Corea del Norte amenaza a EEUU con “un mar de fuego” en respuesta a nuevas sanciones

07 de Agosto de 2017 Actualizado: 07 de Agosto de 2017

Corea del Norte amenazó este domingo con responder con “un mar de fuego” a las sanciones en su contra, propiciadas por parte del Consejo de Seguridad de la ONU y EEUU para aumentar la presión hacia el régimen comunista por sus ensayos nucleares.

“El día en que Estados Unidos se atreva a provocar a nuestra nación con armas nucleares o con sanciones, el territorio estadounidense será sumergido en un inimaginable mar de fuego”, advierte este domingo en un editorial el diario oficial norcoreano Rodong Sinmun.

La publicación acusa a Estados Unidos y a sus aliados de mantener su política “hostil” hacia Corea del Norte y de arriesgarse a su “autodestrucción”.

“El empeño de la banda de Trump por continuar en este conflicto sólo tendrá como consecuencia motivar más a nuestro Ejército, y dar más razones a la República Popular Democrática de Corea (nombre oficial del país) para poseer armas nucleares”, destaca el diario del Partido de los Trabajadores, de acuerdo a lo recogido por EFE.

[insert page=’china-prueba-misiles-antibalisticos-en-medio-de-tensiones-en-la-region’ display=’template-relacionadas.php’]

“La capacidad de emprender una potente guerra disuasoria es una elección estratégica de defensa para nuestro pueblo, que ya atravesó un conflicto bélico horrendo”, agrega el artículo.

Las sanciones adoptadas –por unanimidad- el sábado por el Consejo de Seguridad de la ONU elevan la presión al régimen de Kim Jong-un con vetos a varios sectores de su economía, y envían un mensaje de unidad frente a la “amenaza global” que ve en sus ensayos con misiles.

De acuerdo al representante británico ante la ONU, Matthew Rycroft, estas sanciones recortarán en un tercio los ingresos por exportaciones de Corea del Norte: 1.000 millones de dólares.

Además se establecieron prohibiciones de viaje contra nueve ciudadanos norcoreanos vinculados con negocios bancarios y militares. A éstos se les congelaron todos sus bienes, así como a cuatro empresas norcoreanas, entre ellas dos bancos y una aseguradora.

Corea del Norte recibió un “duro golpe”, aseguró Nikki Haley, la embajadora estadounidense ante la ONU.

TE RECOMENDAMOS