Condenan a ciudadano chino fugitivo por organizar red de turismo de parto y fraude migratorio

Por Ella Kietlinska
02 de Julio de 2020
Actualizado: 02 de Julio de 2020

Un ciudadano chino fue condenado en ausencia el 30 de junio a más de tres meses en prisión por participar en un esquema a gran escala de turismo de parto y fraude de visas que organizaba viajes para a Estados Unidos para que ciudadanas extranjeras dieran a luz y obtengan la ciudadanía estadounidense para sus hijos.

Chao “Edwin” Chen, de 35 años, sentenciado por el juez de Distrito de Estados Unidos James Selna, se declaró culpable en junio de 2016 por fraude de visa, fraude matrimonial y por presentar una declaración de impuestos falsa. Chen huyó a China luego de declararse culpable y se convirtió en fugitivo, de acuerdo con un comunicado de la Oficina de Inmigración y Aduanas de los Estados Unidos.

Junto con tres cómplices, Chen operaba un negocio llamado You Win USA, con sede en el condado de Orange, California, que ayudaba a las mujeres embarazadas de nacionalidad extranjera a venir a Estados Unidos para dar a luz, para que sus hijos nacieran en el país y obtuvieran la ciudadanía estadounidense.

Los socios criminales de Chen, Dongyuan Li, de 42 años, junto con su esposo, y Qiang Yan, de 44 años, estaban involucrados en el fraude de visas al instruir a los ciudadanos extranjeros que iban a dar a luz en Estados Unidos sobre cómo engañar a las autoridades estadounidenses en los puertos de entrada, desinformando el verdadero propósito de su visita a EE.UU.

La empresa de Chen publicitaba, principalmente a las mujeres embarazadas en China, que su “equipo de 100 personas” en China y Estados Unidos había atendido a más de 500 clientes chinas en el turismo de parto.

Imagen Ilustrativa. Bebé toma a su mamá de la mano. (Pixabay/jarmoluk)

El anuncio hacía hincapié en los beneficios de dar a luz en los Estados Unidos, como “13 años de educación gratuita desde la escuela primaria hasta la secundaria”, “menos contaminación que en China”, “una forma más fácil para que toda la familia migre a Estados Unidos” y “prioridad para los empleos en el gobierno de Estados Unidos, las empresas públicas y las grandes corporaciones”.

Chen y Li usaban 20 departamentos en Irvine, Orange County para sus clientes embarazadas cobrando a cada una entre USD 40,000 a USD 80,000 por sus servicios.

Ambos recibieron USD 3 millones en transferencias electrónicas internacionales desde China en dos años.

Al declararse culpable, Chen admitió que atendió a al menos 60 clientes, incluyendo empleados del gobierno chino.

Una de sus clientes, Xiao Yan Liu, fue acusada en noviembre de 2018 de fraude de visa y de mentir a los investigadores federales. Liu declaró en su solicitud de visa que era médico jefe de un hospital para el personal de una empresa de suministro eléctrico en Shangqiu, provincia de Henan.

En su acuerdo de culpabilidad, Chen admitió que se reunió en 2014 con un agente encubierto de la Oficina de Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI), que se hizo pasar por un cliente de turismo de parto. El cómplice en China del agente, luego de cargar una solicitud de visa que contenía información personal falsa, fue puesto en contacto por Chen con su “entrenador”, quien le instruyó cómo ocultar su embarazo y cómo engañar a las aduanas de Estados Unidos.

Chen también alegó que contrajo un matrimonio falso con una ciudadana estadounidense para obtener una green card y presentó una declaración de impuestos falsa para legitimar su matrimonio ficticio.

Al menos otros 10 demandados en estas acusaciones de turismo de parto han escapado a China, según la declaración. Entre ellos hay dos ciudadanos chinos que pagaron solo una pequeña parte de los gastos de hospitalización relacionados con el nacimiento de su bebé en el condado de Orange, de acuerdo con los documentos del tribunal.

Respuesta del gobierno de EE.UU. al turismo de parto

“Como estos casos demuestran claramente, la HSI no dejará piedra sin remover al atacar agresivamente a aquellos que explotan la generosidad de nuestra nación y el sistema de inmigración legal, solo para burlarse de nuestras leyes y valores con el fin de enriquecerse”, dijo David Prince, agente especial a cargo de la HSI en Los Ángeles.

En enero, el Departamento de Estado de Estados Unidos cambió las reglas para la emisión de visas al viajar a Estados Unidos para evitar la explotación de la ley con intención de obtener la ciudadanía estadounidense.

“El turismo de parto plantea riesgos para la seguridad nacional. La industria del turismo de maternidad también está plagada de actividades delictivas, incluidos los planes delictivos internacionales, como se refleja en los procesos federales de las personas y entidades que participan en esa industria”, justificó el Departamento de Estado al detallar este cambio en las normas de visados.

El cambio de las normas “podría ayudar a cerrar una posible vulnerabilidad a la seguridad nacional que sería presentada por cualquier gobierno o entidad extranjera que tratara de explotar el turismo de parto para mejorar su acceso a los Estados Unidos”, según el Departamento de Estado.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

Cómo el comunismo busca destruir la humanidad

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS