Una mujer que no pudo quedar embaraza conoce al hombre de sus sueños y ahora tiene 5 hijos

Por La Gran Época
27 de Febrero de 2019 Actualizado: 28 de Febrero de 2019

La maternidad es un regalo maravilloso, y solo las mujeres que son madres saben lo satisfactoria que es la vida con sus hijos. Imagínate lo destrozada que estaría una mujer si descubriera que nunca pudiera tener un hijo propio.

Sin embargo, Heather Crock, una madre adoptiva, descubrió que una familia no tiene que estar hecha de la misma sangre.

Cuando Heather tenía 6 semanas de edad, los médicos descubrieron que sus ovarios no estaban bien conectados. A los 13 años, se dio cuenta de que nunca podría tener hijos. A medida que crecía, temía la idea de tener que revelar este hecho a su pareja.

Entonces Jason, un padre soltero con dos hijos maravillosos, entró en su vida. El dúo se enamoró locamente y se casó.

Justo antes de su compromiso, Heather se quebró y reveló el mayor secreto de su vida: nunca podría dar a luz a su propio hijo.

Después de la revelación, Jason simplemente la agarró y le dijo que no importaba cómo llegaban sus hijos a ellos. Él dijo: “Serán NUESTROS hijos”.

Después de que la pareja fue aprobada para adoptar, decidieron no utilizar los servicios de una agencia. Les preocupaba que las agencias fueran un poco dudosas, sobre todo si se tiene en cuenta lo caras que pueden ser: 55.000 dólares al fin y al cabo.

Además, los ultrasonidos y los análisis de sangre pueden falsificarse en línea. La pareja se propuso hacerlo por su cuenta actualizando su perfil en adoption.com y promocionándose a través de los medios sociales.

Hicieron una página de Instagram con fotos de sus vidas y una página de adopción en Facebook. Unas pocas mujeres se pusieron en contacto con ellos, pero la mayoría de ellos resultaron ser estafadores.

Finalmente, recibieron un correo electrónico de una mujer que dijo que su amiga estaba embarazada y que estaba buscando una familia. Incluso recibieron una llamada de una mujer de Missouri y construyeron una buena relación durante el mes siguiente. Sin embargo, nunca recibieron ninguna prueba del embarazo.

Cuando la pareja renovó su perfil en adoption.com en octubre del 2017, recibieron una llamada de otra mujer embarazada.

Dos días después, se reunieron en una cafetería, y la mujer embarazada les mostró los ultrasonidos de un niño pequeño e incluso permitió que Heather sintiera su vientre mientras el bebé daba patadas.

Jason y Heather se conmovieron hasta las lágrimas cuando la mujer les preguntó si adoptarían al niño y lo amarían para siempre.

Tres semanas después, el 30 de octubre del 2017, Andy nació y Heather recordó que ella fue la primera en abrazarlo y besar sus pequeñas manos.

Mientras se preparaban para ser los nuevos padres de Andy, Heather recibió una llamada de la primera madre embarazada, quien le dijo que había encontrado una familia para su bebé.

En enero de este año, Heather recibió una llamada de esa mujer, quien dijo que no se sentía bien con la otra familia adoptando a su bebé.

Sintió que se suponía que era de Heather, y le envió las imágenes de ultrasonido del bebé creciendo en su estómago.

Mientras Heather sostenía a Andy en sus manos, se quedó sin habla. Pero en el fondo lo sabía.

Agregar otro recién nacido que estaba a solo meses de distancia no es fácil. Y en los días siguientes, la pareja lo pensó mucho.

Poco después, la pareja se encontró en Missouri y conoció a la mujer la noche antes de que la indujeran. Al día siguiente, la pareja se paró al lado de la cama y vio nacer a su hijo, Ellis.

Jason incluso cortó el cordón, y Heather fue la primera en sostener al bebé y besar sus pequeñas manos.

Tener dos bebés recién nacidos con solo cuatro meses de diferencia es un sueño para cualquier pareja.

Heather comparte que fue capaz de convertirse en madre gracias al mayor sacrificio y decisión desinteresada de una mujer.

Unos meses después de que Ellis naciera, la pareja decidió ponerse en contacto con su madre biológica, pero se enteró de que se encontraba en una situación difícil.

Luego hicieron que su hijo mayor volara a visitarlos para que pudiera conocer a su hermano Ellis. La pareja no sabía que el niño, Sean, pronto terminaría formando parte de su familia también.

Diez días se convirtieron en todo el verano, y Sean decidió quedarse a ver a sus nuevos amigos hacer las pruebas de fútbol.

Sean también comenzó a hablar con los entrenadores, y en poco tiempo, llegó a ser el mejor equipo de fútbol para el 8º grado en su primer año.

Ha estado viviendo con Heather durante más de medio año, y su equipo de fútbol incluso llegó a los playoffs.

Añadir tres nuevos niños en menos de nueve meses fue algo totalmente inesperado. Las adopciones de Andy y Ellis han sido oficialmente finalizadas, y la pareja comparte la custodia con sus dos hijos mayores y su madre.

La familia de los siete ve cómo su vínculo se fortalece cada día.

Heather dice: “Ha habido muchos altibajos y todo lo demás. Pero no lo cambiaríamos por nada del mundo”.

¿Te gustó este artículo?

Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

Conmovedor discurso de madrastra a su nuevo hijastro

TE RECOMENDAMOS