Corea del Norte advierte que ya puede “atacar todo el territorio continental de los EE. UU.” con su nuevo misil

29 de Noviembre de 2017 Actualizado: 29 de Noviembre de 2017

El líder del régimen dictatorial norcoreano Kim Jong-un declaró este miércoles que el país ha “completado el desarrollo de la fuerza nuclear estatal” y ha nombrado al país como “un estado nuclear”, según la agencia KCNA.

Además advirtió que sus misiles “no plantean cualquier amenaza a cualquier país y región siempre que no se infrinjan los intereses de la RPDC (Corea del Norte). Esta es nuestra solemne declaración“.

Después de lanzar el 28 de noviembre (29 en hora local) un misil que cayó en las aguas del mar de Japón, afirmó que se trató de un “sistema de armamento de tipo ICBM Hwasong-15, el cual es un cohete balístico intercontinental con una ojiva pesada súper grande que es capaz de golpear todo el territorio continental de EE. UU.“.

El misil habría alcanzado los 4.475 km de altura y una distancia de vuelo de 950 km.

Foto: Mapa de estimación alcance misiles de Corea del Norte (Sun)

“Este sistema tiene muchas más ventajas tácticas y tecnológicas que Hwasong-14, cuya prueba de fuego se realizó el pasado julio, y es el ICBM más poderoso que cumple con el objetivo de completar el desarrollo del sistema de armamento de cohetes establecido por la RPDC (Corea del Norte)”.

Bajo la guía del líder Kim Jong-un, el misil Hwasong-15 se lanzó a las 02:48 el 29 de noviembre (hora local), desde los suburbios de Pyongyang, el cual hizo un vuelo de 53 minutos “a lo largo de su órbita preestablecida”.

Según Corea del Norte, “el cohete aterrizó con precisión en el objetivo, el cual eran las aguas en el mar abierto en el Mar del Este de Corea”, sin embargo de acuerdo a las declaraciones del Ministerio de Defensa de EE.UU. y el gobierno de Japón, el proyectil cayó dentro de las 200 millas de aguas japonesas.

El Gobierno de Japón anunció que pidió una reunión de emergencia del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. Asimismo, la Secretaría de Estado de EE.UU. condenó los hechos como un “acto escandaloso”, afirmando que sólo aísla aún más al régimen de Kim Jong-un de la comunidad internacional.

El presidente de Corea del Sur, Moon Jae in, comunicó que las acciones del estado comunista son “una provocación imprudente”, y anunció que pedirá a China, “que juegue un papel más activo para detener las provocaciones de Corea del Norte”.

Además, en conversaciones con el Primer Ministro de Japón que duraron cerca de 20 minutos, Moon acordó buscar sanciones adicionales de la ONU contra Corea del Norte.

 

TE RECOMENDAMOS