¿Cómo masajear sus orejas para mejorar la salud?

22 de Julio de 2016 Actualizado: 22 de Julio de 2016

Generalmente, masajear las orejas por la mañana y por la noche ayuda a aliviar el dolor de cabeza, calmar los nervios y prevenir la sordera, entre otros efectos.

La oreja no es sólo un órgano para escuchar los sonidos del exterior, sino también un órgano del equilibrio. La medicina china considera que “la esencia del riñón está en los oídos“; los riñones debilitados pueden causar sordera y zumbidos en los oídos; por eso la arteriosclerosis a menudo aparece después de la sordera. Las orejas también tienen que ver con la longevidad: si el lóbulo de una persona es liso, sin pliegues, tiene buena salud; si tiene pliegues, la salud es pobre.

El masaje regular en las orejas no solo mejora la audición y el equilibrio, sino que también fortalece la salud. El método es simple y no tiene efectos secundarios. Si uno puede mantener la costumbre de masajearse las orejas, los resultados serán evidentes.

Lo bueno de estos ejercicios es que se pueden hacer en cualquier momento y lugar sin llamar atención.

  1. Frote las dos manos para calentarlas y luego frote suavemente las orejas con sus palmas de arriba hacia abajo. Luego frótelas con un movimiento circular de adelante hacia atrás hasta que las orejas se enrojezcan y se sientan calientes.
  2. Con el pulgar y el dedo índice tire suavemente de los dos lóbulos hacia abajo 50 veces, después tire hacia adelante y hacia atrás otras 50 veces.
  3. Inserte el dedo meñique en los canales externos, rote el dedo hacia un lado y el otro unas 50 veces.
  4. Apriete y suelte rápidamente, como golpeteos de tambor. Haga 50 juegos.
  5. Cierre los cuatro dedos y colóquelos detrás de las orejas. Empuje suavemente hacia delante y relaje. Repita 50 veces.

Hay masajes de orejas específicos para ayudar a prevenir enfermedades y dolencias:

  1. Con el pulgar y el índice masajee y moldee el trago de la oreja hasta que se sienta dolor y se hinche. Esto previene los dolores de cabeza, mareos, insomnio, enfermedades de vasos sanguíneos del cerebro y desórdenes cerebrales.
  2. Con el dedo índice, masajee la parte posterior del lóbulo. Esto puede prevenir los resfríos, rinitis, faringitis, palpitaciones, dolor de cabeza y mareos.
  3. Con el dedo índice frote la parte posterior de la oreja. Esto genera calor y reduce la presión sanguínea; despeja el cerebro y la vista.

 

TE RECOMENDAMOS