Corte Suprema accede a revisar lucha de agencia religiosa de acogida temporal contra Filadelfia

Por Janita Kan
24 de Febrero de 2020
Actualizado: 24 de Febrero de 2020

La Corte Suprema aceptó tomar un caso en el que se le pide que revise si la ciudad de Filadelfia puede excluir a una organización de caridad de un programa de acogida debido a su objeción de base religiosa al matrimonio entre personas del mismo sexo.

El lunes, la Corte Suprema concedió una petición (pdf) para revisar el caso, citado como Sharonell Fulton vs. City of Philadelphia, que aclararía el papel de las agencias religiosas en el sistema de acogida. La corte no dio razones para su decisión.

Servicios Sociales Católicos (CSS) y dos de sus padres de acogida certificados —Sharonell Fulton y Toni Simms-Busch— pidieron al tribunal superior el año pasado que revisara la decisión de la ciudad de bloquear a la agencia para que no aceptara nuevos casos de cuidado temporal a menos que apoyaran a parejas del mismo sexo como parte del proceso de certificación de padres de acogida.

El caso, que data de marzo de 2018, se produjo en un momento en que Filadelfia hizo un llamamiento urgente para que 300 familias de acogida más se ocuparan de la afluencia de niños que entraban en el sistema impulsados en parte por la epidemia de opiáceos. Días después de la llamada de la ciudad, los funcionarios bloquearon abruptamente a los CSS y a otra agencia religiosa de acogida de niños para que no pudieran colocar a los niños en hogares, alegando que las agencias habían contravenido la Ordenanza de Prácticas Justas de la ciudad. La política prohíbe la discriminación en base a una variedad de factores como la raza, la etnia, el sexo, la orientación sexual y la identidad de género.

La ciudad también ha informado a los CSS, que había servido a la ciudad durante más de 100 años, que no renovaría los contratos con la agencia a menos que cambien sus prácticas religiosas.

CSS y los dos padres posteriormente demandaron a Filadelfia, buscando una orden judicial para detener las acciones de la ciudad. El tribunal de distrito negó la solicitud de una orden judicial y su decisión fue confirmada por el Tribunal del Tercer Circuito en abril del año pasado. El tribunal de apelaciones determinó, citando el precedente de la Corte Suprema de la División de Empleo vs. Smith, que la política de no discriminación de la ciudad es una “ley neutral, generalmente aplicable”.

La demanda de CSS alega que la política de la ciudad los discrimina por sus creencias religiosas y viola los derechos de libre ejercicio de la agencia bajo la Primera Enmienda. Le está pidiendo a la corte que “revise” el precedente de División de Empleo vs. Smith, un caso que encontró que las creencias religiosas de un individuo no pueden excusarlos de cumplir con una ley válida.

La agencia dijo en su petición (pdf) a la corte superior que “como una agencia católica, CSS no puede proveer endosos escritos para parejas del mismo sexo que contradicen sus enseñanzas religiosas sobre el matrimonio”.

Añadió que la ciudad actuaba contra ellos aunque las “creencias sobre el matrimonio no han impedido a nadie brindar acogida”. CSS también dijo que desde su apertura en 1917 hasta el inicio del caso en 2018, no se les ha acercado una sola pareja del mismo sexo para ser padres de acogida, y por lo tanto, ninguna pareja del mismo sexo ha sido impedida de acoger o adoptar un niño por CSS.

“Me siento aliviada de escuchar que la Corte Suprema intervendrá en la adopción basada en la fe y el cuidado de acogida”, dijo Lori Windham, abogada principal del bufete de abogados de derechos religiosos Becket Fund for Religious Liberty, en una declaración. Becket está representando a la agencia y a los padres de crianza adoptiva en el caso.

“En los últimos años, las agencias han estado cerrando sus puertas en todo el país, y todo el tiempo los niños están entrando en el sistema. Confiamos en que la Corte se dará cuenta de que la mejor solución es la que ha funcionado en Filadelfia durante un siglo —todas las manos a la obra para los niños en adopción temporal”, añadió Windham.

La Ciudad de Filadelfia no respondió inmediatamente a nuestra solicitud de comentarios.

CSS se describe como “uno de los mayores proveedores de servicios sociales privados sin fines de lucro” en el estado. Antes de que Filadelfia tomara medidas contra CSS en 2017, el grupo tenía entre 100 y 150 niños en su sistema de acogida en un momento dado, pero el número de niños en su sistema había disminuido lentamente desde marzo de 2018, dijo un portavoz de Becket a The Epoch Times.

Se estima que en el año fiscal 2018 había unos 687,000 niños que pasaban tiempo en hogares de acogida en todo Estados Unidos, según datos del Departamento de Salud y Servicios Humanos. Las agencias religiosas colocan a más de 57,000 niños en hogares de acogida en todo el país cada año, según Becket.

*****

Mire a continuación:

TE RECOMENDAMOS