Crece oposición contra el líder de Hong Kong que suspendió pero no retiró ley de extradición a China

Por Frank Fang
16 de Junio de 2019 Actualizado: 16 de Junio de 2019

Aunque el controvertido proyecto de ley de extradición a China fuera suspendido por la gobernadora de Hong Kong, Carrie Lam, en una conferencia de prensa el 15 de junio, muchos están expresando cómo la líder no pudo abordar las preocupaciones compartidas por muchos hongkoneses sobre la legislación.

Los exfuncionarios de Hong Kong, incluyendo a la secretaria en jefe Anson Chan y el jefe de la administración pública Joseph Wong, dijeron el 15 de junio que Lam debería hacer algo más que simplemente “suspender indefinidamente” el proyecto de ley, según los medios de comunicación de Hong Kong RTHK.

Chan dijo que Lam debería retirar el proyecto de ley para satisfacer la demanda pública. “Está claro que la gente no quiere que la amenaza del proyecto de ley se cierna sobre sus cabezas, ni confía en que ella y su equipo hagan lo correcto”.

Además criticó a Lam por no abordar el uso excesivo de la fuerza por parte de la policía contra los manifestantes el 12 de junio.

Según la Secretaria en Jefe, la líder de Hong Kong debió haber “ofrecido una disculpa sincera al público” en su discurso público por no haber escuchado antes a la gente.

El jefe de la administración pública Joseph Wong dijo a los medios locales que aunque la suspensión no fue suficiente, fue “más vale tarde que nunca”. También instó a Lam a establecer una comisión para investigar las acciones policiales contra los manifestantes el 12 de junio.

Decenas de miles de hongkoneses se habían reunido alrededor de edificios gubernamentales la mañana del 12 de junio en un intento de impedir que el proyecto de ley del gobierno se debatiera en el Consejo Legislativo mayoritario pro-Pekín (LegCo).

A las 11 de la mañana, un anuncio del jefe del LegCo en favor de Beijing, Andrew Leung, dejó claro que los manifestantes habían logrado impedir que LegCo se reuniera por el momento.

Sin embargo unas horas más tarde, la policía de Hong Kong con su equipo antidisturbios tomó la decisión de usar spray de pimienta, gas lacrimógeno, balas de goma y bolsas de frijoles. Fue un intento de sacar a los manifestantes de las calles después de que se generaron tensiones en los cordones policiales del edificio del LegCo, donde algunos manifestantes habían estado presionando a la línea de la policía.

Los reportes indican que al menos 81 personas, entre ellas 22 policías, resultaron heridas, con edades comprendidas entre los 15 y los 66 años.

ONGs

La ONG británica Hong Kong Watch en una declaración, tras el anuncio de Lam, dijo que acogía con satisfacción la decisión; pero instó al gobierno de Hong Kong a retirar completamente el proyecto de ley. También pidió una investigación independiente sobre las acciones policiales del 12 de junio.

“Pedimos a la policía que actúe con moderación en respuesta a las continuas protestas e instamos a la policía a que ponga fin al hostigamiento y a las detenciones de quienes participaron en las manifestaciones de esta semana. Instamos al gobierno de Hong Kong a que ejerza moderación con respecto a cualquier enjuiciamiento”, dice la declaración.

El cofundador y presidente de Hong Kong Watch, Benedict Rogers, sostuvo además que “no se debe permitir que la policía se comporte con impunidad. Los informes de que la policía arresta o amenaza a personas en hospitales y universidades son muy preocupantes y deben cesar”.

El 13 de junio la policía de Hong Kong arrestó a dos estudiantes en la Universidad de Hong Kong.

“La definición de las manifestaciones como ‘disturbios’ debe ser retirada”, añadió Rogers.

Lam había llamado a las protestas “disturbios organizados”, el 12 de junio.

Amnistía Internacional de Hong Kong también se unió a los llamamientos para que se retirara completamente el proyecto de ley, dijo el director Tam Man-kei en un post de Facebook. Tam agregó que consideró inaceptable que Lam no se haya disculpado por las acciones de la policía contra los manifestantes.

El director respaldó los llamamientos a una comisión independiente para que investigue las acciones policiales, incluyendo el uso de gas lacrimógeno, gas pimienta y balas de goma contra los manifestantes. Además señaló que Amnistía ha seguido proactivamente los protocolos de las Naciones Unidas para dar seguimiento a los acontecimientos en Hong Kong.

Organizaciones de Hong Kong

En respuesta a la suspensión de Lam el 15 de junio, tres organizaciones de Hong Kong han instado públicamente a los hongkoneses a participar en la marcha del 16 de junio, programada para las 2:30 p.m. hora local.

La Asociación de Periodistas de Hong Kong (HKJA), escribiendo en su página de Facebook, llamó a “los miembros de la prensa a unirse a la manifestación para denunciar la violencia y exigir el retiro de la Ley de Transferencia de Fugitivos“.

HKJA había emitido previamente una declaración condenando a la policía por “ignorar totalmente la seguridad de los periodistas y pisotear gravemente su derecho a informar”.

Ayer, HKJA anunció en su sitio web que los periodistas fueron bienvenidos para obtener el equipo que la asociación ordenó, incluyendo cascos industriales, chalecos reflectantes, y respiradores 3M.

La Confederación de Sindicatos de Hong Kong (HKCTU) -un sindicato independiente que representa a más de 190.000 miembros en sectores como la construcción, la venta al por menor, la educación, el bienestar social y la administración de bienes raíces, dijo que sus asociados celebrarán una manifestación a partir de las 2 p.m. del lunes 17 de junio, ya que Lam todavía podría presentar el proyecto de ley en LegCo en cualquier momento en el futuro, según su página de Facebook.

La concentración prevista de la HKCTU se une a otros esfuerzos más amplios al día siguiente, el 17 de junio, impulsados por el Frente Civil de Derechos Humanos (CHRF, por sus siglas en inglés). HKCTU anunció el 14 de junio que apoyaría el mitin de la CHRF de “tres suspensiones”, boicoteando las clases y no yendo a trabajar el mismo día.

El Sindicato de Profesores Profesionales de Hong Kong (HKPTU), un grupo de interés social con más de 100.000 miembros -desde el jardín de infantes hasta las universidades- hizo un llamamiento a sus miembros para que participen tanto en la marcha del 16 de junio como en la del 17 de junio, según su página de Facebook.

Además de llamar a Lam para que retire el proyecto de ley, HKPTU, el Sindicato, reveló que ha recibido quejas de maestros que dicen que la Oficina de Educación de Hong Kong ha estado llamando a las escuelas para preguntar cuántos de sus maestros y estudiantes habían participado en las protestas del 12 de junio.

HKPTU condenó a la oficina por presionar a las escuelas y le pidió que pusiera fin a esas investigaciones.

Siga a Frank en Twitter: @HwaiDer

***

A continuación

¿Es posible que China tome el control de la economía global?

TE RECOMENDAMOS