Clientes de restaurante reaccionan indignados cuando una mujer maltrata y denigra a su hija adoptiva

Por La Gran Época
02 de Abril de 2019 Actualizado: 02 de Abril de 2019

Es una triste realidad, pero hay algunos padres que cuidan niños que están en hogares de paso en Estados Unidos con el solo interés de ganar el sueldo mensual del gobierno de aproximadamente USD 600. En lugar de gastar el dinero para cuidar a los niños adoptados, lo gastan en ellos mismos o en sus hijos biológicos.

Tal fue el caso de Angela, una madre de Arizona que fue grabada en la heladería Sugar Bowl en Scottsdale con su hijo biológico, Xavier, y su hija adoptiva, Emma.

Mientras que Angela mimaba a Xavier, trataba mal a Emma. A Xavier le permitió ordenar lo que quería, pero Emma solo recibió una ensalada de papa de USD 2,95.

Emma ni siquiera pudo tomar un helado, simplemente porque es una niña adoptiva.

Imagen ilustrativa (Marine 69-71/Wikimedia Commons)

“Porque él es mi verdadero hijo, y tú eres mi hija adoptiva”, le dijo Angela descaradamente a Emma. “Solo recibí una cierta cantidad de dinero del gobierno y no lo estoy gastando en ti”.

También amenazó Emma con dejarla de nuevo en un hogar de acogida si no obedecía sus reglas.

Ella le recordó a la niña que solo es una niña adoptiva. “Técnicamente, no eres parte de la familia”, le dijo con frialdad.

Cuando Emma fue al baño, Angela le prometió a Xavier un iPad si impedía que la chica consiga lo que quiere.

Al escuchar la conversación de la familia, un cliente harto decidió que ya había escuchado lo suficiente.

Imagen ilustrativa (Créditos: TORWAISTUDIO/ Shutterstock)

El hombre de gran bigote enfrentó a Angela: “Me ofende la idea de que recibe dinero del gobierno para cuidar a su hijo adoptivo y lo gasta en otra cosa”. Y luego añadió que su comportamiento es “reprensible”.

Después de decirle lo que pensaba, abandonó el restaurante rápidamente.

Pero antes de que salga de Sugar Bowl, apareció John Quiñones, presentador del reality show de ABC “¿Qué harías?”.

Resulta que Angela, Xavier y Emma son actores contratados por el programa de televisión para recrear la escena como un experimento social para probar a los clientes del restaurante. Todas sus reacciones habían sido filmadas por cámaras ocultas.

El hombre se alegró de que todo sea falso. En cuanto al “por qué enfrento a la madre”, le explicó a Quiñones: “Vivimos en una sociedad civilizada donde tenemos que cuidarnos unos a otros”.

La “familia de tres” representó la misma escena varias veces. En un momento dado, se sentaron en el mostrador, y las emociones aumentaron.

Un padre, sentado junto a ellos, escuchó la interacción y reaccionó de la manera más hermosa.

Echa un vistazo a la respuesta increíblemente compasiva del padre en el video a continuación.

Todos los niños merecen un hogar feliz, y como padres, tenemos la responsabilidad de crear un hogar donde los niños, ya sean de crianza o biológicos, se sientan seguros y amados.

Mira el video a continuación:

Para ver el siguiente video puedes activar los subtítulos en español en tu navegador, en la barra de abajo a la derecha (Configuración >>> Subtítulos >>> Inglés >>> Subtítulos >>> Traducir automáticamente >>> Español).

Esta adorable abuela quiso hacerle un regalo especial a su nieta por todo su sacrificio

¿Te gustó esta historia? Entonces compártela con tus contactos y haz que las buenas noticias lleguen a todo el mundo.

TE RECOMENDAMOS