Amante de las artes marciales encuentra lo que buscaba en un poderoso sistema de meditación

Por Blanca Téllez - La Gran Época
22 de Junio de 2019 Actualizado: 22 de Junio de 2019

¿Recuerdas que querías ser cuando eras niño? Tal vez bombero, policía, artista, o quizás algo más profundo que aunque lo buscaste, no lo encontraste. Durante su vida como estudiante, un joven italiano encontró en un poderoso sistema de meditación las respuestas a su larga y anhelada búsqueda interna.

Cuando Davide era niño, estaba fascinado por las artes marciales. Nació en Milán, Italia, y durante 10 años de su joven vida estudió artes marciales en China y en Japón.

Desde muy joven también se interesó por la cultura asiática. Y un poco después le llamó la atención la meditación. Tanto así que cuando estudiaba en la secundaria, en compañía de sus amigos comenzó a meditar.

Cuando tenía 18 años, “mis amigos y yo solíamos sentarnos juntos a meditar”, dijo Davide en una entrevista con Minghui.org sobre su  grupo de meditación en la escuela. “No teníamos un maestro, pero… lo disfrutábamos”, recordó.

Con el tiempo, sus amigos continuaron sus estudios en distintos países de Europa, hasta que uno de ellos, sabiendo la búsqueda de Davide, le contó que había encontrado una poderosa práctica espiritual.

Zhuan Falun, el libro principal de Falun Dafa esta traducido al español y a decenas de otros idiomas. /crédito: foto Minghui.org)
Zhuan Falun, el libro principal de Falun Dafa esta traducido al español y a decenas de otros idiomas. (Crédito: Minghui.org)

Las noticias de su cambió lo sorprendieron profundamente. Su amigo había dejado de fumar y de beber y su carácter también mejoró: “su actitud hacia la vida se volvió muy positiva”, recordó Davide.

Se trataba de Falun Dafa, la disciplina tradicional de origen chino que incluye un juego de ejercicios suaves y lentos con meditación y quien la practica busca seguir los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia en su vida diaria.

Davide pensó que Zhuan Falun debería ser un libro muy bueno y decidió leerlo. En ese momento se encontraba en una granja y el ambiente tranquilo alejado de la ciudad le permitió leer el libro en una semana.

Después de terminar el libro, él se dijo a si mismo: “Espero convertirme en una buena persona, una mejor persona”.

Desde que Davide leyó Zhuan Falun la primera vez, surgió un deseo profundo y una voluntad “muy fuerte” para mejorar internamente. “Verdaderamente quiero mejorar mi corazón”, dijo en ese momento.

Davide hace el segundo ejercicio de Falun Dafa en un parque público. (Crédito: foto cortesía de Davide F. para LGE)
Davide hace el segundo ejercicio de Falun Dafa en un parque público. (Crédito: foto cortesía de Davide F. para La Gran Época)

Desde entonces tuvo en claro lo que haría de ahí en adelante: “quiero cultivarme”. Y se dijo: “seré un practicante de Falun Dafa.

Cuando regresó a Milán, David se unió a un sitio de práctica para hacer los ejercicios de la disciplina. Y luego de unos pocos meses de practicar y estudiar, comenzó a notar que su vida estaba cambiando y su carácter mejoraba rápidamente.

A menudo, cuando tenía conflictos con otros se dio cuenta de que tenía que cumplir mejor con los principios de Verdad, Benevolencia,Tolerancia. “Siento que ahora soy más amable”.

Desde que practica Falun Dafa, los cambios que Davide ha experimentado han sido tan positivos y profundos que incluso su madre comenzó a leer el libro Zhuan Falun.

Davide meditando en el quinto ejercicio de Falun Dafa en un parque público. (Crédito: cortesía de Davide F.)
Davide medita con otros practicantes en el quinto ejercicio de Falun Dafa en un parque público. (Crédito: foto cortesía de Davide F. para La Gran Época)

Los cambios también se reflejaron en su interés por los demás. Se propuso dar a conocer los beneficios de la disciplina a la gente a su alrededor, así como la más severa y prolongada violación a los derechos humanos que los practicantes de Falun Dafa sufren en China desde 1999.

Cuando comenzó a práctica, Davide se enteró que en China los practicantes son perseguidos brutalmente por el partido comunista por persistir en su fe en Falun Dafa.

Así que, mientras Davide estudiaba sociología en Milán, no solo difundía los beneficios de Falun Dafa en su universidad, también informaba sobre el genocidio de los practicantes por el régimen comunista chino.

Davide praxtica los ejercicios en una actividad para informar sobre los beneficios de Falun Dafa y su persecución en China. Crédito de foto: cortesía de Davide F. para LGE)
Davide practica los ejercicios de Falun Dafa en una actividad pública para difundir los beneficios de la disciplina y su persecución en China. (Crédito de foto: cortesía de Davide F. para La Gran Época)

“Falun Dafa es tan bueno, y nadie debería maltratar a personas inocentes de esa manera”, expresa con firmeza el joven.

Davide espera que más gente se pueda beneficiar de la práctica, y también anhela el día en que los practicantes en China puedan volver a practicar en libertad.

Habiendo encontrado lo que desde muy chico buscó, Davide expresa con gran determinación su propósito de vida: “continuaré mi práctica de cultivación de Falun Dafa por siempre“.

Falun Dafa (también conocido como Falun Gong) es un sistema de meditación para el mejoramiento personal basado en los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia. Fue presentado al público por el Sr. Li Hongzhi en 1992 en China. Actualmente lo practican más de 100 millones de personas en 114 países. Sin embargo, este pacífico sistema de auto cultivación está siendo brutalmente perseguido en China desde 1999. Para más información visite: falundafa.org y faluninfo.net.

La apelación masiva que llevó a una brutal persecución

TE RECOMENDAMOS