Conagua: Niño en México se torna moderado a fuerte

20 de Junio de 2015 Actualizado: 21 de Junio de 2015

Expertos alertan sobre los escenarios climáticos que sufriría la República Mexicana en caso de que el “Niño” se presente intenso o moderado

Se prevén un 95% de probabilidad que continúe el evento del “El Niño” durante los meses de julio, agosto y septiembre del 2015 y aunque ahora se torna débil a moderada, este puede alcanzar una intensidad de Temperatura Superficial del Mar, (TSM), de moderada a fuerte, indicó, La Comisión Nacional de aguas (CONAGUA), el 19 de junio del 2015.

Según este Organismo oficial, hoy se están reflejando valores negativos de la intensidad de la temperatura del mar al sur de la región Pacífico Sur, así como en el Mar Caribe y parte del Golfo de México, asociados al paso de ciclones tropicales. Sin embargo los valores, ya se perfilan en positivos al norte y noreste del País.

El Centro de predicciones climaticas a su vez lanzó una advertencia previendo que “El Niño” continúe en el otoño del hemisferio Norte en el 2015, con una probabilidad de un 90 por ciento; y alrededor de 85 por ciento de que persista hasta el invierno del 2015-2016, dado que en mayo, todos los índices de El Niño estuvieron en exceso de +1.0 grados Celsius, en respuesta al progreso de la onda oceánica Kelvin, advirtió éste Organismo el 11 de junio.

El fenómeno del El Niño es un evento climático que se genera por el calentamiento de la temperatura superficial del mar. Actualmente se presenta en una región mucho más extensa, que va desde el Pacífico central (en la línea internacional de cambio de fecha, 180º) hacia el Pacífico tropical, del este a lo largo de la línea ecuatorial, indicó CONAGUA.

A su vez, este fenómeno conocido como El Niño – Oscilación del Sur o ENOS, tiene tres fases: Cálida (El Niño), Fría (La Niña) y Neutral. Su presencia es irregular y generalmente se muestra con ciclos de dos a siete años, señaló éste Órgano Oficial mexicano.

El comportamiento de El Niño es preocupante dado que al tener el Pacifico aguas más cálidas, el aire se torna ligero, haciendo que la atmósfera sea más inestable, generando ascenso de humedad, formación de nubes y por consecuencia, lluvias en algunas regiones. 

TE RECOMENDAMOS