Excomisionado de policía de Nueva York “emocionado y atónito” después del perdón de Trump

Por Katabella Roberts
20 de Febrero de 2020
Actualizado: 20 de Febrero de 2020

El antiguo comisionado del Departamento de Policía de Nueva York, Bernard Kerik, reveló el 18 de febrero cómo se enteró que, después de estar tres años tras los barrotes, saldría beneficiado por un indulto que el presidente Trump concedería a condenados por delitos graves.

Kerik, quien sirvió como encargado del Departamento de Policía de Nueva York (NYPD) durante el mandato del alcalde Rudy Giuliani entre 2000 y 2001, dijo a ABC News que estaba en Florida el martes cuando recibió una llamada inesperada alrededor de las 12 p.m., que le dijo “aguarde al presidente”.

“Se puso al teléfono y [dijo]: ‘Mientras hablo con usted, estoy firmando un indulto presidencial completo en su nombre'”, dijo Kerik que el presidente Trump le comentó, añadiendo: ‘Esto eliminará su historial’”.

El excomisionado del NYPD dijo que había escuchado rumores de que Trump podría perdonarlo, pero que siempre los había “desestimado”.

“Me agradeció por mi servicio, me dijo que siguiera con mi vida”, contó Kerik al medio, y agregó que todo el evento lo había dejado “bastante emocionado, algo atónito”.

El expolicía dijo que se sentía “genial” con respecto al indulto y que “mucha gente no se da cuenta de que, con una condena federal, se pierden muchos derechos civiles y constitucionales”. “Este presidente entiende eso”, agregó.

Kerik, quien fue comisionado de policía durante los ataques del 11 de septiembre, dijo que “siempre tuvo un enorme respeto por Donald Trump”, particularmente después de los devastadores eventos del 11 de septiembre.

“Bajó varias veces al área y ayudó a motivar a los hombres y mujeres que trabajaban allí. Envió gente allí para ayudar y donar”.

Kerik, veterano del ejército, se declaró culpable en 2009 de ocho delitos graves, incluido fraude fiscal y mentir a la Casa Blanca mientras era examinado para ejercer el cargo de jefe de Seguridad Nacional en 2004, bajo la administración del presidente George W. Bush.

Los fiscales dijeron que entre 1999 y 2000, cuando Kerik fue comisionado del Departamento Correccional, aceptó más de 255,000 dólares en renovaciones para su departamento del Bronx, por parte de contratistas de Nueva York, a cambio de hablar con los funcionarios de la ciudad en su nombre.

También fue acusado de proporcionar “respuestas falsas y engañosas”, relacionadas con las renovaciones a su departamento cuando fue interrogado por funcionarios de la Casa Blanca, después de que el presidente George W. Bush lo nominara para el puesto de Seguridad Nacional.

El expolicía dijo que había solicitado previamente un indulto a la administración Obama, pero que nunca había recibido respuesta. Fue liberado de la prisión federal en 2013 por buen comportamiento, después de cumplir tres años de condena.

La Casa Blanca anunció, el 18 de febrero, que Trump firmó una Concesión Ejecutiva de Clemencia otorgando un indulto completo a Kerik, diciendo que; “valientemente dirigió la respuesta heroica del Departamento de Policía de Nueva York a los horribles ataques del 11 de septiembre de 2001”, y que “encarnaba la fuerza, el coraje, la compasión y el espíritu de la gente de Nueva York y esta gran nación”.

Según la declaración, Kerik se ha centrado en mejorar la vida de los demás, incluso como un apasionado defensor de la justicia penal y de la reforma de reincorporación de prisioneros, desde su condena.

“Sus 30 años de servicio, en el ámbito de la aplicación de la ley y su mandato como comisionado del Departamento de Correcciones de la Ciudad de Nueva York, le han dado una comprensión y perspectiva únicas sobre la justicia penal y la reforma de reincorporación de prisioneros, y él sigue siendo un contribuyente invaluable para estos esfuerzos”.

Trump también firmó concesiones ejecutivas de clemencia que otorgan indultos completos a las siguientes personas el martes: Edward DeBartolo, Jr., Michael Milken, Ariel Friedler, Paul Pogue, David Safavian y Angela Stanton.

Además, el presidente firmó concesiones ejecutivas de clemencia, otorgando conmutaciones a Rod Blagojevich, Tynice Nichole Hall, Crystal Muñoz y Judith Negron.

*****

Historias de convicción:

Trabajó para la mafia y fue un adicto durante décadas, al fin se libera con ayuda de la meditación

TE RECOMENDAMOS