Costo de exámenes médicos innecesarios genera gastos por más de USD 300,000 millones al año en EE.UU.

Por Andrea Wickstrom
04 de Enero de 2024 5:07 PM Actualizado: 04 de Enero de 2024 5:07 PM

En Estados Unidos se realizan entre 4000 y 5000 millones pruebas o exámenes médicos al año. Según un estudio, hasta el 60% de estas pruebas pueden ser innecesarias.

El exceso de exámenes es solo una parte de lo que se considera con atención sanitaria de bajo valor, un término que se refiere a los servicios sanitarios que proporcionan poco o ningún beneficio, causan daños potenciales, incurren en costos significativos o malgastan recursos limitados. Este tipo de atención sanitaria conlleva muchos riesgos y pocas recompensas para los estadounidenses.

Espacio para el error: Los efectos del exceso de exámenes

El estudio, publicado en The American Journal of Medicine, se centró en los exámenes innecesarios realizados en las primeras 24 horas tras el ingreso hospitalario. Aunque algunos exámenes son necesarios para descartar cualquier causa subyacente, el estudio reveló que, tras la revisión de los médicos, más del 31% de las pruebas realizadas el día del ingreso hospitalario eran innecesarias y no cambiaban el curso de la atención del paciente.

Cuando los pacientes se someten a un número excesivo de pruebas diagnósticas, existe la posibilidad de que se produzcan errores. Los resultados falsos positivos o falsos negativos de las pruebas pueden conducir a una “cascada diagnóstica” de más exámenes o prescripciones innecesarias con efectos secundarios perjudiciales. Esto puede interferir con el tratamiento adecuado.

¿Qué provoca el exceso de exámenes médicos?

El despilfarro sanitario se produce cuando se realizan exámenes médicos sin mejorar los resultados sanitarios ni la toma de decisiones clínicas. En el exceso de exámenes influyen muchos factores, desde las decisiones de médicos y pacientes hasta la estructura del propio sistema sanitario.

Falta de conocimientos

Un artículo de investigación publicado en BMC Health Services Research determinó que el despilfarro en exámenes médicos se debía a la compensación, por la falta de conocimientos y comprensión. Principalmente, estos médicos declararon que querían reducir la incertidumbre y simplemente estar seguros realizando una amplia gama de pruebas con la esperanza de que un resultado anormal les explique los síntomas o la enfermedad del paciente. Sin embargo, también revelaron que una mayor formación y experiencia les ayudaría a tomar decisiones.

Preocupaciones de los pacientes y un sistema ineficaz

Los médicos encuestados mostraron que los tres motivos principales por los que los profesionales sanitarios, incluidos los asistentes médicos y las enfermeras profesionales, realizan exámenes médicos en exceso son el temor a las demandas por negligencia profesional, las peticiones o demandas de los pacientes y la imposibilidad de acceder rápidamente a los historiales de los pacientes.

El Dr. Ernie Vesta, veterano médico de urgencias y de atención primaria, se comunicó con The Epoch Times por correo electrónico, afirmando que los proveedores de salud debían tener pruebas fehacientes de que evaluaron y abordaron de antemano los riesgos haciendo exámenes médicos. Así que, ellos quieren hacer uso de su autoridad para protegerse contra acusaciones o negligencias.

“No conozco a ningún proveedor que ejerza sin miedo a los litigios”, afirmó el Sr. Vespa.

Sin pruebas diagnósticas, los pacientes, padres y familiares pueden quedarse con la duda de si fueron evaluados a fondo. A menudo se anima a las personas a que aboguen por sí mismas en su atención médica. Algunos pueden interpretar esto como pedir más exámenes médicos.

Con muchos sistemas sanitarios y consultas privadas, puede ser difícil acceder rápidamente a los historiales médicos de los pacientes. Puede ser más rápido repetir una prueba reciente que solicitar los historiales.

Ante estas presiones y obstáculos, los profesionales sanitarios con poco tiempo pueden optar por el camino de menor dificultad, decidiendo pedir los exámenes médicos.

