras oficinas de campo al puesto de mando de las elecciones de 2020 del FBI en San Francisco. La información enviada se transmitiría entonces a las plataformas de redes sociales en las que se detectaron las cuentas”.

La carta del Sr. Jordan, al referirse al caso, señalaba que la sentencia incluía las interacciones del FBI y del DOJ con las grandes empresas tecnológicas.

“Un juez federal ha determinado que las comunicaciones de varias entidades del poder ejecutivo con plataformas de redes sociales, incluido el Departamento de Justicia, muy probablemente violaron los derechos de la Primera Enmienda de los estadounidenses”, escribió el presidente. “Sin embargo, no han aportado nada sustancial en respuesta a la petición del Comité”.

Ni el Departamento de Justicia ni el FBI han respondido públicamente a la citación. The Epoch Times se puso en contacto con las agencias para pedirles comentarios, pero no recibió ninguno al cierre de esta edición.

Estado de la sentencia

El juez Doughty, del Tribunal de Distrito de EE. UU. para el Distrito Oeste de Luisiana, dictaminó que la Agencia de Ciberseguridad e Infraestructuras, el Departamento de Seguridad Nacional, el Departamento de Estado, el DOJ y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades tenían prohibido emprender una serie de acciones en relación con las empresas de redes sociales.

Se prohibió a las agencias y a los miembros de su personal reunirse o ponerse en contacto por teléfono, correo electrónico o mensaje de texto o “entablar cualquier tipo de comunicación con empresas de redes sociales instando, animando, presionando o induciendo de cualquier modo a la retirada, eliminación, supresión o reducción de contenidos que contengan libertad de expresión protegida”, según el requerimiento judicial.

También se prohíbe a las agencias marcar el contenido de los posteos de las plataformas de redes sociales y remitirlas a las empresas con peticiones de que tomen medidas, como retirarlas o suprimir de otro modo su alcance. Tampoco está permitido animar a las empresas de redes sociales a cambiar sus directrices para la eliminación, supresión o reducción de contenidos que contengan libertad de expresión protegida por el gobierno.

“Podría decirse que éste es uno de los casos de la Primera Enmienda más importantes de la historia moderna”, declaró el fiscal general de Luisiana, Jeff Landry, uno de los demandantes, al programa “American Thought Leaders” de EpochTV en una entrevista posterior a la sentencia.

“Si te fijas en la opinión que expone el juez, extrae de nuestro argumento que se trata básicamente de una de las empresas más masivas del gobierno federal para limitar la expresión de los estadounidenses en la historia de nuestro país”, continuó el Sr. Landry. “Las cosas que hemos descubierto, en este caso, deberían ser… impactantes, espantosas y preocupantes para todos los estadounidenses”.

Aunque la sentencia del juez Doughty fue aclamada como una victoria de la libertad de expresión, el mes pasado un tribunal federal de apelación acordó suspender temporalmente la orden.

A principios de este mes, la oficina del Sr. Jordan citó a los directores ejecutivos de Facebook, Google, Amazon y otras empresas para pedirles documentos en relación con la presunta colusión del gobierno con las empresas para retirar posteos y suprimir determinados tipos de contenido. Los republicanos llevan mucho tiempo diciendo que esas empresas han mostrado hostilidad hacia los conservadores y son más proclives a censurarlos.

Con información de Tom Ozimek.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.