Compras por pánico debido a ataque a Colonial Pipeline son una “locura”, dice distribuidor de gasolina

Por PATRICIA TOLSON
13 de Mayo de 2021
Actualizado: 13 de Mayo de 2021

Tras el ataque con un ransomware que detuvo temporalmente todas las redes de Colonial Pipeline, es importante entender cómo afecta la subsiguiente escasez de gasolina al ciudadano promedio.

“Es una verdadera locura”, dijo el presidente de Company Sunshine Gasoline Distributors, Inc., Maximo Alvarez, el miércoles a The Epoch Times. “He dado por lo menos diez entrevistas y en cada una de ellas, siempre les digo al principio y al final: ‘Por favor, díganle a la gente del sur de la Florida que no entre en pánico. Tenemos mucha gasolina’. Sin embargo, ni una sola emisora, ni un solo reportero ha mencionado a la gente de Florida: ‘Que no cunda el pánico. Tenemos mucha gasolina'”.

“Tenemos gente en Hialeah y Kendal, Florida, comprando gasolina en latas como si fuera una emergencia o un huracán. Es una verdadera locura. El problema que tenemos es que no tenemos suficientes camiones. Ahora mismo, las filas en Port Everglades son de entre dos horas y media y tres horas, simplemente porque la gente tiene pánico y nos estamos quedando sin gasolina en casi todas las estaciones. Tenemos mucho producto. Sigo intentando explicar a todo el mundo que por el hecho de que el gasoducto no funciona, todo el producto que entra en el gasoducto ha ido a parar a terminales acuáticas como Port Everglades en Fort Lauderdale y Tampa. La gente no entiende que tenemos un suministro enorme de gasolina en aquellos lugares donde el producto que no entrará en el gasoducto, lo estamos consiguiendo. Le he explicado a la gente que esto es un momento temporal que no tiene nada que ver con el suministro”.

“He hablado con expertos que me dicen que para el viernes este problema estará resuelto”, aseguró Alvarez a The Epoch Times. “Pero no, todo es cuestión de pánico. Los precios se van a disparar, no vas a tener gasolina. Es una locura. Es absolutamente una desinformación”.

Floridano: No estamos “sustentados por el oleoducto en cuestión”

“Es simplemente interesante ver filas en las bombas de gasolina e incluso estaciones de servicio completamente sin combustible en un estado que no es sostenido por el oleoducto en cuestión”, compartió Thomas Rummel con The Epoch Times”. Rummel vive en Florida y realiza un viaje de ida y vuelta de 115 millas entre su casa en Spring Hill y su oficina en el centro de Tampa.

“Alrededor del 15% de las gasolineras por las que he pasado esta mañana están completamente sin combustible”, explicó Rummel. “Anoche, de camino a casa, los coches daban la vuelta a la manzana de todas las estaciones por las que pasaba. Una vez más, ¿por qué? Colonial Pipeline no sostiene a Florida. La mentalidad de rebaño ha creado una escasez de un producto que abunda en el estado. Parece que los borregos del papel higiénico han cambiado su enfoque al combustible”.

La hija de Rummel, Brenna, vive en Carolina del Norte. Dijo a The Epoch Times que la escasez está teniendo un gran impacto en la gente que vive en su área.

“Mucha gente está teniendo problemas, y mucha gente ha pedido el día libre en su trabajo”, compartió Rummel, reticente a identificar su lugar de trabajo. “No pueden conseguir gasolina en ningún sitio. La gente está haciendo fila durante horas”.

Rummel trabaja en Holly Springs, Carolina del Norte, y vive en Benson, Carolina del Norte, a unos 26 kilómetros de distancia. “Así que conduzco unos 100 kilómetros al día. Pero eso es cuando estoy en casa. A veces estoy en casa de mi novio, que está en Dun, Carolina del Norte, y eso está a 45 minutos en coche de Holly Springs, a unas 42 millas. Así que son 80 millas por día”.

