Ciudadanos de Hong Kong exigen ver videos de vigilancia de estudiante encontrada muerta en el mar

Por The Epoch Times
19 de Octubre de 2019
Actualizado: 19 de Octubre de 2019

Ciudadanos de Hong Kong se reunieron en la escuela de una joven de 15 años cuyo cuerpo desnudo fue encontrado muerto en el mar el mes pasado, el 22 de septiembre.

Chan Yin-Lam, una estudiante del Youth College en Tseung Kwan O, desapareció el 19 de septiembre y fue vista por última vez en el campus.

Un nuevo video de cámaras de vigilancia publicado por la escuela muestra a la joven caminando en el campus durante unos 20 minutos antes de salir sola el día en que fue vista por última vez.

Los críticos dijeron que la muchacha, que participa regularmente en las protestas a favor de la democracia, murió en manos de la fuerza policial. Las autoridades negaron estas afirmaciones, diciendo que no había nada sospechoso sobre la muerte de la adolescente, calificándola de suicidio.

“No queremos creer que este tipo de cosas estén ocurriendo en Hong Kong, pero de hecho sí, dijo el ciudadano de Hong Kong Sam al reportero de NTD Jeremy Sandberg.

“Ya no siento que este lugar sea seguro. Este lugar está completamente controlado por el partido comunista”, dijo Sam.

La brutalidad policial se ha intensificado contra los manifestantes, que comenzaron como oposición a un proyecto de ley de extradición ahora retirado, pero que se han convertido en un movimiento pro-democrático.

Desde que comenzaron las protestas en junio, el número de casos de suicidio denunciados ha superado los 100, un récord sin precedentes en la ciudad. Además, muchas de las víctimas son jóvenes manifestantes con detalles cuestionables sobre sus muertes.

“Hay muchos cadáveres encontrados en el mar en los últimos dos meses, y Chan fue uno de ellos”, dijo la ciudadana de Hong Kong Keith Fong. “Así que, no creo que la gente de Hong Kong se suicide mucho en este momento”.

Después de que la escuela publicó nuevas imágenes de vigilancia con solo dos clips cortos, los estudiantes notaron discrepancias en los códigos de tiempo y un corte después de que la niña entró en un ascensor, causando enojo y que exigieran ver lo que sucedió después, alegando que las grabaciones son editadas.

“Si no hicieron nada malo, ¿por qué no publican los videos de la vigilancia y dicen la verdad al público?”, señaló la ciudadana Miss Lui.

Los estudiantes exigieron el material completo y sin editar de CCTV. Cuando las autoridades se negaron a mostrarles la versión sin editar, los estudiantes destrozaron la escuela, rompiendo puertas de vidrio y cámaras de seguridad en el campus.

“El público ha estado cuestionando la verdad de las grabaciones de las cámaras de seguridad, de que puede haber algo que esté oculto”, comentó la ciudadana Srta. Lam.

“Creo que todos los ciudadanos tienen la responsabilidad de defender los derechos de la libertad de expresión y los derechos humanos. Me gustaría ver el brillante futuro de Hong Kong”, dijo Lam al reportero de NTD Jeremy Sandberg.

Manifestantes prodemocráticos se reúnen contra la brutalidad policial y el polémico proyecto de ley de extradición en el aeropuerto internacional de Hong Kong el 12 de agosto de 2019. (Manan Vatsyayana/AFP/Getty Images)

Los estudiantes han estado en huelga toda la semana desde el lunes y exigen que se publiquen las imágenes mientras continúan las protestas en toda la ciudad.

La tasa de suicidio en Hong Kong se dispara desde las protestas

Según varios medios de comunicación, desde que comenzaron las protestas en junio, el número de casos de suicidio se ha disparado. En los dos meses siguientes al 12 de junio, el número de casos de suicidio reportados fue de aproximadamente 10 personas por cada período de diez días. Luego, del 21 al 31 de agosto, el número subió repentinamente a 18. Y en los siguientes diez días, el número saltó a 49. Hasta ahora, el número total ha superado los 100, y muchas de las víctimas eran jóvenes manifestantes, según varios informes de los medios de comunicación. No hace falta decir que esto es extremadamente anormal.

En primer lugar, tener más de 100 casos de suicidio en sólo unos meses no tiene precedentes en la historia de Hong Kong. Estos supuestos casos de suicidio se produjeron por saltos desde edificios de gran altura o por ahogamiento. Un operador de botes de bomberos escribió en un post de medios sociales que había trabajado en botes de bomberos durante más de una década, y el número de cadáveres que recuperó en los últimos meses es tan alto como el número total de los últimos diez años.

Además, hay muchos detalles cuestionables en estos casos de suicidio, según informan varios medios de comunicación. Por ejemplo, varias víctimas que cayeron de edificios altos no sangraban, sino que mostraban heridas anteriores en sus cadáveres. Una víctima que supuestamente se había “ahogado” fue encontrada con las manos atadas. Otra víctima cuyo cuerpo fue encontrado flotando en la bahía de Tsuen Wan tenía la boca cubierta con cinta adhesiva, y parecía que no murió ahogada porque su cuerpo no estaba inflado. En otro caso horrible, una mujer desnuda se cayó de un edificio alto y parecía que su cuerpo ya había sido cortado en la cintura.

Puertas de cristal roto en el Colegio Juvenil de Tseung Kwan O en Hong Kong. (Jeremy Sandberg/NTD News)

Muchos creen que estas personas fueron asesinadas antes de ser arrojadas a un río o de un edificio. Más notablemente, el número de casos inusuales de suicidio aumentó drásticamente después de que la policía allanó la estación Prince Edward el 31 de agosto.

La policía antidisturbios irrumpió en los trenes de la MTR en la estación Prince Edward e hizo muchos arrestos esa noche. Los testigos dicen que atacó a los pasajeros indiscriminadamente, persiguiéndolos y golpeándolos con porras en el andén y usando spray de pimienta dentro de los vagones. Varias personas fueron golpeadas en la cabeza y sangraron mucho.

Muchos manifestantes fueron reportados como desaparecidos después del incidente. La Sra. Leung, directora de la comunidad de Kwun Tong, compartió en los medios de comunicación social lo siguiente

Muchos manifestantes fueron reportados como desaparecidos después del incidente. La Sra. Leung, directora de la comunidad de Kwun Tong, compartió en los medios sociales que un empleado que trabaja en una funeraria reveló que la policía causó al menos seis muertes en la estación de tren. La compañía mortuoria manejó estos seis cadáveres, y los empleados descubrieron que todos habían muerto de cuellos rotos. Aparentemente, la policía les había retorcido el cuello a la fuerza 90 grados hacia atrás para causar la muerte.

En otras palabras, se cree ampliamente que entre los más de 100 casos de suicidio, sólo unos pocos individuos se suicidaron, mientras que la mayoría fueron asesinatos disfrazados de suicidio.

*****

A continuación:

La infiltración comunista en Occidente

Lee la serie completa Cómo el espectro del comunismo rige nuestro mundo

TE RECOMENDAMOS