Corte Suprema de Brasil decidirá si amplía a los ciudadanos la vacunación obligatoria para viajar

Por Autumn Spredemann
15 de Diciembre de 2021 9:27 PM Actualizado: 15 de Diciembre de 2021 9:29 PM

SANTA CRUZ, Bolivia— Los ministros del Tribunal Supremo de Brasil tienen previsto votar el 16 de diciembre para decidir si se amplía la orden de vacunación contra el COVID-19 para los viajeros que entran en el país para aplicarlo a los ciudadanos brasileños que regresan a casa.

El ministro del Supremo Tribunal Federal, Luís Roberto Barroso, se pronunció a favor de la ampliación de la orden el 11 de diciembre. El resto de los jueces decidirán si hacen permanente la orden temporal de Barroso.

En virtud de la actual orden de vacunación, los viajeros internacionales que llegan a Brasil deben permanecer en cuarentena durante cinco días y posteriormente dar negativo en las pruebas. Los ciudadanos brasileños están exentos. También lo están los viajeros con exenciones médicas y los procedentes de países con acceso limitado a las vacunas.

La ampliación que estudia el tribunal contrasta con la firme postura del presidente Jair Bolsonaro sobre la libertad médica y el derecho a elegir cuando se trata de vacunas. Apenas tres días antes del fallo de Barroso, Bolsonaro dijo que nunca exigirá la vacuna, comparándola con el uso de un collarín y diciendo: “Prefiero morir a perder mi libertad”.

El lunes, el gobierno de Bolsonaro desafió al tribunal supremo y presentó un pedido de flexibilización de la orden a través de la fiscalía general, que obligaría a quienes ingresen al país sin prueba de vacunación a cumplir simplemente la cuarentena de cinco días.

Epoch Times Photo
Detalle de un árbol de Navidad hecho con viales de la vacuna contra el COVID-19 y la gripe en la Unidad Básica de Salud Pública “Ernani Agricola”, en el barrio de Lapa en Río de Janeiro, Brasil, el 9 de diciembre de 2021. (MAURO PIMENTEL/AFP vía Getty Images)

El presidente Bolsonaro, que tuvo un caso confirmado del virus del PCCh (Partido Comunista Chino) el pasado mes de julio, es uno de los únicos líderes mundiales que ha rechazado públicamente la vacuna, comparándola con pagar 5 dólares para jugar a una lotería en la que el premio es de solo 1 dólar.

“Simplemente no tiene sentido”, ha dicho Bolsonaro.

Sin embargo, el ministro Barroso no está de acuerdo con la alternativa propuesta, sosteniendo que el país no tiene los recursos para controlar a miles de visitantes en cuarentena diariamente.

“La entrada diaria de miles de viajeros en el país, la proximidad de las fiestas de fin de año, los eventos precarnavalescos y el propio carnaval, capaces de atraer a un gran número de turistas, y la amenaza de promover el turismo antivacunas, dada la imprecisión de las normas que exigen su comprobación, constituyen un inequívoco riesgo inminente, que autoriza la concesión de la medida cautelar”.

En la misma declaración, Barroso volvió a subrayar que Brasil no puede permitirse convertirse en un país que apoye el turismo antivacunas.

Según algunos residentes, el turismo no puede permitirse otro golpe.

“¿Qué hay de malo en pedir simplemente una prueba de PCR negativa?” preguntó la carioca Fernanda Santos a The Epoch Times.

Santos es propietaria de una casa de huéspedes cerca de la famosa playa de Ipanema y afirma que, tras una lenta recuperación del sector turístico, los pequeños empresarios como ella no pueden permitirse otro golpe.

“Necesito que esta temporada [turística] sea increíble. Todos lo necesitamos”.

Epoch Times Photo
La gente se reúne en la playa de Ipanema al atardecer el 29 de mayo de 2021 en Río de Janeiro, Brasil. (Mario Tama/Getty Images)

El sector turístico del país perdió más de 69,000 millones de dólares entre marzo de 2020 y junio de este año, según una encuesta realizada por la Confederación Nacional de Comercio de Bienes, Servicios y Turismo.

El presidente de la Federación Brasileña de Alojamiento y Alimentación, Alexandre Sampaio, dijo: “Aunque la vacunación está avanzando, la aparición de nuevas variantes ha dificultado el regreso de los turistas”.

El temor a la variante ómicron, la más reciente variante identificada del virus del PCCh, se ha extendido, lo que ha llevado a 20 de las 27 capitales de Brasil a cancelar sus eventos de fin de año.

El virus del PCCh ha matado a 616,251 personas en Brasil hasta el 15 de diciembre, según la Organización Mundial de la Salud.

El 4 de diciembre, el alcalde de Río de Janeiro, Eduardo Paes, anunció la suspensión de la famosa celebración de Nochevieja de la ciudad para reducir el aumento de casos previsto para las fiestas. Paes admitió que había opiniones divergentes entre los comités científicos, pero decidió cancelar las fiestas porque, como dijo, “respetamos la ciencia”.

Además, 71 ciudades del estado de Sao Paulo ya han cancelado las fiestas de Carnaval para febrero del próximo año.

Y Santos teme que las autoridades hagan lo mismo en Río de Janeiro.

“Estarían quitando una de las fiestas que más dinero genera dos años seguidos”, lamenta.

El carnaval de Río de Janeiro genera millones de dólares para la economía local. La famosa celebración fue retrasada y finalmente cancelada a principios de este año.

“Y ahora los turistas tendrán que vacunarse. Un obstáculo más”, dijo Santos.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.