Crean el primer PAC para financiar a candidatos republicanos que rechazan las vacunas contra COVID-19

Por Matthew Lysiak
19 de Enero de 2024 8:45 PM Actualizado: 19 de Enero de 2024 8:45 PM

Lo que comenzó como una campaña en las redes sociales en la que se pedía a los candidatos a las elecciones de todo el país que se comprometieran a retirar del mercado la vacuna contra COVID-19 se ha convertido en un Comité de Acción Política (PAC) dedicado a financiar campañas que apoyen la causa.

La Dra. Mary Talley Bowden, médica de Texas y fundadora de la Coalición por la Libertad Sanitaria, anunció la creación de Americans For Health Freedom en un comunicado de prensa obtenido en exclusiva por The Epoch Times.

“Toda persona tiene un derecho fundamental al consentimiento informado y a la elección individual de la atención médica”, declaró la doctora Bowden, presidenta del PAC. “Ahora tenemos 95 candidatos, 75 funcionarios electos y un director de Salud General de 26 estados que han declarado públicamente que las vacunas contra COVID deben retirarse del mercado. Muchos también se han comprometido a no aceptar donaciones de la gran industria farmacéutica. Más de 17,000 médicos los apoyan”.

Más de 17,000 médicos y científicos han pedido que se retiren del mercado las vacunas contra COVID, entre ellos la Dra. Kat Lindley, la Dra. Mollie James y la Dra. Molly Rutherford, las tres ayudaron a poner en marcha el PAC, según la Dra. Bowden.

La Dra. Bowden inició el movimiento “para ayudar a apoyar este esfuerzo y a los candidatos que están tomando la medida políticamente arriesgada de hablar en contra de la gran industria farmacéutica” en un posteo del 17 de diciembre en X, donde pidió a los funcionarios y candidatos en las contiendas de todo el país a hacer públicas sus posiciones sobre las controvertidas vacunas.

“Sustituyamos a los políticos que no protegen a sus electores”, escribió la Dra. Bowden en la plataforma de redes sociales. “Pregunte a sus representantes … públicamente si están de acuerdo con más de 17,000 médicos para apoyar la retirada del mercado de las vacunas contra COVID”.

Inicialmente, la Dra. Bowden encontró dos partidarios. El posteo se hizo viral y, dos meses después, casi un centenar de candidatos se han comprometido a rechazar la vacuna.

Dewey Collier, teniente coronel retirado con 26 años de servicio en el Ejército de Estados Unidos, se postula a las primarias republicanas de Texas para representante estatal del Distrito 5. Anteriormente declaró a The Epoch Times que los conceptos de libertad y justicia lo impulsaron a hacer la promesa.

“Nunca deberían haberse distribuido [las vacunas] sin un estudio longitudinal, lo que, por definición, lleva un tiempo que no se tomaron para tener la certeza de que las vacunas eran seguras”, dijo el Sr. Collier. “Ahora que tenemos cada vez más datos longitudinales, está claro que las vacunas contra el COVID no son seguras y deben retirarse inmediatamente”.

“Tenemos que empezar a estudiar cómo ayudar a las personas que han resultado lesionadas por las vacunas contra COVID, y tomar medidas para evaluar otras vacunas para asegurarnos de que no han sido manipuladas”, añadió el Sr. Collier.

La representante Marjorie Taylor Greene (R-Ga.) también se comprometió, citando lo que ella afirma que son cada vez más pruebas de que la vacuna puede estar causando efectos secundarios peligrosos.

“¡Apúntame!”, escribió Greene en un posteo del 30 de diciembre en X, respondiendo al reto de la Dra. Bowden. “He denunciado las arriesgadas e ineficaces vacunas contra COVID-19 desde el principio. Recientemente, he celebrado una audiencia con los mejores expertos sobre las innumerables lesiones causadas por estas vacunas experimentales. Es hora de decir NO a las vacunas contra COVID-19 y retirar la aprobación de la FDA”.

En los dos últimos años, las vacunas contra COVID-19 se han visto envueltas en la polémica. Las vacunas contra COVID-19 originales fueron aceptadas por más del 80% de los estadounidenses después de que las autoridades prometieran que serían eficaces para combatir la enfermedad.

Sin embargo, una vez que se reveló que las vacunas no funcionaban como se había prometido, el interés por las vacunas de refuerzo posteriores disminuyó drásticamente.

Las vacunas también podrían atribuirse a los informes generalizados de resultados negativos para la salud. Las vacunas contra COVID-19 han sido señaladas como principales sospechosas en más de 1.5 millones de informes de efectos adversos, según la base de datos del Sistema para Reportar Eventos Adversos a las Vacunas (VAERS, por sus siglas en inglés) de la FDA. Las cifras podrían ser aún mayores. Un estudio de Harvard financiado por la FDA descubrió que los casos del VAERS representan menos del 1% de los efectos adversos de las vacunas que se producen realmente.

La Dra. Bowden dice que el objetivo inicial es que el PAC alcance el millón de dólares, para tener finalmente los recursos necesarios para ayudar a financiar suficientes candidatos como para que la vacuna contra COVID se considere una reliquia de una época difícil de la historia estadounidense.

Dra. Mary Talley Bowden. (Cortesía de la Dra. Mary Talley Bowden)

“La pandemia dejó una estela de corrupción a la que hay que hacer frente, pero lo primero y más importante es evitar más matanzas retirando este peligroso producto del mercado”, declaró la Dra. Bowden a The Epoch Times. “Estos políticos sienten lo mismo que yo y, de forma lenta pero segura, hemos creado un consenso cada vez mayor con otros representantes y candidatos que quieren enviar un mensaje firme y claro al Congreso para que haga lo que sea necesario para retirar las vacunas”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.