Colombia: Rescatan a 125 niños, secuestrados o reclutados por las guerrillas, en lo que va del año

Por Anastasia Gubin - La Gran Época
17 de Septiembre de 2019 Actualizado: 17 de Septiembre de 2019

Más de un centenar de niños y adolescentes colombianos, que guerrillas como las FARC y el ELN secuestraron como extorsión o para reclutar nuevos combatientes, fueron rescatados en 2019 y tienen una nueva oportunidad.

Los menores están siendo incluidos en un programa del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, donde se acogen a beneficios salud, educación, y alimentación.

En los primeros ocho meses de este año, 125 menores de edad víctimas de reclutamiento Ilícito ingresaron al programa de atención especializado para el restablecimiento de sus derechos, informó el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar el 16 de septiembre, durante la firma de un convenio con el Ejército para fortalecer la protección de la niñez.

Desde 1999, 6732 menores de edad que escaparon o fueron rescatados de las guerrillas fueron acogidos por el Instituto, de los cuales hoy atiende a 230 en sus recintos, según cifras dadas por la directora de la institución, Juliana Pungiluppi.

Indígenas de la etnia Nasa queman uniformes arrebatados a guerrilleros del ELN en Corinto, departamento del Cauca, Colombia, el 6 de julio de 2018. (Luis Robayo/AFP/Getty Images)

En agosto trascendió el caso de un niño indígena de dos años acogido por la institución, que fue arrebatado de los padres el 26 de abril, después de que ellos decidieron desvincularse de la Estructura Décima de las FARC, como medida de presión para que retornasen a la brigada.

El Coronel Arnulfo Traslaviña dijo que allanaron un inmueble en Arauquita donde encontraron al pequeño después de 100 días de estar retenido.

También está el caso de una joven guerrillera de 17 años de edad, alias Nicole, que fue raptada cuando tenía 10 años y logró escapar en 2008 con tres meses de embarazo, para evitar que la sometieran a un aborto.

Nicole se entregó al ejército llevando en sus manos 10 kilogramos de explosivos que debía hacer estallar al paso de un convoy militar. La adolescente quedó protegida por el Ejército en el Instituto Colombiano de Bienestar.

Algunos jóvenes relatan que entraron a las guerrillas motivados por las circunstancias, pensando en una mejor vida, pero luego cuando se arrepintieron no tenían la opción de retirarse.

“Deje de soñar, extrañé muchas cosas, como mi abuela, mi familia mis primos”, dijo una adolescente rescatada y atendida por el Instituto de Bienestar, en declaraciones difundidas por Mi familia TV.

“Me deje influenciar por un miliciano que me dijo que la vida era muy buena (…) obviamente me equivoqué porque fue mi peor decisión. Me tocaba arranchar, prestar guardia, lo tratan muy mal si uno no quiere hacer algo. Por ejemplo ahí hay muchos hombres que si uno no se iba a la cama con ellos empezaban a acusarlo con el jefe, hacerle prestar guardia y todo eso”, declaró la exguerrillera.

En 2008 otra joven que estuvo cinco años con las FARC escapó con un niño de cuatro años raptado por la guerrilla, al quien le tocó cuidar durante seis meses. Preocupada por el futuro del menor, después de huir caminando 24 horas logró entregarlo a las autoridades y devolverlo a su familia. La joven fue acogida por el Instituto.

El Instituto Colombiano de Bienestar Familiar dice que recibió un promedio de 24 menores mensuales en 2017. Para el 2018 esta cifra bajó a 16 ingresos mensuales y para 2019 se reporta un promedio mensual de 15 ingresos.

“Si bien trabajamos articuladamente con el Ejército Nacional en la prevención del reclutamiento, se hace necesario la participación de todos los sectores para el desarrollo regional y la consolidación territorial”, dijo Juliana Pungiluppi.

El 16 de septiembre Pungiluppi firmó un convenio con el Ejército para desarrollar procesos de formación y capacitación en promoción y prevención de violencias contra los menores con énfasis en violencia sexual, embarazo adolescente, trabajo infantil, violencia intrafamiliar o la explotación sexual comercial.

Además el convenio permitirá que todos los niños y adolescentes “regularicen su situación militar de manera prioritaria” e “impulse que los jóvenes con declaratoria de adoptabilidad puedan acceder a becas completas para cursar la carrera militar”, señaló.

***

A continuación

¿Qué hay detrás del empuje para eliminar fronteras?

TE RECOMENDAMOS