Corte declara a Credit Suisse culpable de facilitar lavado de dinero vinculado a una red de cocaína

Por Naveen Athrappully
28 de Junio de 2022 2:37 PM Actualizado: 28 de Junio de 2022 2:37 PM

El 27 de junio, el Tribunal Penal Federal de Suiza declaró al banco Credit Suisse culpable de no haber impedido el lavado de dinero por parte de una pandilla búlgara de traficantes de cocaína, en el primer juicio penal de este tipo que se celebra en Suiza contra uno de sus principales bancos.

El caso se refería a millones de euros en depósitos bancarios realizados por la banda de traficantes en el Credit Suisse entre 2004 y 2008. Los depósitos procedían de las actividades de venta de drogas y se utilizaron finalmente para comprar bienes inmuebles en Suiza y Bulgaria.

Según los fiscales, una exempleada del banco estableció una relación financiera informal con la luchadora búlgara Evelin Banev, figura clave de la red de contrabando de cocaína.

La empleada, la extenista búlgara Elena Pampoulova-Bergomi, habría recogido regularmente bolsas “llenas de dinero en efectivo” de personas que tenían relación con la exluchadora, según la BBC.

“El tribunal encontró deficiencias dentro del banco (…) con respecto a la gestión de las relaciones de los clientes con la organización criminal”, dijo el tribunal en un comunicado, reportó la BBC. “Estas deficiencias permitieron la retirada de los activos de la organización criminal”.

Si Credit Suisse hubiera cumplido con sus obligaciones organizativas, podrían haber evitado la infracción, dijo el juez que presidía el tribunal al dictar el veredicto, según Reuters. El juez también culpó a los superiores de Pampoulova-Bergomi en Credit Suisse por su “pasividad”.

El tribunal ha impuesto al Credit Suisse una multa de 2 millones de francos suizos (2.1 millones de dólares) y ha ordenado la confiscación de los activos por valor de más de 12 millones de francos (12.5 millones de dólares) que la red de traficantes tenía en el Credit Suisse.

También se ordenó al Credit Suisse que renunciara a más de 19 millones de francos (19.8 millones de dólares), cantidad que no pudo ser confiscada debido a un fallo interno del banco. En cuanto a Pampoulova-Bergomi, el tribunal le impuso una sentencia de 20 meses de prisión suspendida, al tiempo que suspendió sus multas de aproximadamente 2 millones de dólares.

Una decisión impactante

Es la primera vez que un banco suizo se ve sometido a un proceso penal de este tipo, lo que hace que la sentencia sea potencialmente decisiva. Credit Suisse es el segundo banco más grande de Suiza, después de UBS.

“A pesar de que la legislación suiza permite exigir responsabilidades a las empresas por sus actos ilícitos, ha habido muy pocas condenas judiciales. Este caso es significativo y envía una poderosa señal a otros bancos suizos”, declaró a Reuters Marc Herkenrath, director adjunto de Transparencia Internacional en Suiza.

Según las leyes suizas, una empresa puede ser considerada responsable por no tomar las medidas necesarias para evitar que se produzca un delito. A raíz de una campaña internacional de regulación destinada a prevenir el lavado de capitales, los bancos privados de Suiza han adoptado controles más estrictos contra el lavado de capitales.

En un comunicado, Credit Suisse dijo que el banco está “probando continuamente su marco contra el lavado de dinero” y que lo ha ido reforzando con el tiempo de acuerdo con las normas reguladoras. El banco había informado de una pérdida en el cuarto trimestre de unos 2200 millones de dólares.

The Epoch Times se ha puesto en contacto con Credit Suisse para pedirle comentarios.

Con información de The Associated Press.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.