Corte Suprema niega solicitud de Iglesia de California de bloquear la medida de cierre

Por Janita Kan
30 de Mayo de 2020
Actualizado: 30 de Mayo de 2020

El Tribunal Supremo rechazó el viernes la petición de una iglesia de California de levantar una medida de bloqueo que limitaba la asistencia a los servicios religiosos en persona.

El tribunal estaba muy dividido en su decisión, el presidente del Tribunal Supremo, John Roberts, se unió a los jueces liberales en un fallo de 5-4 rechazando la petición de la Iglesia Pentecostal Unida de South Bay de un desagravio por mandato judicial de la orden del gobernador Gavin Newsom que impone restricciones a las reuniones públicas, incluyendo los servicios en persona. El estado emitió nuevas directrices a principios de esta semana que limita la asistencia a la iglesia a un 25 por ciento de la capacidad de construcción o un máximo de 100 asistentes.

Los abogados de la iglesia argumentaron que la orden viola la cláusula de ejercicio religioso de la Primera Enmienda y discrimina a los lugares de culto porque “no se imponen limitaciones comparables y mucho menos iguales” a las actividades seculares como la fabricación, la comercialización al por menor o los distribuidores de marihuana o licor (pdf).

En una opinión de tres páginas (pdf), Roberts no estuvo de acuerdo con la iglesia argumentando que las restricciones de California parecen ser consistentes con la Primera Enmienda. Dijo que se han aplicado medidas similares o más severas a reuniones seculares comparables en las que la gente está en estrecha proximidad durante un período de tiempo prolongado, tales como conferencias, conciertos, proyecciones de películas, deportes para espectadores y representaciones teatrales.

Dijo que a los funcionarios se les ha confiado la función de proteger la seguridad y la salud del pueblo por la Constitución y en este caso han estado “dando forma activamente a su respuesta a los hechos cambiantes sobre el campo” durante la pandemia del virus del PCCh (Partido Comunista de China), también conocido como el nuevo coronavirus que causa la enfermedad COVID-19.

“La pregunta precisa de cuándo se deben levantar las restricciones sobre actividades sociales particulares durante la pandemia es un asunto dinámico y de gran intensidad de hechos sujeto a un desacuerdo razonable”, dijo.

El Juez Brett Kavanaugh, quien escribió la disensión, dijo que tal discriminación viola la Constitución. Dijo que la iglesia y sus feligreses simplemente buscan un trato igualitario con empresas seculares comparables. A él se le unieron los jueces Clarence Thomas y Neil Gorsuch.

“California ya confía en que sus residentes y un gran número de negocios se adhieran a las prácticas adecuadas de distanciamiento social e higiene. El Estado no puede ‘asumir lo peor cuando la gente va al culto, sino que asume lo mejor cuando la gente va a trabajar o a realizar el resto de su vida diaria en entornos sociales permitidos'”, escribió Kavanaugh.

Charles LiMandri, consejero especial de la Sociedad Thomas More, quien representa a la iglesia, calificó la decisión del tribunal superior de “decepcionante”.

“Esta se basó en las muy altas normas requeridas para obtener un mandamiento judicial de emergencia en la apelación de un caso que aún está en curso en los tribunales inferiores. La opinión de la mayoría fue simplemente una decisión de una sola sentencia de no conceder la ayuda de emergencia en este momento – sin ningún análisis. Sin embargo, el Presidente del Tribunal Supremo John Roberts, escribiendo por su cuenta y sin que otros jueces se le unieran, fue el autor de una opinión concurrente que debería tener poco o ningún valor de precedente”, dijo LiMandri en una declaración.

“Es absolutamente imperativo que el Tribunal Supremo de Estados Unidos considere estas importantes cuestiones por sus méritos, después de que los fallos de los tribunales inferiores sean definitivos. Aunque este fallo provisional es decepcionante, tenemos claro que, sin la presentación y el vigoroso litigio de esta demanda, las iglesias seguirían cerradas en California en virtud de las órdenes originales de cierre del Gobernador Newsom”, añadió.

El fallo en el caso de California llega horas después de que el tribunal superior denegara una solicitud similar presentada por dos iglesias de la zona de Chicago que buscaban un amparo contra una orden de salud pública que limitó los servicios religiosos en persona a 10 personas, que expiró el 29 de mayo. Antes de que el Tribunal Supremo actuara en relación con la solicitud, el Estado había publicado nuevas directrices (pdf) que alentaban a los lugares de culto a limitar la asistencia al 25 por ciento de la capacidad de construcción o a un máximo de 100 asistentes.

“El Departamento de Salud Pública de Illinois emitió nuevas directrices el 28 de mayo. La denegación es sin perjuicio de que los solicitantes presenten una nueva moción para obtener un alivio apropiado si las circunstancias lo justifican”, escribió el tribunal en la orden (pdf).


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Descubra

El “distanciamiento social” podría derrotar al Partido Comunista Chino

TE RECOMENDAMOS