Ciudad china deja expuesto el engañoso control de la pandemia por parte del PCCh

Por Zhong Yuan
23 de Abril de 2021 9:22 PM Actualizado: 23 de Abril de 2021 9:22 PM

Opinión

El mundo nunca sabrá el verdadero número de infecciones y muertes causadas por el virus del PCCh en China continental. Las autoridades chinas y los medios de comunicación estatales siguen restando importancia al reciente resurgimiento de los brotes de COVID-19 en varias regiones del país. Sin embargo, una ciudad de la provincia meridional de Yunnan permite vislumbrar algunas de las engañosas medidas de control de la pandemia del Partido Comunista Chino (PCCh).

El virus del PCCh también se conoce como nuevo coronavirus y causa la enfermedad COVID-19.

El 11 de abril, Xinhua, el portavoz del régimen comunista chino, publicó un informe positivo afirmando que hasta el 10 de abril en la provincia de Yunnan no había nuevos casos confirmados del virus PCCh, tanto sintomáticos como asintomáticos. También afirmó que acumulaban 88 casos confirmados y 39 portadores asintomáticos en ese momento.

Mientras los funcionarios comunistas trataban de restar importancia al brote en la provincia, las autoridades de la ciudad de Ruili anunciaron la puesta en marcha de la tercera ronda de pruebas de COVID-19 a gran escala.

¿Por qué despedir a un funcionario de Ruili?

El 9 de abril, Ruili anunció que habían completado la segunda ronda de pruebas de ácido nucleico a gran escala, con 382,568 muestras tomadas, de las cuales 18 resultaron positivas, lo que supone un descenso significativo respecto a los 90 casos detectados en la primera ronda de pruebas.

Evidentemente, la destitución del secretario del Partido de Ruili, Gong Yunzun, el 8 de abril, tuvo un impacto inmediato: los medios de comunicación chinos informaron que la ciudad estaba “completamente limpia” de casos del virus del PCCh. Parece que nadie en la ciudad está dispuesto a seguir asumiendo la culpa y como resultado, nadie se arriesga a revelar al público ningún caso confirmado del virus.

Sin embargo, el 10 de abril, Xinhua publicó un artículo diciendo que Ruili llevará a cabo una tercera ronda de pruebas de ácido nucleico a gran escala.

Si el brote en Ruili realmente se limpió, ¿por qué la ciudad va a seguir adelante con otra orden de pruebas a gran escala, así como con restricciones de viaje, prohibiciones de grandes reuniones y órdenes de cuarentena en casa?

Todos los residentes ya fueron sometidos a cuarentena domiciliaria, y aún así deben pasar por otra recolección masiva de pruebas para un tercer evento de pruebas a gran escala.

En su última reunión informativa, la ciudad dejó de proporcionar información sobre cuántas personas de contacto cercano fueron localizadas en el proceso de rastreo de contactos. Pero antes de eso, en la víspera de la destitución del secretario del Partido, la ciudad anunció que, hasta el 7 de abril, un total de 8162 contactos cercanos e indirectos habían sido localizados en su investigación de rastreo de contactos.

Esta podría ser una de las razones por las que Gong fue destituido de su cargo, ya que no podía esperar a presumir lo bien que había hecho para contener el brote revelando el número real de contactos cercanos, 8162, una cifra considerada desproporcionadamente alta dado que las autoridades locales anunciaron el 6 de abril 68 casos confirmados y 46 portadores asintomáticos.

Al mismo tiempo, la Comisión Nacional de Salud (CNS) anunció que 7550 contactos cercanos y 295 casos de infecciones asintomáticas estaban bajo observación médica. Sin embargo, solo en una pequeña ciudad como Ruili, ¡8162 personas tuvieron que ser puestas bajo observación médica! Al revelar las cifras reales de la ciudad, Gong expuso inadvertidamente cómo el PCCh minimiza significativamente la gravedad de la pandemia. Entonces, ¿cómo no iba a ser destituido de su cargo?

El PCCh difícilmente puede encubrir sus mentiras

Tras la destitución de Gong, las autoridades de Ruili no solo se apresuraron a declarar que la ciudad estaba “completamente limpia” del virus del PCCh, sino que también dejaron de revelar abruptamente cualquier otro detalle, incluido el número de contactos cercanos que se estaban rastreando.

