¿Cómo sigue el flujo migratorio en España?

12 de Julio de 2015 Actualizado: 12 de Julio de 2015

BARCELONA, España –  Según resultados provisionales del estudio publicado el 25 de junio de 2015 por el Instituto Nacional de Estadística (INE) sobre migraciones en España, el ritmo de descenso de la población durante el año 2014 fue de un 30% con respecto al año anterior.

Esta operación estadística tiene como fin la medición de las migraciones que tienen lugar entre España y el resto del mundo y entre las diferentes regiones españolas, desagregadas según las variables: sexo, edad, año de nacimiento, nacionalidad y país de nacimiento del migrante, y origen y destino de la migración.

En términos relativos, durante 2014, la población en España se redujo un 0,16% frente al descenso del 0,46% registrado a lo largo de 2013. Aumentó el número de españoles en 156.872 personas y el de extranjeros disminuyó en 229.207. Hubo más nacimientos que defunciones y más emigraciones que inmigraciones.

La adquisición de la nacionalidad española por parte de más de 200.000 residentes también influyó en los resultados.

En la población extranjera, los mayores descensos en términos absolutos se produjeron en las poblaciones provenientes de Ecuador, Marruecos y Colombia.

Por edad, la población descendió en el grupo de 20 a 39 años y en los niños menores de cinco años. El dato es clave por cuanto representa una fuga de personas económicamente activas; la salida de niños también supone pérdida, son los que producirán mañana y crearán riqueza.

Por comunidades y ciudades autónomas, la población residente en España durante 2014 se redujo de forma generalizada. Principado de Asturias (-0,9%), Castilla y León (-0,7%), y Castilla La Mancha (-0,6%) registraron los mayores descensos relativos. Illes Balears (0,8%), Canarias (0,7%) y la ciudad autónoma de Melilla (0,9%), presentaron los mayores crecimientos.

Según el estudio del INE, el saldo migratorio con el exterior disminuyó en 102.309 personas. 307.035 personas procedentes del extranjero establecieron su residencia en nuestro país, mientras que 409.343 personas abandonaron España con destino al extranjero.

En cuanto a los españoles, el saldo migratorio con el exterior durante 2014 fue de –37.507 personas. La inmigración de españoles desde el extranjero aumentó un 27,3% respecto a 2013, mientras que la población española que emigró a otros países aumentó un 7,4%.

El saldo migratorio de los extranjeros fue de –64.802 personas. Los extranjeros llegaron a España desde otros países un 7,0% más que en 2013, y abandonaron el país un 28,0% menos.

Por nacionalidades, Marruecos (–12.314), Ecuador (–9.038) y, por encima de todas, Rumanía (–27.406), presentaron los mayores saldos negativos con más emigraciones que inmigraciones. Rusia y Venezuela destacan por tener el mayor flujo migratorio positivo con más inmigraciones que emigraciones.

Los españoles que volvieron al país desde el exterior en 2014 fueron 41.278 personas, más de la mitad habían nacido fuera de España. A destacar los 4.810 españoles que regresaron desde Venezuela (casi el doble de los que regresaron en 2013); habría que buscar las causas en el momento político y social que vive aquel país. Francia y Cuba se posicionan en segundo y tercer lugar. Por sexos, el reparto fue parejo.

¿A dónde emigraron los españoles? Reino Unido, Francia, Ecuador y Alemania fueron los principales países receptores de españoles. En el caso de Ecuador, se trataría de una migración de retorno de ecuatorianos que obtuvieron la nacionalidad española junto con sus hijos nacidos en España.

¿Qué extranjeros entraron en España? En mayor porcentaje rumanos (29.968), marroquíes (20.163) e italianos (14.955), principalmente.

¿Qué extranjeros abandonaron España? El flujo mayor de emigraciones se produjo en rumanos (57.373) y marroquíes (32.478), principalmente. Durante 2014 el volumen de población de extranjeros que emigró fue, en general, menor que en el año anterior.

Por edad y sexo, la emigración de extranjeros durante 2014 se concentró en las poblaciones de 20 a 49 años, con mayor proporción de hombres (población activa en busca de trabajo).

El estudio de las características de la población aporta datos muy importantes en todos los aspectos, y el análisis de los flujos migratorios puede ser un termómetro para entender lo que está ocurriendo en el país.

TE RECOMENDAMOS