Cómo crear su propia pasta de dientes natural de alta calidad

Serie de productos para el cuidado personal (Parte 3)

Por Sina McCullough
23 de Noviembre de 2023 3:35 PM Actualizado: 23 de Noviembre de 2023 6:53 PM

En esta serie, exploramos cómo aprovechar los poderes curativos de la naturaleza a través de productos caseros para el cuidado personal. En el proceso, también evitamos los efectos secundarios de los aditivos químicos, las fragancias artificiales y los conservantes tóxicos de los productos comerciales.

En este artículo, analizamos los peligros potenciales de las sustancias químicas que se encuentran en algunas pastas dentales compradas en tiendas, así como las ventajas de formular las suyas propias. Se ofrecen dos recetas totalmente naturales adaptadas a las necesidades de blanqueamiento dental y reequilibrio del microbioma oral.

Desvelando los peligros de la pasta de dientes convencional

Algunas de las sustancias químicas potencialmente nocivas que acechan en algunos dentífricos comerciales son las siguientes:

-Dióxido de titanio: Un mineral insoluble utilizado para blanquear la pasta de dientes; el dióxido de titanio fue clasificado por la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer como “posiblemente cancerígeno para los seres humanos“. La determinación se basó en parte en estudios que informaban de tumores pulmonares en ratas tras inhalar dióxido de titanio, así como en pruebas de absorción de dióxido de titanio por el tracto gastrointestinal humano.

-Colorantes artificiales: Los colorantes artificiales, incluido el azul nº 1, se añaden habitualmente a los dentífricos para aumentar su atractivo. Sin embargo, según una revisión científica del 2021 publicada en Advances in Nutrition, el azul nº 1 es una posible neurotoxina y puede tener efectos citotóxicos y genotóxicos. El déficit de atención y la hiperactividad en los niños también se asociaron con el Azul Nº 1.

-Antimicrobianos: Los agentes antimicrobianos, como el fluoruro de estaño y el monofluorofosfato de sodio, se utilizan ampliamente en los dentífricos comerciales. Pueden ayudar a prevenir la placa y la gingivitis; sin embargo, el uso diario de antimicrobianos suscita preocupación por el fomento de la resistencia bacteriana a los antibióticos.

-Lauril sulfato sódico (SLS): El SLS, el detergente o agente espumante más utilizado en los dentífricos, puede provocar irritación y sensibilidad en la boca, alterando el delicado ecosistema bucal.

Por ejemplo, la revista American Journal of Dentistry publicó una revisión en 2022 en la que se informaba de que el SLS puede provocar “irritación o inflamación” de la boca y la lengua, así como “ulceraciones y reacciones tóxicas en la cavidad bucal”.

Según un estudio publicado en el European Journal of Oral Sciences, el SLS “aumentó significativamente la incidencia de descamación de la mucosa oral (descamación del interior de la boca).”

-Edulcorantes artificiales: Utilizados para realzar el sabor, los edulcorantes artificiales como la sacarina y el sorbitol pueden alterar el microbioma y provocar problemas de salud.

Se notificaron cambios en la microbiota intestinal que resultan en disbiosis intestinal y alteraciones del metabolismo de la glucosa tras la ingestión de sacarina, según un estudio del 2019 publicado en Advances in Nutrition.

El sorbitol puede contribuir a la lesión de los vasos sanguíneos y los nervios en pacientes diabéticos. El sorbitol también puede acumularse dentro de las células del cristalino, lo que resulta en estrés osmótico y ruptura de la fisiología normal del cristalino, lo que potencialmente desencadena la formación de cataratas en diabéticos, según un estudio del 2019 publicado en Scientific Reports.

-Fluoruro: El flúor en exceso puede ser tóxico para las células nerviosas y renales, según una revisión científica publicada en 2018 por Preventive Nutrition and Food Science. El fluoruro sistémico puede pasar al cerebro y conducir a un menor coeficiente intelectual durante el desarrollo temprano, según un estudio del 2019 publicado en Environmental Health. Incluso pequeñas dosis de fluoruro demostraron efectos negativos sobre la función tiroidea, el sistema esquelético y el sistema reproductivo. El exceso de flúor también puede provocar fluorosis dental (manchas blancas o marrones en los dientes), especialmente en niños durante los años de formación de los dientes.

Puede evitar estas sustancias químicas nocivas y proteger su salud de los riesgos potenciales asociados a la exposición a largo plazo elaborando su propio dentífrico.

