Corte Suprema rechaza solicitud para optar por la exclusión religiosa en orden de vacunación COVID-19

Por Zachary Stieber
22 de Febrero de 2022 2:27 PM Actualizado: 22 de Febrero de 2022 2:27 PM

Los jueces de la Corte Suprema rechazaron el 22 de febrero un intento de los trabajadores de la salud en Maine de bloquear la orden de vacunación COVID-19 del estado.

Los jueces se negaron a escuchar los argumentos a favor y en contra de una decisión del tribunal de apelación que dejó intacta la orden, que afecta a todos los trabajadores de la salud en Maine.

Al menos seis jueces rechazaron el recurso de certiorari, o solicitud de revisión de la decisión del tribunal inferior. El voto de cada juez no se hizo público.

La gobernadora de Maine, la demócrata Janet Mills, anunció la orden en agosto de 2021. Ella dijo que requerir que los trabajadores reciban una vacuna COVID-19 sería “[proteger] a los trabajadores de la salud, sus pacientes, incluyendo a nuestros más vulnerables, y nuestra capacidad de atención médica”.

Poco después, el estado dejó de permitir las exenciones religiosas a la vacunación obligatoria, lo que, según un grupo de trabajadores sanitarios, viola la Constitución de EE.UU. y la ley federal.

El juez de distrito Jon Levy, nominado por Obama, rechazó una solicitud de medida cautelar contra la orden, y el Tribunal de Apelación del Primer Circuito de EE.UU. confirmó su decisión. Levy, citando a los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, alegó que las vacunas ayudan a prevenir la infección por COVID-19 y dictaminó que la orden estaba “estrechamente adaptada para servir al interés imperioso de contener la propagación de esta grave enfermedad transmisible”. También concluyó que los trabajadores sanitarios no habían demostrado que la orden violara la Cláusula de Libre Ejercicio de la Primera Enmienda, con lo que el tribunal de apelación estuvo de acuerdo.

Eso motivó una solicitud de amparo ante el más alto tribunal del país, que rechazó la petición en octubre de 2021.

Los demandantes presentaron entonces un recurso de certiorari, pidiendo a los jueces que se tomaran un tiempo para revisar las decisiones de los tribunales inferiores. Dijeron, en parte, que el tribunal de apelaciones consideró que la disponibilidad de exenciones médicas sin ninguna consideración de las solicitudes de exención religiosa viola la Primera Enmienda.

Mills, en una respuesta a través de los abogados del gobierno, dijo que los tribunales inferiores tenían razón al encontrar que la orden probablemente no viola la Primera Enmienda, describiendo la orden como no “diseñada para infringir o restringir una práctica religiosa particular” y necesaria para lograr la inmunidad de rebaño.

Los peticionarios no están de acuerdo. “Dado que la orden de vacunación de Maine permite exenciones médicas no religiosas por prácticamente cualquier motivo, pero prohíbe a las personas obtener una exención idéntica basada en creencias religiosas sinceras, no es neutral ni de aplicación general. En pocas palabras, la orden de vacunación de Maine no puede considerarse neutral porque discrimina explícitamente las exenciones religiosas mientras permite las exenciones médicas no religiosas preferidas”, dijeron en la última presentación antes de la decisión de la Corte Suprema.

Los abogados de los trabajadores de la salud no hicieron ningún comentario sobre la decisión de la Corte Suprema al cierre de esta edición. Los abogados de los acusados no devolvieron la consulta.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.