Corea del Sur ratifica pena de 20 años de cárcel para expresidente Park

Por Noticia de agencia
14 de Enero de 2021 3:43 PM Actualizado: 14 de Enero de 2021 3:43 PM

El Tribunal Supremo surcoreano ratificó este jueves la pena de 20 años de cárcel para la expresidente surcoreana Park Geun-hye por su participación en la llamada trama de corrupción de la “Rasputina” que llevó a su destitución en 2017.

El fallo ratifica la sentencia de julio del Tribunal Superior de Seúl, recurrida por sus abogados, que la condenó por sobornos o abuso de poder, entre otros cargos, y que incluye también una multa de 18,000 millones de wones (13.4 millones de euros/16.3 millones de dólares).

Esa sentencia de julio redujo a su vez la pena de cárcel 30 a 20 años de cárcel después de que el Supremo ordenara en agosto de 2019 repetir el juicio por una serie de tecnicismos.

En todo caso, la expresidente conservadora deberá pasar en principio un total de 22 años de prisión, ya que en 2018 fue condenada a otros dos años de cárcel por su rol a la hora de manipular las primarias del entonces partido gobernante.

Park fue destituida en marzo de 2017 por su participación en la red de sobornos y favores creada junto a su amiga Choi Soon-sil (conocida como la “Rasputina”) que implicó a grandes conglomerados del país como Samsung o Lotte.

El escándalo, que generó protestas masivas en Corea del Sur entre 2016 y 2017, sacudió los cimientos políticos y económicos del país y forzó un adelanto electoral que trajo al poder al actual presidente, el liberal Moon Jae-in.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí

Le puede interesar

“Alto nos elevamos”: una historia real de coraje, amor y perseverancia

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.