Conservadores de EE.UU. instan ocupar los puestos de base del GOP para impulsar reforma del partido

Por Petr Svab
17 de Febrero de 2021
Actualizado: 17 de Febrero de 2021

Los conservadores de todo el país están solicitando puestos oficiales republicanos locales en un intento de reformar el partido. Algunos consideran que una parte importante del establishment del partido está formada por “republicanos solo de nombre”, o los RINO, que ya no representan a su base de votantes.

El movimiento pretende cubrir los numerosos puestos vacantes en los comités de los precintos electorales. Los implicados en el esfuerzo estiman que existen aproximadamente 400,000 de estos puestos en todo el país, con la mitad o más vacíos, aunque el número exacto es difícil de determinar ya que el GOP no publica los datos globales.

Estos puestos de base tienen un poder y una influencia considerables. Ya sea directamente o a través de los electores y delegados. Ellos eligen a los líderes estatales del GOP, así como a la delegación de un estado en el Comité Nacional Republicano (RNC), que a su vez elige a la dirección nacional del partido. También se recurre a ellos para cubrir puestos de supervisión electoral, como observadores electorales y monitores de verificación de firmas en las papeletas. Algunos comités locales del partido también apoyan a los candidatos a las primarias y pueden organizar actividades de captación de votos para un candidato concreto.

El interés por los puestos de los comités aumentó en las últimas semanas después de que el tema fuera recogido por varios escritores y personalidades conservadoras, y comenzara a difundirse en las redes sociales.

El sentimiento general del movimiento es que los republicanos deben participar más activamente en la política y exigir que su partido y sus candidatos representen fielmente sus valores.

La idea de tomar virtualmente el control del Partido Republicano mediante la ocupación de puestos vacantes en las circunscripciones fue defendida durante mucho tiempo por el abogado de Arizona, Dan Schultz. Desde al menos 2009, escribió un libro, produjo un sitio web y numerosos artículos y vídeos sobre el tema y trató de influir en los responsables del partido, con un éxito limitado.

El mayor avance parece haberse producido el 6 de febrero, cuando Steve Bannon, antiguo asesor del presidente Donald Trump, recibió a Schultz en su programa de entrevistas. A continuación el interés comenzó a crecer, con varios artículos en pequeños medios conservadores y otras apariciones en el programa de Bannon, dijo Schultz a The Epoch Times.

El interés por su sitio web se disparó a más de 80,000 visitas en los últimos 10 días, desde un par de cientos por semana, dijo Schultz. Su bandeja de entrada se vio inundada por cientos de correos electrónicos de personas que buscaban más información.

El cargo de funcionario de la circunscripción tiene nombres ligeramente diferentes en los distintos estados. Su elección, poderes y responsabilidades también difieren, pero en general, si el puesto está vacante, el GOP del condado puede simplemente nombrar a una persona directamente. Un republicano registrado solo tiene que pedirlo o quizás rellenar un formulario y estar dispuesto a asistir a las reuniones, quizás una vez al mes.

“La estrategia fundamental es ésta: entrar en el partido, llenar todas las plazas vacantes y luego dirigir el partido”, dijo Schultz en una llamada telefónica. “Los conservadores dirigiremos el partido, no los RINO”.

Schultz tuvo su oportunidad en 2007 tras asistir a una reunión sobre la inmigración ilegal, en la que un joven recomendó a los participantes que se convirtieran en funcionarios del comité del GOP. Schultz dijo en ese momento que él pensaba que todos los puestos estaban cubiertos.

“Este es el país de Goldwater, ¿verdad? Yo no tengo que participar en el partido”, dijo. Pero aun así, él le preguntó cuántos puestos están vacantes. “Él me respondió: ‘Hay montones de vacantes. Más de la mitad de los puestos están vacantes'”.

Eso hizo que Schultz se pusiera en contacto con el GOP del condado de Maricopa. Después de muchas llamadas telefónicas, alguien finalmente se puso en contacto con él y entonces se enteró de una siguiente reunión.

“Solo había unas 20 personas en la sala ‘¿Cuántas plazas tiene este comité?’, les dije y ellos me respondieron: ‘160’. Yo les dije: ‘Bueno, ¿entonces dónde están todos?'”, cuenta Schultz.

Resultó que esa era la asistencia habitual, ya que solo se llenaron unas 40 plazas.

