Corte de Apelaciones detiene revisión del perito especial de documentos incautados a Trump en Mar-a-Lago

Por Caden Pearson
02 de Diciembre de 2022 6:37 AM Actualizado: 02 de Diciembre de 2022 6:37 AM

Una corte federal de apelaciones detuvo este jueves la revisión externa de un perito especial de los miles de documentos incautados en la finca Mar-a-Lago del expresidente Donald Trump.

El dictamen se produjo después que un panel de la Corte de Apelaciones de Estados Unidos para el 11º Circuito tuviera una audiencia con el Departamento de Justicia (DOJ) y a los abogados de Trump con respecto a la moción del gobierno para remover al juez de distrito de Estados Unidos, Raymond Dearie, como perito especial.

El nombramiento de un perito especial, por parte de la jueza de distrito Aileen Cannon, designada por Trump, impedía que el DOJ tuviera en sus manos los documentos incautados mientras proseguía una investigación penal sobre Trump “a la espera de una resolución” sobre la revisión.

La corte federal de apelaciones dictaminó que Cannon no tenía jurisdicción para ejercer lo que se conoce como jurisdicción equitativa —o la autoridad de la corte para actuar en interés de la equidad— en un escenario en el que no se había anunciado una acusación y sin demostrar que la incautación de documentos era ilegal.

La residencia del expresidente estadounidense Donald Trump en Mar-A-Lago, Palm Beach, Florida, el 9 de agosto de 2022. (Giorgio VIERA/AFP vía Getty Images)

El ejercicio de la jurisdicción equitativa solo debe ser “excepcional” y “anómalo”, dijeron los jueces. Ellos señalaron que el precedente legal ha limitado esta jurisdicción con una prueba de cuatro factores. Los argumentos jurisdiccionales de Trump “fallan en los cuatro factores”, dictaminó la corte.

En su opinión, los jueces dijeron que habían considerado sus opciones: o bien “ampliar drásticamente” la disponibilidad de la jurisdicción equitativa para cada sujeto de una orden de allanamiento, crear una “excepción sin precedentes” en la ley para los expresidentes, o aplicar su prueba habitual.

En este caso, ellos optaron por aplicar su prueba habitual de cuatro factores, señalando que solo las “circunstancias más limitadas permiten a una corte de distrito invocar la jurisdicción equitativa” y que esta “no era una de ellas”.

Los jueces de la corte de apelaciones devolvieron a la corte de distrito la orden de desestimar la acción civil de Trump que originalmente convocó al perito especial.

“La ley es clara”, escribieron los jueces de la corte de apelaciones en su dictamen (pdf). “No podemos escribir una regla que permita a cualquier persona sujeta a una orden de allanamiento bloquear las investigaciones del gobierno después de la ejecución de la orden. Tampoco podemos escribir una norma que permita solo a los expresidentes hacerlo”.

“Cualquiera de los dos enfoques supondría una reordenación radical de nuestra jurisprudencia que limita la participación de las cortes federales en las investigaciones penales”, continúa el dictamen. “Ambos violarían las limitaciones fundamentales de la separación de poderes”.

Jack Smith, un abogado especial recientemente nombrado, encargado de dirigir la investigación sobre si el expresidente violó la Ley de Espionaje y otras leyes federales por el manejo de ciertos documentos, incluidos los papeles marcados como secretos, presentó la impugnación ante la corte de apelaciones.

El expresidente Donald Trump abandona el escenario después de hablar durante un evento en su casa de Mar-a-Lago en Palm Beach, Florida, el 15 de noviembre de 2022. (Joe Raedle/Getty Images)

El Departamento de Justicia está investigando cualquier posible obstrucción de la justicia por parte de Trump, así como cualquier violación legal relacionada con el retiro de los documentos de la Casa Blanca.

El equipo legal de Trump reclamó el privilegio ejecutivo sobre algunos de los documentos mientras sostiene que otros son documentos personales y no documentos oficiales y que él tenía la autoridad para clasificarlos como tal como presidente saliente.

El expresidente describió la redada del FBI como “una mala conducta de la fiscalía, la instrumentalización del sistema de justicia y un ataque de los demócratas de la izquierda radical que desesperadamente no quieren que se presente a la presidencia en 2024”.

Trump niega haber cometido ninguna infracción.

Estaba previsto que el perito especial Dearie completara su revisión en diciembre para determinar qué materiales incautados deberían estar fuera del alcance de los investigadores.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.