Sin embargo, mientras tanto, la ciudad anunció una tercera ronda de pruebas en toda la ciudad. ¿Cuál es ahora la situación real de la pandemia en Ruili? Parece bastante evidente lo que está pasando.

Las calles están vacías en Ruili, provincia suroccidental china de Yunnan, el 1 de abril de 2021. (The Epoch Times)

El 10 de abril, el NHC informó de 10 nuevos casos confirmados de COVID-19, junto con 22 nuevos portadores asintomáticos en toda China, incluido Shanghai, Beijing, Tianjin, Shanxi, Guangdong, Guangxi y Sichuan. Esto eleva el total nacional a 7649 contactos cercanos y 296 portadores asintomáticos, o un recuento total combinado de 7945 bajo observación médica.

Obviamente, esas 8162 personas de Ruili, que deberían haber sido puestas bajo observación médica, nunca entraron en las estadísticas nacionales compiladas por el NHC.

Por su parte los medios de comunicación del PCCh están ocupados cantando las alabanzas de que Ruili está “completamente limpio” y siguen evitando informar sobre los brotes locales de COVID-19 en China continental. Ellos pensaron que al no darle ninguna cobertura, los brotes pasarían desapercibidos, pero lamentablemente, volvieron a calcular mal.

La noticia se repite

Llama la atención que los medios de comunicación chinos publiquen artículos de contenido similar sobre los casos de infección por COVID-19.

El portavoz de Beijing, People’s Daily, informó el 27 de marzo de que una persona apellidada Wu de la ciudad de Jiujiang, provincia de Jiangxi, fue puesta en cuarentena durante 14 días al entrar en Nanjing el 1 de marzo. Tras ser liberado de la cuarentena el 15 de marzo, Wu se embarcó en un tren con destino a Jiujiang. A su llegada a Jiujiang al día siguiente, fue trasladado inmediatamente a un centro de cuarentena local donde dio positivo en la prueba del virus del PCCh. El 20 de marzo presentó fiebre y otros síntomas.

Posteriormente, una persona apellidada Zhang, que había tomado el mismo vagón de tren que Wu, fue localizada y dio positivo en el octavo día de cuarentena.

El 11 de abril, la Comisión Municipal de Salud de Qingdao (QMHC) de la provincia de Shandong emitió un aviso urgente en el que afirmaba que un residente había dado positivo en el virus del PCC tras regresar de la ciudad de Nanjing, en la provincia de Jiangsu, según informaron los medios de comunicación chinos. El hombre había ido a Nanjing el 26 de marzo y salió hacia Qingdao en tren el 9 de abril, el mismo día en que fue dado de alta de un centro de cuarentena en Nanjing. Apenas bajó del tren en Qingdao, fue llevado a un centro de cuarentena local y dio positivo en la prueba del virus. El QMHC dijo que ahora está investigando urgentemente cuántos pasajeros pueden haber estado en contacto directo e indirecto con el hombre en el tren.

Estos dos casos siguen un guión casi idéntico y ¿por qué se repiten en la península? ¿Son historias reales? Parece más probable que la historia se haya inventado cuando la realidad de la pandemia en curso no podía seguir siendo encubierta.

El encubrimiento de las autoridades chinas está lleno de vacíos y hasta los medios de comunicación chinos se han dado cuenta de ello. El 11 de abril, Xinhua publicó un comentario titulado “Manipulación política del origen del COVID-19 —¡Vil y siniestro!”.

¿No es el PCCh el culpable y el régimen más “siniestro” del mundo?

Zhong Yuan es un investigador centrado en el sistema político de China, el proceso de democratización del país, la situación de los derechos humanos y la vida de los ciudadanos chinos. Comenzó a escribir comentarios para la edición en chino de The Epoch Times en 2020.

Las opiniones expresadas en este artículo son las del autor y no reflejan necesariamente las de The Epoch Times.

Fuente: The Epoch Times en español


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


 

Las opiniones expresadas en este artículo son propias del autor y no necesariamente reflejan las opiniones de The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.