Beneficios de fabricar su propia pasta de dientes

Al adoptar la pasta de dientes natural, desbloqueará una gran cantidad de beneficios más allá de la seguridad sin productos químicos, incluyendo los siguientes:

Ahorro de costes en tiempos de inflación: Los ingredientes naturales utilizados en la pasta de dientes casera suelen ser más asequibles cuando se compran al por mayor, además que se evitan en los precios actuales. Reutilizar los envases también reduce costes.

Este artículo incluye dos recetas de dentífricos elaborados con ingredientes ecológicos: Blanqueamiento y Salud bucal.

Utilizando los precios actuales al por mayor, la receta de la pasta de dientes Blanqueadora cuesta 50 céntimos por onza, que es menos cara que la mayoría de las pastas de dientes blanqueadoras convencionales compradas en tiendas y que la mayoría de las pastas de dientes ecológicas compradas en tiendas.

La receta Salud Bucal cuesta 1 dólar la onza, lo que es menos caro que la versión premium de la mayoría de las marcas convencionales. Su precio es comparable al de las versiones básicas de esas marcas convencionales; sin embargo, como la receta de Salud Bucal utiliza ingredientes orgánicos, usted paga un precio similar por un producto de mayor calidad.

Fórmulas personalizables: Experimentando con ingredientes naturales, como los aceites esenciales, puede adaptar su pasta de dientes a sus necesidades y preferencias.

Enfoque ecológico: Crear su propia pasta de dientes contribuye a la sostenibilidad al reducir la demanda de envases de un solo uso.

Recetas de dentífricos naturales DIY

A continuación se presentan dos recetas sencillas que aprovechan los ingredientes naturales para promover la salud bucal:

Aceite de coco

Como antiinflamatorio y antimicrobiano, el aceite de coco puede ayudar a reequilibrar su microbioma oral y reducir el riesgo de enfermedad periodontal. El aceite de coco puede disminuir la formación de placa y la gingivitis inducida por placa, según un estudio publicado en 2015.

Arcilla de bentonita

Rica en minerales y no demasiado abrasiva, la arcilla de bentonita es un pulidor natural de los dientes. Tiene propiedades antibacterianas y puede modular la respuesta inmunitaria del organismo, así como inhibir el crecimiento de algunas células cancerosas humanas, según un estudio publicado en 2017 por el Iranian Journal of Public Health.

Aceites esenciales

Estos aceites naturales añaden sabor a la pasta de dientes casera a la vez que aportan beneficios para la salud bucodental. El clavo, por ejemplo, contiene propiedades antivirales y es tan eficaz como la nistatina, un medicamento comúnmente recetado para manejar las infecciones por hongos de la boca, según un estudio publicado en Oral Microbiology and Immunology.

El aceite esencial de corteza de canela puede disminuir la caries dental y la formación de placa, según un estudio publicado en Journal of Clinical and Diagnostic Research.

Bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio, conocido como blanqueador de dientes, razón por la que se utiliza en las principales marcas comerciales, tiene propiedades antibacterianas y puede eliminar la placa. También es alcalino, lo que ayuda a neutralizar los ácidos y mantener el pH adecuado para la prevención de la caries dental. Según se informa, el bicarbonato de sodio dificulta la inflamación y ayuda a curar la enfermedad periodontal.

Unas palabras sobre la calidad de los ingredientes

Utilice ingredientes ecológicos siempre que sea posible. Orgánico significa que el cultivo no fue modificado genéticamente ni rociado con fertilizantes o pesticidas sintéticos.

Para reducir costes, a veces se adulteran los aceites esenciales añadiendo un aceite similar pero más barato o diluyendo el aceite natural con diversos aceites disolventes. En 2023, ConsumersAdvocate.org analizó 11 muestras de aceite esencial de menta y, al parecer, cuatro estaban adulteradas. Por lo tanto, elija aceites esenciales que sean orgánicos, que no contengan aditivos ni productos químicos sintéticos y que hayan sido analizados para detectar metales pesados, microbios y glifosato.

Receta 1: Pasta de dientes para blanquear

Ingredientes:

– 4 cucharadas de aceite de coco prensado en frío y sin refinar
– 4 cucharadas de bicarbonato de sodio
– 10 gotas de aceite esencial de canela o menta

Instrucciones:

Derretir el aceite de coco y dejar enfriar ligeramente.

Combine el bicarbonato de sodio con el aceite de coco derretido hasta que se mezclen bien.

Añada el aceite esencial de menta para darle un sabor refrescante.

Pasar la mezcla a un tarro de cristal pequeño y cerrar bien la tapa. Mantener alejado de la luz solar directa y del calor.

Modo de empleo: Aplicar una cantidad del tamaño de un guisante al cepillo de dientes, mojarlo con agua filtrada y cepillarse los dientes. Si el dentífrico parece demasiado arcilloso, vuelva a mojar el cepillo con agua filtrada.

No escupa la pasta por el fregadero. El aceite de coco se solidifica a temperatura ambiente y, por tanto, puede obstruir los desagües. En su lugar, escupa la pasta de dientes en una papelera.

Receta 2: Pasta de dientes para reequilibrar la salud bucal

Ingredientes:

-3 cucharadas de arcilla de bentonita alimentaria
-2 cucharadas de aceite de coco
-8 gotas de aceite esencial de canela
-5 gotas de aceite esencial de clavo
-1 cápsula de probiótico (opcional)

Instrucciones:

Abrir la cápsula de probiótico y vaciar el contenido en un bol de cristal grande. Añada el resto de ingredientes y mézclelos con una cuchara de madera hasta que estén bien mezclados. La pasta de dientes debe tener una consistencia sólida como la plastilina.

Transfiera la mezcla a un tarro de cristal pequeño y cierre bien la tapa. Mantener alejado de la luz solar directa y del calor, ya que el aceite de coco se derrite.

Modo de empleo: Aplique una cantidad del tamaño de un guisante al cepillo de dientes, mójelo con agua filtrada y cepíllese los dientes. Si el dentífrico parece demasiado arcilloso, vuelva a mojar el cepillo con agua filtrada. No escupas la pasta por el fregadero. El aceite de coco se solidifica a temperatura ambiente y, por tanto, puede obstruir los desagües. En su lugar, escupa la pasta de dientes en una papelera.

Contraindicaciones y precauciones

Las mujeres embarazadas o en periodo de lactancia, los niños menores de 2 años y cualquier persona que consuma medicamentos con receta deben consultar a su médico antes de utilizar aceites esenciales.

El aceite de menta está contraindicado en niños menores de dos años. La menta piperita puede interactuar con algunos medicamentos de venta con receta, como la ciclosporina, los medicamentos para reducir la acidez, los medicamentos para la úlcera, los bloqueadores de los canales de calcio y otros medicamentos utilizados para la hipertensión o la tensión arterial alta. Las personas con hernia de hiato, enfermedad por reflujo gastroesofágico, diarrea o una afección en la que el estómago no produce suficiente ácido deben consultar con un médico antes de consumir menta.

El aceite esencial de clavo está contraindicado en niños menores de 2 años. El aceite de clavo contiene una sustancia química llamada eugenol que ralentiza la coagulación de la sangre. Por lo tanto, el aceite de clavo podría provocar hemorragias en personas con trastornos hemorrágicos, ralentizar la coagulación de la sangre tras una intervención quirúrgica o interactuar negativamente con medicamentos anticoagulantes o antiagregantes plaquetarios. Tomar clavo junto con medicamentos para la diabetes podría provocar una bajada excesiva del azúcar en sangre.

El aceite esencial de canela puede interferir con los medicamentos para la diabetes, así como con el control de la glucemia durante y después de una intervención quirúrgica.

Antes de utilizar las recetas de este artículo, consulte a su médico para asegurarse de que los ingredientes se ajustan a sus necesidades de salud específicas. Antes de usarlas, compruebe siempre si hay sensibilidades o reacciones adversas aplicando sólo una pequeña cantidad de producto. No utilice estas recetas si es alérgico o sensible a alguno de los ingredientes.

Reflexiones finales

A medida que nos embarcamos en nuestro viaje para crear productos de cuidado personal hechos por nosotros mismos, recuerde investigar y experimentar con ingredientes que resuenen con sus necesidades únicas. Compre al por mayor siempre que sea posible y adquiera ingredientes ecológicos. Su boca se merece los mejores ingredientes naturales que contribuyan a su salud y bienestar para que pueda disfrutar de su brillo natural.

A continuación: Prepare un tratamiento revitalizante para su piel, sin aditivos tóxicos.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.