Connecticut permite a pacientes, médicos y funcionarios acceder a los registros de vacunación

Por Ella Kietlinska
21 de Agosto de 2021 9:07 AM Actualizado: 21 de Agosto de 2021 9:07 AM

El gobernador de Connecticut, Ned Lamont, emitió una orden ejecutiva que permite a los pacientes y a sus médicos acceder a los registros digitales de vacunación contra la COVID-19 almacenados en el sistema de información estatal. La orden también permite a los funcionarios de sanidad locales y a las enfermeras escolares acceder al estado de vacunación de las personas en sus comunidades.

El gobernador Lamont anunció el jueves que los pacientes y sus proveedores de atención sanitaria tendrían acceso al historial de vacunación contra la COVID-19 de los pacientes, según un comunicado.

Los estatutos del estado de Connecticut impiden actualmente que los registros de vacunación se den a conocer a los pacientes y a los proveedores de atención sanitaria, según el comunicado.

El decreto permitirá a las personas obtener una copia de sus registros de vacunación para cumplir con la vacunación obligatoria impuesta por los empleadores y las empresas.

Se permitirá a los proveedores de atención sanitaria ver el historial de vacunación de sus pacientes, por ejemplo, si necesitan administrar refuerzos de vacunas, en lugar de hacer un seguimiento por su cuenta, según el comunicado.

Se autorizará a las autoridades sanitarias locales a acceder al estado de vacunación de las personas dentro de sus jurisdicciones para evaluar el estado de vacunación de su comunidad, según la declaración.

Según el comunicado, muchas comunidades de Connecticut todavía están por debajo de los umbrales de inmunidad de rebaño para la COVID-19, por lo que los datos sobre el estado de vacunación se utilizarán para informar sobre las actividades de divulgación comunitarias.

“En concreto, las enfermeras escolares y los directores locales de sanidad dispondrán de información oportuna sobre el estado de vacunación de sus comunidades”, dice el comunicado.

La divulgación estará en vigor hasta finales de septiembre, pero puede ser modificada o anulada, según la orden ejecutiva.

“Sin esta orden, los pacientes seguirán sin poder acceder a sus propios registros de vacunación, y los médicos y proveedores de atención sanitaria no podrán buscar fácilmente cuándo y con qué vacuna inocularon a sus pacientes”, dijo Lamont en el comunicado.

Varios hospitales, centros de salud y asociaciones de centros de salud de Connecticut expresaron su apoyo a la orden del gobernador.

Marna Borgstrom, CEO de Yale New Haven Health, dijo en el comunicado: “Las vacunas son la única forma segura y probada de acabar con esta pandemia, y dar a todos los residentes de Connecticut acceso a sus registros de vacunación nos permitirá a todos volver a hacer las cosas que nos gustan con nuestros seres queridos”.

El sistema de información sobre inmunización de Connecticut se creó en 1998 y se ha actualizado recientemente para incluir la vacunación contra la COVID-19, la enfermedad causada por el virus del PCCh (Partido Comunista Chino).

Para poder utilizar el sistema, todos los proveedores de atención sanitaria, las enfermeras escolares y los usuarios del departamento de salud local deben firmar un acuerdo de confidencialidad que debe renovarse cada dos años, según el comunicado. El acceso al sistema se supervisa y se registra, y la actividad inapropiada puede investigarse y abordarse, según el comunicado.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.