“Quedé alucinado”, dijo.

Poco después de la elección del presidente Barack Obama en 2008, Schultz comenzó su aparentemente interminable búsqueda a través del país para conseguir que se cubrieran todos los puestos de funcionarios del comité. Él concluyó que el establishment republicano está, de hecho, cómodo con el statu quo.

“Ellos no nos quieren (…) Ellos quieren tu dinero, quieren que ofrezcas tu tiempo y tu esfuerzo, pero no quieren decirte cómo convertirte en miembro votante del partido”, dijo.

Por la razón que sea, los votantes republicanos no parecen preguntarse quién dirige el partido.

“¿Quiénes son estas personas? ¿Son elegidos? ¿Y por qué no los elijo yo?”, dijo Schultz.

Schultz cree que no hubo una crisis suficiente como para sacudir a los republicanos para que se impliquen activamente. Parece que la elección del presidente Joe Biden y las numerosas anomalías que ponen en duda la integridad de las elecciones de 2020 provocó que los conservadores de a pie se den cuenta por fin de que tienen que “hacer algo”.

“Si quieres hacer algo, lo que hay que hacer es tomar el aparato del Partido Republicano. Ese es nuestro vehículo, nuestra herramienta para elegir mejores republicanos que luchen contra este lento camino hacia el socialismo en el que estamos”, dijo.

La tarea de organizar a cientos de miles de personas en cada uno de cada dos distritos electorales para que participen activamente en la política del partido puede parecer abrumadora, pero Schultz dio ejemplos de zonas en las que ya había ocurrido.

El condado de Cochise, en Arizona, logró pasar de un 30% de puestos cubiertos en 2019 a tener todos los más de 280 puestos cubiertos el año pasado, después de que varios partidarios locales de Trump organizaran una campaña de reclutamiento, dijo. Mientras tanto, el cercano condado de Graham mantuvo todos sus puestos cubiertos durante una década debido al énfasis del presidente local en el reclutamiento.

“Esto se puede hacer, pero solo se consigue cuando hay un enfoque en esto”, dijo.

Joe Chesney, un ingeniero militar de pruebas de vuelo retirado en el condado de Kern (California), es uno de los que respondieron a la llamada de Schultz.

Durante algún tiempo, se preguntaba quién elige a los candidatos de la candidatura republicana y por qué la selección suele ser decepcionante.

Escuchar la entrevista de Schultz en el programa de Bannon despertó el interés de Chesney.

“Yo me dije: ‘¿Me estará tomando el pelo? ¿Puedo ser miembro de un comité de distrito electoral y opinar sobre quién va a estar en la papeleta además de votar?”, dijo a The Epoch Times en una llamada telefónica.

“Me emocionó mucho que me dieran la entrada”.

Joe Chesney, un ingeniero de pruebas de vuelo militar retirado, solicitó recientemente ser funcionario de distrito electoral del GOP en el condado de Kern, California. (Cortesía de Joe Chesney)

Él llamó a la oficina local del Partido Republicano y preguntó si podía ser miembro del comité, sabiendo que en realidad se llaman “capitanes de distrito” en California.

El hombre al teléfono simplemente le dio el trabajo.

Incómodo por creer en la palabra de un solo hombre, Chesney fue a la oficina al día siguiente, donde otra persona le dijo “el caballero con el que hablaste podría haberse adelantado un poco”. Dos días más tarde, la primera persona le reiteró por teléfono que, efectivamente Chesney se convirtió en capitán de distrito del GOP, nada menos que para todo el valle del río Kern, ya que toda la zona no había tenido a nadie hasta ese momento.

“Soy la primera persona que llama para ser capitán de distrito electoral probablemente en el Valle del río Kern, para ser honesto”, dijo.

Chesney insistió en pasar por algún proceso formal, pero la sucursal del partido ni siquiera tenía un formulario para que rellenara. Se le dijo que se establecería un formulario, pero el proceso tardaría varias semanas ya que tiene que ser aprobado por el GOP estatal.

Ahora está trabajando para que sus compañeros conservadores sigan sus pasos.

“Ahora puedo encontrar personas que broten de rojo, blanco y azul y ocupen estos puestos”, dijo.

Siga a Petr en Twitter: @petrsvab


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


 

 

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS