Condado revierte medida santuario y ahora coopera con el ICE para detener indocumentados

Por Anastasia Gubin - La Gran Época
07 de Noviembre de 2019 Actualizado: 08 de Noviembre de 2019

El condado de Montgomery de Maryland, Estados Unidos, decidió revertir en parte una medida impuesta en julio que prohibía a agentes del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), el acceso a la prisión del condado para retirar a reclusos liberados que son inmigrantes indocumentados.

Los oficiales correccionales del condado de Montgomery fueron instruidos para otorgar una autorización al ICE para que puedan tener acceso a áreas de la cárcel.

Una condición que dio la administración de Marc Elrich, el nuevo ejecutivo de Montgomery, es “asegurar que las transferencias se lleven a cabo en un ambiente seguro”, dijo el viernes por la noche a Abc7 el portavoz del condado, según Wjla.

Otra condición, es que el ICE presente una orden de retención de inmigración y llegue a la prisión por un camino asignado a lo largo de Seven Locks Road en Rockville antes del tiempo de liberación programado del acusado.

Si el ICE no presenta la documentación adecuada o se queda atrapado en el tráfico, las autoridades de Montgómery continuarán liberando a los inmigrantes indocumentados sin importar el cargo, destaca el informe de Wjla.

El ejecutivo de Montgomery ha estado considerando revocar su prohibición para que el ICE tenga el acceso a la cárcel, después que en agosto, el caso de dos inmigrantes indocumentados acusados de violar a una niña de 11 años repetidas veces provocara conmoción en la sociedad por la situación de inmigración ilegal de los sospechosos y por la violencia de los actos.

Las autoridades dijeron que en este caso, uno de los sospechosos violó a la estudiante oralmente, vaginalmente y analmente en múltiples ocasiones. La víctima recordó incluso que ese mismo sospechoso “usó su teléfono celular para grabar en video a los dos teniendo relaciones sexuales”.

Según el ICE, ambos sospechosos, salvadoreños, estaban viviendo en Estados Unidos ilegalmente. Uno de ellos, Carlos Palacios-Amaya, de 28 años, fue expulsado de Estados Unidos en 2014 y volvió a entrar en una fecha desconocida. El segundo, Mauricio Barrera-Navidad, de 29 años, recibió una orden final de expulsión en 2016.

Los inmigrantes ilegales que han sido acusados recientemente de violación y/o delitos sexuales en el condado de Montgomery, Maryland, incluyen, desde arriba: Carlos Palacios Amaya, Mauricio Barrera Navidad, Kevin Mendoza, Nelson Reyes Medrano, Néstor López Guzmán , Oluwakayode Adebusuyi, Emilio Carrasco Hernández, Rodrigo Castro Montejo. (Departamento de policía del condado de Montgomery)

Cuando las autoridades los arrestaron el 25 y 26 de julio respectivamente, Elrich y los miembros del consejo del condado estaban defendiendo la nueva orden ejecutiva destinada a proteger a los inmigrantes indocumentados.

“Los funcionarios del condado impedirán intencionalmente los intentos del ICE de deportar a estos hombres, y una vez que sean liberados, serán libres para volver a amenazar la seguridad de los residentes más vulnerables del condado de Montgomery”, comentó el partido republicano del condado de Montgomery, según declaraciones recogidas por Abc7.

Políticas del condado santuario

El condado de Montgomery introdujo políticas llamadas ‘santuario’ en 2014, 2016 (pdf) y 2017 (pdf) pese a que la región es considerada un semillero para la pandilla MS-13.

El sheriff Chuck Jenkins dijo a La Gran Época, que las estadísticas muestran que “el crimen de la pandilla MS-13 ha aumentado [casi] un 70 por ciento en el condado de Montgomery”.

Muchos miembros de la pandilla MS-13 han ingresado al país cruzando la frontera suroeste ilegalmente y se les ha otorgado protecciones como menores no acompañados. Los miembros de las pandillas también apuntan a otros menores no acompañados para su reclutamiento, a menudo en las escuelas locales.

El ejecutivo del condado de Montgomery, Marc Elrich, dijo en una orden ejecutiva (pdf) en julio que las agencias del condado no pueden preguntar a las personas sobre su estado migratorio o ayudar a la Oficina de Inmigración y Aduanas.

“La Orden Ejecutiva de Promover la Confianza de la Comunidad tiene como objetivo reafirmar la política actual del condado y mejorar la seguridad de la comunidad garantizando que las comunidades inmigrantes y vulnerables puedan comprometerse con los departamentos del condado”, dijo la oficina de Elrich en un comunicado.

A pesar de la serie de políticas de ciudad santuario, los funcionarios han insistido que el condado no es un condado santuario.

“La política del condado de Montgomery es no preguntar sobre el estado migratorio de nadie, el condado tampoco realiza ninguna aplicación o investigación de inmigración. Creemos que este es el equilibrio adecuado para este condado. El condado de Montgomery no es una jurisdicción de ‘santuario’”, dijo el condado en un comunicado.

La situación comenzó a revertirse a partir que las autoridades del condado trabajaron en conjunto con las autoridades federales el 21 de octubre, cuando el inmigrante mexicano indocumentado José Reyes Álvarez-Vásquez, de 42 años, de Gaithersburg, logró pagar una fianza por cargos de abuso sexual de una menor, intento de violación en segundo grado y tres cargos de delito sexual en tercer grado, reportó Wjla.

Los carceleros del condado de Montgomery habrían notificado al ICE sobre la inminente liberación de Álvarez-Vázquez, lo que llevó a los agentes federales a trasladarse al condado, donde detuvieron al ciudadano mexicano dentro de una zona segura de la cárcel.

El informe indica que Álvarez-Vásquez comenzó a abusar de su hijastra en 2013. Ella tenía nueve años en ese momento y el abuso sexual continuó hasta el año pasado. Al cumplir los 14 años, la niña se deprimió y comenzó a hacerse daño a sí misma. Poco después le contó a su madre lo que había estado sucediendo.

¿Sabías?

Este dictador de 92 años tiene 209.000 demandas judiciales en su contra y sus crímenes continúan

TE RECOMENDAMOS