Columnista de 101 años deleita a lectores con historias locales y se niega a cobrar por su trabajo

George Jones no da señales de desgaste mental

Por Randy Tatano
03 de Abril de 2024 11:26 AM Actualizado: 03 de Abril de 2024 11:26 AM

En 1924, George Jones probablemente pasaba mucho tiempo tocando.

Claro que eso fue en 1924, cuando era un niño pequeño. En 2024, este veterano de la II Guerra Mundial de 101 años pasa mucho tiempo escribiendo columnas para el periódico local. Puede que necesite un andador para desplazarse por su centro de vida asistida de Monroeville, Alabama, y que su voz tenga algo de cascajo, pero su cerebro no depende de la Seguridad Social. “Agudo como una tachuela” es un término que se aplicaría perfectamente al Sr. Jones.

Es posible que sea el periodista en activo más viejo del país. O de cualquier otro lugar.

Lo más sorprendente es que el Sr. Jones no empezó a escribir hasta pasados los 70 años.

“Suspendí la jubilación el primer año después de vender mi negocio”, dijo. Ni siquiera había trabajado en un campo relacionado con la escritura o algo creativo, sino que era propietario de una empresa mayorista de suministros. Pero como muchos que necesitan algo que hacer en la jubilación, descubrió que le gustaba escribir sobre historia familiar. Empezó a leer su trabajo a su mujer, que le pidió que escribiera más.

En 1996, conoció a un editor local, compartió algunos de sus trabajos y le pidieron que aportara más. Desde entonces, sus historias sobre la ciudad natal son de lectura obligada en el periódico local, el Monroe Journal.

Bueno, hubo un breve periodo en el que un nuevo editor de fuera de la ciudad acabó con su columna, pero algunas reacciones de los suscriptores locales pusieron fin rápidamente a ese experimento: “Alguna mujer fue al periódico y se lo soltó”.

Habla de su tiempo en el servicio, sirviendo como teniente primero en el ejército de George Patton. “Pasé 93 días en combate en la Batalla de las Ardenas”, dice. Pero la mayoría de sus historias tratan sobre su ciudad natal y las experiencias de épocas que pocos recuerdan. En cierto modo, el Sr. Jones es un pedacito de historia viviente, que comparte relatos sobre la gente que conoció y la vida de antaño.

A sus 101 años, el columnista George Jones es “agudo como una tachuela”. (Cortesía de George Jones)

Se niega a cobrar por su trabajo, aunque el editor se pasa todos los años por allí con una paga extra de Navidad. Escribir es algo más que pasar el tiempo. “He disfrutado y me he relacionado con gente gracias a ello. Tendría que decir que mi éxito se debe a que no escribo nada despectivo”, afirma. En realidad, su éxito se debe a que escribe muy bien.

Y si piensa que el Sr. Jones es de la vieja escuela, que cambia las cintas de la máquina de escribir y utiliza papel carbón, se equivoca. Crea sus columnas como cualquier otro escritor de hoy, utilizando un ordenador, investigando en Internet y enviando su trabajo por correo electrónico a su editor.

Tuvo un indicio de su futuro lejano cuando tenía 10 años. “Puede que se me haya dado un pequeño talento”, dice. Su profesor encargó a los alumnos que escribieran una redacción. Después de entregar la suya, el profesor le llamó delante de la clase. Recuerda que le dijo: “¿Lo has escrito tú o tu madre? Porque se lo he enseñado a otros dos profesores. No eres lo bastante listo para hacer esto”. Pero ese talento permaneció latente durante más de 60 años.

El Sr. Jones, aunque muy humilde sobre su trabajo, tiene pruebas de que llega a los lectores. “Tengo tres carpetas llenas de cartas de la gente”, dice. Acaba de terminar una serie sobre la Segunda Guerra Mundial y ha recibido más de 100 respuestas.

Cuando le preguntaron si alguna vez había escrito ficción, contó la historia de una obra inédita. Resulta que quizá pensó que era demasiado joven e inexperto. “Escribí una novela. Tenía 94 años”.

No muestra signos de desgaste mental, así que seguirá escribiendo su historia semanal. A su edad, por utilizar un viejo término periodístico, cada edición es un extra.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo clic aquí


 

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.