Exámenes médicos preoperatorios

Según una revisión sistemática, las pruebas diagnósticas más frecuentes son para el dolor lumbar sin complicaciones y las evaluaciones preoperatorias.

The Epoch Times entrevistó a Alex Morgan, enfermero anestesista diplomado con un doctorado en práctica de enfermería, que compartió su experiencia y sus conocimientos por correo electrónico.

El Sr. Morgan dijo que la mayoría de las directrices actuales basadas en exámenes médicos se rigen en opiniones de expertos. Actualmente, no se recomiendan análisis o exámenes médicos preoperatorias a los pacientes de bajo riesgo que se someten a una intervención quirúrgica de bajo riesgo.

“Desgraciadamente, la mayoría de las instituciones no lo practican así”, afirmó el Sr Morgan.

Para garantizar que se realicen las pruebas preoperatorias en los pacientes que las necesitan se han creado protocolos. Se considera la edad, las enfermedades preexistentes y el tipo de cirugía. Sin embargo, debido a los protocolos, a personas sanas se les realizan pruebas innecesarias.

Morgan señaló un estudio que mostró que aproximadamente la mitad de las cirugías de bajo riesgo realizadas en hospitales de Asuntos de Veteranos generaron más de USD 11.5 millones en gastos por exámenes médicos preoperatorios innecesarios.

Maximizando ganancias: Costo de la atención médica por servicio pagado

La estructura actual del sistema de atención médica de Estados Unidos recompensa a los proveedores de atención médica por brindar más atención, no necesariamente la atención adecuada.

En un sistema de servicio pagado, los proveedores ganan más dinero si solicitan más exámenes médicos. Sin embargo, el gasto excesivo cuesta a todos. Las consecuencias de la atención despilfarradora son primas de seguro de salud y desembolsos máximos más elevados. Los pacientes pueden dudar en seguir los exámenes médicos y los tratamientos recomendados, pero no quieren ser etiquetados como no conformes.

Los exámenes de imágenes, como radiografías, tomografías computarizadas y resonancias magnéticas, pueden costar de cientos a miles de dólares y es posible que no estén cubiertas por el seguro. Sin embargo, beneficia los ingresos de la organización.

El Dr. Vesta señaló que “el gasto es necesario cuando los pacientes tienen enfermedades crónicas que controlar y requieren ajustes en sus planes de atención”, añadiendo que “el final de mi pluma es donde comienza todo el gasto”.

Buscando soluciones

Se ha demostrado que las intervenciones de práctica basada en evidencia reducen la cantidad de procedimientos médicos innecesarios y los costos de atención médica, sin afectar la satisfacción del paciente.

La iniciativa “Atención de alto valor” del Colegio Estadounidense de Médicos (ACP) afirma que su objetivo es mejorar la salud, evitar daños y eliminar prácticas derrochadoras. Varias sociedades de médicos respaldan esta iniciativa, que incluye una mayor conciencia sobre la idoneidad de los exámenes médicos y el tratamiento, estrategias educativas y cambios en los formularios de solicitud de pruebas.

Los proveedores de atención médica se consideran guardianes y administradores de los pacientes que acceden a la atención médica y a los exámenes de diagnóstico. La diligencia es clave para limitar las pruebas excesivas y prevenir la cascada de diagnóstico que puede seguir.

La ética del proveedor de atención médica que realiza el pedido no se pone en duda. Ellos quieren lo mejor para sus pacientes y no quieren que pasen desapercibidos.

La campaña Choosing Wisely de la Junta Estadounidense de Medicina Interna recomienda que los pacientes hagan a sus médicos algunas preguntas simples antes de someterse a cualquier examen médico o tratamiento, incluidas las siguientes:

-¿Realmente necesito este examen o procedimiento?
-¿Cuáles son los riesgos y efectos secundarios?
-¿Existen opciones más sencillas y seguras?
-¿Cuánto cuesta? ¿Lo pagará mi seguro?

Finalmente, posiblemente la pregunta que más se pasa por alto es: ¿Qué pasa si no hago nada?


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.