Ciudad de Shenyang a noreste de China se convierte en una zona activa del virus del PCCh

Por Frank Yue
30 de Diciembre de 2020
Actualizado: 30 de Diciembre de 2020

Los casos de COVID-19 se han disparado en Shenyang, capital de la provincia de Liaoning, al noreste de China, mientras las autoridades luchan por contener el brote. Los residentes dijeron a The Epoch Times que el gobierno local no informa de las infecciones.

El 30 de diciembre, las autoridades confirmaron que al menos tres miembros del personal médico en Shenyang dieron positivo. Una era una enfermera del Hospital Pukang (diagnosticada el 26 de diciembre) y las otras dos eran una enfermera y un asistente médico, ambas de la Clínica Xiushui (diagnosticadas el 28 de diciembre).

Un aviso emitido por la Comisión de Salud Municipal de Shenyang dijo que las tres empleadas infectadas están asociadas con un nuevo paciente de apellido Yin, diagnosticado el 23 de diciembre. Actualmente, los cuatro hospitales que visitó Yin están cerrados, incluida la Clínica Xiushui, el Hospital Shenyang Pukang, el distrito norte del Segundo Hospital Afiliado de la Facultad de Medicina de Shenyang, y el Hospital Popular No. 4 de Shenyang.

De ellos, los dos primeros son hospitales privados, mientras que los dos últimos son estatales.

Cinco complejos residenciales bajo confinamiento

Al momento de redactar este artículo, cinco comunidades residenciales han sido designadas oficialmente como regiones de riesgo medio en la ciudad. Todas están bajo confinamiento, incluida la Comunidad Hongda; Huarun Oak Bay (Fase II); Comunidad Jiye Baihuayuan; Comunidad Huagong; y la Comunidad de la Constelación de Zhonghai Cheng.

El 29 de diciembre, el propietario de un taller de reparación de neumáticos cerca de la comunidad de Hongda confirmó en una entrevista con The Epoch Times que “a los residentes se les dice que usen mascarillas y que no se muevan libremente”.

Él dijo que todos los propietarios de las tiendas cercanas se habían sometido a dos pruebas de ácido nucleico en la semana, según lo exigido por las autoridades de la comunidad, y que no se sabía cuándo se levantaría el cierre.

Otra comunidad, Yihai Sunshine (fase I), donde vivía la enfermera de la Clínica Xiushui, también está bloqueada. Un trabajador de un supermercado cerca del área confirmó que el confinamiento comenzó el 27 de diciembre, en una entrevista con The Epoch Times.

“Los residentes tienen prohibido salir. Multitudes de policías con equipo de protección personal ya se están desplegando en los puestos de control. No se permite el acceso, no se permite la entrega en la zona”, dijo el trabajador.

Shenyang entra en modo de guerra

El 30 de diciembre, los funcionarios de Shenyang declararon un “estado de guerra” durante una conferencia de prensa. Todas las comunidades donde se detectaron casos confirmados deben estar sujetas a bloqueo, con 17,205 residentes involucrados.

Un trabajador de la salud realiza una prueba contra la COVID-19 en una residente en un vehículo de prueba en la ciudad de Shenyang, provincia de Liaoning, China, el 29 de julio de 2020. (STR/AFP a través de Getty Images)

Según las autoridades, 12,001 personas fueron identificadas como contactos cercanos de pacientes diagnosticados.

Se han cancelado todas las grandes celebraciones, fiestas, cenas de Año Nuevo, así como actividades de capacitación. Las conferencias a gran escala también se están restringiendo en términos de número de asistentes, frecuencia y horario.

Residente: Actualizaciones de virus carecen de transparencia

Un residente del distrito de Shenhe en Shenyang dijo a The Epoch Times: “Ahora debes escanear tu código de salud antes de ingresar a un supermercado o comunidad. Estas restricciones se dejaron de lado hace mucho tiempo, hasta hace poco”. El código de salud, generado a través de una aplicación móvil, muestra los datos de salud de una persona y si está en riesgo de contraer el virus del PCCh.

Un residente que se negó a ser identificado le dijo a The Epoch Times que el brote local es tan severo que no se permitió el acceso externo a Shenyang.

“Esta epidemia parece no tener fin. Es realmente aterrador”, dijo.

“Si las actualizaciones de la epidemia [del gobierno] fueran transparentes, no habría tantas muertes”, se quejó el entrevistado.

“El punto clave es que las cifras reportadas oficialmente no son ciertas. Reporteros ciudadanos como Zhang Zhan revelan relatos de primera mano, que, sin embargo, están ocultos al público. Han privado todos los derechos de las personas”, dijo.

La periodista ciudadana Zhang Zhan, quien llegó a Wuhan a principios de este año para informar sobre el epicentro de la epidemia de China, fue sentenciada a cuatro años de prisión esta semana, bajo el cargo de “provocar peleas y provocar problemas”.

El entrevistado también dijo que uno de sus amigos en Dalian, otra ciudad de la provincia, dijo que su lugar de trabajo, la Universidad Tecnológica de Dalian, así como su comunidad residencial, están bajo confinamiento.

En comparación con Shenyang, Dalian enfrenta desafíos más graves.

Al 30 de diciembre, el gobierno de Dalian agregó cuatro vecindarios a su lista de regiones de riesgo medio, elevando el total a 16.

Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí

A continuación

¿Mike Pence tiene autoridad para anular resultados? | Al Descubierto

TE RECOMENDAMOS