Conectarse con la naturaleza para mejorar la salud

Cualquiera puede encontrar más tiempo para disfrutar de la naturaleza con estos simples consejos
Por LYNN JAFFEE
07 de Septiembre de 2020
Actualizado: 07 de Septiembre de 2020

La mayor parte de mi infancia la pasé al aire libre. Era una época en la que los niños podían correr libremente por el vecindario y explorar su entorno natural sin preocupaciones ni mucha supervisión.

Para mí, esto significaba pasar mucho tiempo jugando en el arroyo de nuestro barrio, estudiando los pececillos y moviendo las rocas en el bosque para buscar salamandras. El tiempo en familia también significaba tiempo al aire libre, hacer caminatas en los parques estatales cercanos, ir a picnics y acampar en el bosque. Era una buena forma de crecer, y fue bueno para mi salud.

Cada vez más investigaciones concluyen que el tiempo que se pasa en los espacios verdes —bosques, jardines y parques— beneficia la salud física, mental y espiritual. Se ha demostrado que caminar en el bosque disminuye la sensación de estrés y depresión, aumenta la inmunidad y reduce la presión arterial. Además, estar al aire libre en la naturaleza es una oportunidad para el crecimiento espiritual, ya que te ofrece la posibilidad de contemplar y conectar con las maravillas de lo divino.

Muchos fundamentos de la medicina china también se basan en patrones de la naturaleza. Cuando se enferma, puede que presente signos de calor, frío, viento o humedad. Las propiedades curativas de la comida y las hierbas son importantes en los tratamientos, y el camino hacia la buena salud sigue los dictados de la naturaleza. Esto significa ser más activo a finales de la primavera y en el verano, cosechar la comida en el otoño, y refugiarse y conservar la energía durante los meses de invierno.

Conectando con la naturaleza

Aunque me encantaría estar fuera todo el día, todos los días, algunos días no es posible. Sin embargo, hay algunas formas de conectarse con la naturaleza incluso cuando no se puede caminar por horas o acampar varios días. Aquí tengo algunas ideas simples:

Camine descalzo. En la medicina china, las plantas de los pies se consideran un microsistema, en el que se representa todo el cuerpo. Según la teoría del microsistema, cualquier dolor o enfermedad en su cuerpo se traduciría en un dolor en el punto correspondiente en el mapa de su pie. Ir descalzo estimula la planta de los pies, lo que estimula todo el cuerpo. Además, caminar descalzo al aire libre lo pone en contacto directo con los elementos de la naturaleza.

Preste atención a la luz. La salida del sol es la forma en que la naturaleza nos dice que nos levantemos y nos movamos. Por el contrario, cuando el sol se pone, es hora de ir más despacio y prepararse para rejuvenecerse a través del sueño. Es fácil tomar la salida y la puesta del sol como una concesión, sucede todos los días. Nuestro yo primitivo, sin embargo, está destinado a medir nuestra actividad y descanso de acuerdo a la acción del sol. Esto también es cierto para los cambios estacionales de la luz. En invierno, cuando hay menos luz, se supone que se debe descansar más para almacenar las calorías que se necesitan para mantenerse caliente.

Lleve la naturaleza al interior. Las plantas, las fuentes de mesa, los tragaluces y el mobiliario de su casa con madera y piedra son formas de llevar el exterior a su espacio vital.

Explore nuevos mundos. Cuando viaje, preste atención a los hábitats únicos que lo rodean. Viajar a un nuevo lugar le da la oportunidad de explorar el paisaje, las plantas y los animales que son diferentes de donde usted vive. Si bien los bosques de su patio trasero o el jardín local pueden resultar familiares con el tiempo, explorar los espacios exteriores lejos de su hogar puede ser una gran manera de volver a conectarse con la inmensa diversidad de la naturaleza.

Tome fotografías. Cuando tomas fotos, tiene la oportunidad de ver la naturaleza con una perspectiva diferente. Buscar la posibilidad de tomar fotografías al aire libre puede hacer que preste más atención a los detalles, la iluminación y las perspectivas que de otra forma no lo vería.

Coma de acuerdo a las estaciones. Esto es directamente del libro de medicina china. Al planear su menú con base en lo que está maduro en este momento, se conecta con los ciclos de la naturaleza y las características de las estaciones.

Cultive un jardín. Bien sea una parcela en su patio trasero o un par de macetas en su terraza, cultivar sus propias cosas es bueno para el alma. Observar cómo las plantas que ha cultivado con cuidado se convierten en hierbas, verduras o flores es gratificante y lo conecta con el mundo natural de una manera especial.

Mire el cielo nocturno. Ver las estrellas es la única actividad que me hace sentir insignificante y totalmente conectada con el universo, todo al mismo tiempo. Puede que tenga que salir de la ciudad para escapar de la luz, pero encontrar un punto oscuro y mirar la Vía Láctea toca el alma.

Coma al aire libre. Esta es una de mis actividades favoritas. Ya sea que vaya con la mochila o coma en la terraza, comer al aire libre es la mezcla perfecta para comer, la naturaleza y la buena compañía. Como vivo en un clima frío, comer al aire libre también tiene el significado especial que es lo suficientemente cálido como para sentarse afuera.

Lynn Jaffee es acupuntora profesional y autora de “Pasos simples: El camino chino hacia una mejor salud”. Este artículo fue publicado originalmente en AcupunctureTwinCities.com


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Vea a continuación

Calma para el alma: la quietud de la madrugada de pie bajo las estrellas

TE RECOMENDAMOS