“La cosa es que, cuando busco gasolina, tengo que prestar atención a la cantidad que tengo para tener suficiente [para] el día siguiente y poder llegar al trabajo a la mañana siguiente. Tuve suerte esta mañana cuando encontré gasolina en un Sheetz cerca de mi trabajo en Holly Springs. Pero al mediodía se había agotado por completo. Tuve que ir a por gasolina a las 4 de la mañana porque a las 6 ya estaban llenos y con fila”.

“Sheetz”, explicó Rummel, “es como el Wawa de Carolina del Norte”.

“Básicamente, ayer, tenía la gasolina justa para ir y volver del trabajo”, dijo Rummel a The Epoch Times, “y no sabía si iba a conseguir algo porque todas las gasolineras tenían o bien ‘cero gasolina’, o bien unas cinco gasolineras que tenían ‘quizás’ algo. La gente está pidiendo el día en el trabajo porque no puede conseguir gasolina. Y la gente está llamando para intentar organizar viajes en Uber para ir al trabajo. Pero, eventualmente, Uber se va a quedar sin gasolina, y eso va a ser un problema”.

“En la mayoría de los lugares”, compartió Rummel, “los surtidores están completamente cerrados. Si no, estás esperando dos o tres horas para descubrir que no puedes conseguir gasolina”.

Un ciudadano de Carolina del Norte: “Creo que la gente está exagerando”

Rick Meyer, de New Burn, Carolina del Norte, cree que la gente está exagerando.

“Empezó el lunes y está de alguna forma influenciado”, dijo Meyer el miércoles. “No sé si es tanta la escasez debido al suministro de gasolina, ya que la gente está tratando de acapararlo. Ves a la gente llegar con bidones de gasolina y llenarlos también”.

Según GasBuddy Tracker, todas las gasolineras de New Burn, Carolina del Norte, excepto dos, informan de “opciones limitadas de combustible”. Las otras dos estaciones están reportando “sin combustible y energía”.

“Acabo de llegar a casa desde el gimnasio y he pasado por dos gasolineras”, añadió Meyer. “Una tenía gasolina y bastante fila. Era una Circle K. Y la otra no tenía nada de gasolina”.

Preguntado por cómo está afrontando la gente de su zona la escasez, Meyer dijo que no ha visto indicios de tensiones o problemas en las gasolineras.

“La gente está siendo educada”, dijo. “Creo que la gente está exagerando, para ser sincero”.

“En un par de semanas estaremos en plena temporada turística”, dijo Scheryl D. Gray, de Nags Head, Carolina del Norte, a The Epoch Times. “Acabamos de salir y no vimos demasiadas filas. Pero eso es porque se están quedando sin gasolina”.

“Salimos ayer por la tarde y conseguimos la nuestra”, dijo Gray. “Algo hizo clic y dije, ya sabes, será mejor que eche gasolina por si acaso. La gente estaba en todo Facebook diciendo: ‘No entres en pánico. Lo estás empeorando’. Es como la temporada de huracanes aquí. Cuando recibes un aviso real, te preparas. No te quedas parado. Tenemos un tanque por pieza, así que nos quedamos tranquilos. No vamos a viajar a ningún lugar extra al que no necesitemos ir. Solo vamos a esperar pacientemente y a ir a trabajar. Luego volveremos a casa. Vamos a ir a nuestro ritmo. Estoy tan cerca de todo que podría caminar. Solo le pedimos a Dios que no haya interrupción en la entrega de comida”.

“Una amiga mía me dijo que ayer por la tarde estaba echando gasolina y el tanque se detuvo. Se quedó sin gasolina. Tuvo que ir a otra gasolinera para completar su abastecimiento”.

“Algo que me pareció muy interesante”, añadió Gray, “salí ayer y varias gasolineras a unos 16 kilómetros de mí, unas cinco, tenían el mismo precio exacto, 2,79 dólares. Me pareció extraño, porque normalmente tienen un par de centavos menos aquí y allá. Pero todos tenían el mismo precio. Ahora son 2.85 dólares”.

