Comienza ensayo humano de la vacuna contra el virus del PCCh en Reino Unido

Por Zachary Stieber
23 de Abril de 2020
Actualizado: 23 de Abril de 2020

Un ensayo clínico para una posible vacuna contra el virus del PCCh comenzó aplicarse a pacientes del Reino Unido el jueves, dijo un alto funcionario del gobierno.

“Estoy encantado de que hoy se estén realizando las primeras pruebas en humanos de una vacuna contra el coronavirus aquí en el Reino Unido”, dijo el secretario estatal de Salud y Asistencia Social, Matt Hancock, en una declaración en vídeo.

Hancock, también diputado por West Suffolk, destacó que los funcionarios “tenemos los dedos cruzados para que esto vaya bien”.

La vacuna propuesta fue desarrollada por la Universidad de Oxford, que no respondió inmediatamente a una solicitud de más información. Tres investigadores principales dijeron en un comunicado el martes que el ensayo comenzaría esta semana. Está siendo dirigido por el Instituto Jenner y el Grupo de Vacunas de Oxford.

Los investigadores anunciaron el mes pasado que comenzaron a evaluar a los voluntarios de salud para el ensayo, quienes analizarán la seguridad y la eficacia de la vacuna.

“Este estudio tiene como objetivo evaluar si las personas sanas pueden ser protegidas de COVID-19 con esta nueva vacuna llamada ChAdOx1 nCoV-19. También proporcionará información valiosa sobre los aspectos de seguridad de la vacuna y su capacidad para generar buenas respuestas inmunológicas contra el virus”, informó el equipo de investigación en su blog.

La vacuna está hecha del virus ChAdOx1, una versión más débil del adenovirus del resfriado común, que fue modificado genéticamente para que no pueda reproducirse en los seres humanos.

A este adenovirus modificado se agregó un material genético de construcción llamado glicoproteína Spike, para hacer proteínas del virus del PCCh (Partido Comunista Chino). El objetivo es que la vacuna desencadene una respuesta inmunológica a la proteína, para que ayude al cuerpo a impedir que el virus entre en las células humanas.

Se reclutarán hasta 1102 personas en los centros de estudio de Oxford, Southampton, Londres y Bristol. Algunos recibirán la nueva vacuna mientras que otros recibirán una vacuna diferente, MenACWY, usada para proteger contra la meningitis y la sepsis, que servirá como grupo de control.

Micrografía electrónica de barrido coloreada de una célula apoptótica (roja) muy infectada con partículas del virus del PCCh (amarilla). Imagen capturada en el NIAID Integrated Research Facility (IRF), en Fort Detrick, Maryland, publicada el 2 de abril de 2020. (NIAID)

Diez voluntarios serán reclutados por separado y recibirán dos dosis de la vacuna de COVID-19 con cuatro semanas de diferencia.

El primer día del ensayo, un voluntario será vacunado con ChAdOx1 nCoV-19 y el otro con MenACWY. La pareja será monitoreada durante 48 horas.

Otros seis participantes serán vacunados al tercer día y serán monitoreados por 48 horas antes de que la prueba progrese para vacunar a un mayor número de voluntarios.

Los participantes recibirán un diario para registrar cualquier síntoma que hayan experimentado en los siete días después de recibir la vacuna y se les pedirá que anoten si se sienten mal durante las tres semanas siguientes. Los voluntarios asistirán a una serie de visitas de seguimiento.

Los datos para evaluar si la vacuna funciona podrían estar entre dos y seis meses, dependiendo del nivel de transmisión en la comunidad. Si la vacuna no funciona, el equipo planea revisar lo que sucedió, examinar enfoques alternativos y potencialmente detener el programa.

“El equipo de Oxford tuvo una experiencia excepcional en la respuesta rápida a la vacunación en el caso del brote de Ebola en África Occidental en 2014”, dijo el profesor Adrian Hill, director del Instituto Jenner de la Universidad de Oxford, en una declaración anterior. “Este es un desafío aún mayor. Las vacunas se están diseñando desde cero y avanzan a un ritmo sin precedentes. El próximo ensayo será crítico para evaluar la viabilidad de la vacunación contra el COVID-19 y podría conducir a un despliegue temprano”.

El académico Andrew Pollard, destacó que “el inicio de los ensayos clínicos es el primer paso en los esfuerzos para averiguar si la nueva vacuna que se está desarrollando en la Universidad de Oxford funciona y puede desempeñar con seguridad un papel central en el control del coronavirus pandémico que está barriendo el mundo”.

Varias otras vacunas ya se encuentran en ensayos con humanos, incluidas las desarrolladas por la empresa estadounidense Moderna e Inovio Pharmaceuticals.

Aunque la vacuna ChAdOx1 no está cerca de estar lista, ya se está produciendo.

“La escala de esta epidemia plantea un enorme desafío para la fabricación de la vacuna”, indicó la Dra. Sandy Douglas, quien está liderando el proyecto de ampliación de la fabricación de la vacuna, en un comunicado esta semana. “Necesitamos seguir rigurosos estándares de seguridad y eso lleva tiempo. Al empezar de inmediato a trabajar en una fabricación a gran escala, esperamos acelerar la disponibilidad de una vacuna segura y de alta calidad”.

Siga a Zachary en Twitter: @zackstieber

¿Sabía que somos independientes?

The Epoch Times es independiente de cualquier influencia de las corporaciones, gobiernos o partidos políticos. Nuestro único objetivo es brindar a nuestros lectores información precisa y ser responsables ante el público.

Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo


A continuación

Documentos filtrados: China continúa ocultando nuevos casos en Wuhan

TE RECOMENDAMOS