Gray dijo que cuando uno vive en una zona que es azotada por huracanes todos los años, se acostumbra a la escasez de emergencia.

“Nos preparamos. Conseguimos nuestros alimentos no perecederos. Sabemos qué hacer. En el peor de los casos, si los camiones no llegan con alimentos, tenemos que conseguir los no perecederos”.

Pero, habiendo vivido en una zona propensa a los huracanes toda su vida, Gray dijo que “ya estaba en ese modo”.

Ciudadano de Virginia: “La gente está acampando en los surtidores”

“Todo lo que sé es que todas las estaciones de Charlottesville empezaron a agotarse ayer”, dijo Tony Elliott, de Crozet, Virginia, a The Epoch Times. “Entonces, alrededor de las 2 de la tarde de ayer, me di cuenta de que había una fila de coches alineados frente a mi casa y pensé que alguien había chocado. Cuando salí a comprobarlo, me di cuenta de que ¡estaban en la fila para echar gasolina en una tienda de la zona a unos 400 metros de mi casa!”.

Según GasBuddy, las gasolineras de Crozet, Virginia, están experimentando una importante escasez. “Se mantuvo así hasta las 8:30 de anoche, cuando se agotó cada gota que tenía la tienda”, dijo además Elliott. “Vivo en el campo, a unas 12 millas al oeste de Charlottesville, así que todos esos coches de la ciudad estaban tratando de arrasar con todas las tiendas de la zona. A la otra pequeña tienda de mi barrio le ocurrió lo mismo y solo venden gasolina sin etanol que la gente compra para cosas como cortadoras de césped, motosierras y coches antiguos que funcionan mejor con gasolina sin etanol. Hoy ninguna de las dos tiendas tiene gasolina”.

“Ambas tiendas se agotaron ayer”, añadió Elliott, “y no sé cuándo van a recibir un nuevo cargamento. Su precio era de 2.19 dólares el domingo y ahora es de 3.19”.

“Tengo un tanque lleno que llené a finales de la semana pasada y no tengo que ir a ningún sitio en los próximos uno o dos días”, dijo Elliott. “Así que tengo suficiente gasolina a menos que este lío se prolongue durante una semana o más”.

“La gente se está peleando en la ciudad”, compartió Sean Hughes, de Charlottesville, Virginia, con The Epoch Times el miércoles. Hughes es un contratista que pasa mucho tiempo en el camino.

“La gente está apareciendo con tanques de 50 galones”, dijo Hughes. “Están llenando jarras de leche, y nada de eso es legal. Pero todo el mundo se está quedando sin nada, así que todo el mundo lo está haciendo. Tiger Fuel ha dicho que aún no se ha agotado el diésel. Pero yo funciono con gasolina”.

Un aviso, publicado en la página web de Tiger Fuel, advierte que “Colonial Pipeline es la principal arteria en la que aseguramos todos nuestros productos de combustible”.

“Debido al cierre, todas las reservas de las terminales están agotadas y los suministros son limitados”, explica el aviso. “Junto con muchos puntos de venta de todo el sureste, muchas de nuestras gasolineras del mercado ya se han quedado sin combustible. El suministro se verá seriamente interrumpido durante las próximas semanas. Animamos a nuestros clientes a evitar viajes innecesarios mientras esperamos que The Colonial Pipeline restablezca el servicio operativo”.

“Pedimos disculpas por la interrupción y prometemos tener combustible para nuestros clientes tan pronto como esté disponible. Estamos comprometidos a servir a nuestra comunidad y actualizaremos a nuestros clientes a medida que esta situación progrese”.

“Todos los demás contratistas, no saben lo que van a hacer porque tienes varios camiones que son diésel, y no puedes conseguir combustible diésel”, añadió Hughes. “Así que la gente está acampando en los surtidores. La mayoría de las estaciones de servicio se han agotado”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS