Cada vez más países europeos revierten las restricciones por la COVID-19

Por Jack Phillips
23 de Enero de 2022 3:24 PM Actualizado: 23 de Enero de 2022 5:04 PM

Las principales economías de Europa han comenzado a retirar las restricciones por la COVID-19 que se aplicaron en las últimas semanas en respuesta a un pico de casos y hospitalizaciones.

En el Reino Unido, la gente no tendrá que llevar mascarillas en público ni mostrar una prueba de que ha sido vacunada para entrar en algunos locales como restaurantes o pubs a partir del próximo jueves.

“Debido a la extraordinaria campaña de refuerzo, junto con la forma en que el público ha respondido a las medidas del Plan B, podemos volver al Plan A en Inglaterra y permitir que las regulaciones del Plan B expiren como resultado desde el comienzo del jueves de la próxima semana”, dijo el primer ministro Boris Johnson hace varios días.

El primer ministro citó datos que sugieren que el aumento de la variante ómicron “ya ha alcanzado su punto máximo a nivel nacional”.

“Y tras examinar los datos con detenimiento, el Gabinete ha llegado a la conclusión de que, una vez que caduque la normativa, el Gobierno dejará de ordenar el uso de mascarillas en cualquier lugar”, dijo también Johnson.

En la cercana Irlanda, se espera que casi todas las normas por la COVID-19 expiren el sábado por la mañana, incluidos los límites de capacidad para los eventos al aire libre y en interiores. También se han suprimido los horarios de cierre anticipado y algunas de las llamadas medidas de distanciamiento social, según dijeron las autoridades la semana pasada.

“Lo principal que nuestro gobierno tiene que considerar en nuestra reunión de hoy son las cuestiones relacionadas con el calendario, así como las cuestiones relacionadas con el apoyo financiero a las empresas. Como siempre hemos dicho, no habrá un precipicio para la eliminación de los pasaportes para las empresas, pero sí habrá un final”, dijo el vicejefe del gobierno irlandés, Leo Varadkar, en declaraciones públicas.

El primer ministro francés, Jean Castex, dijo a finales de la semana pasada que el país empezará a reducir las restricciones en las próximas semanas, asegurando que el número de casos de COVID-19 y las hospitalizaciones en Francia han mejorado.

Un manifestante sostiene una pancarta en la que se lee “La verdad os hará libres” durante una manifestación contra el pase sanitario y las vacunas contra la COVID-19 en la plaza del Trocadero de París el 15 de enero de 2022. (Geoffroy van der Hasselt/AFP vía Getty Images)

“Esta ola excepcional no ha terminado, pero la situación empieza a evolucionar de forma más favorable”, comentó Castex el jueves. Sin embargo, vinculó la relajación de las restricciones con el nuevo pasaporte de vacunación contra la COVID-19 de Francia que entra en vigor el lunes, y que algunos críticos han calificado de draconiano. El pase ha suscitado protestas masivas en los últimos días.

Castex y otros funcionarios franceses dijeron que el sistema de pasaportes de vacunación podría suprimirse por completo si la situación de la COVID-19 en el país sigue mejorando. El ministro de Sanidad, Oliver Veran, dijo el jueves que dependería del número de personas hospitalizadas.

“Estamos un poco más seguros al decir que podemos relajar algunas de estas restricciones y dejar que la gente vuelva a la vida lo más normal posible”, dijo Veran, según France24.

Las órdenes de uso obligatorio de mascarilla, los límites de capacidad de público en algunos locales y el trabajo desde casa no serán obligatorios el 2 de febrero, dijeron las autoridades francesas. También se permitirá la reapertura de los clubes nocturnos a mediados de febrero.

El 20 de enero, el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, dijo a varios periodistas que la Unión Europea debe abordar la COVID-19 de la misma manera que aborda la gripe, ya que algunos estudios y datos frecuentes han demostrado que la variante ómicron es mucho menos virulenta que las anteriores.

“Lo que decimos es que en los próximos meses y años vamos a tener que pensar, sin titubeos y según lo que nos diga la ciencia, cómo gestionar la pandemia con parámetros diferentes”, dijo el lunes, informó The Associated Press.

Mientras tanto, Alemania y Austria parecen seguir adelante con sus planes de hacer obligatorias las vacunas contra la COVID-19 para todas las personas que cumplan los criterios de selección en las próximas semanas. Las normas austriacas estipulan multas masivas de miles de euros y otras sanciones para quienes se nieguen a cumplirlas.

Pero la cercana República Checa ha abandonado los planes de hacer obligatoria la vacuna tras las amplias protestas en Praga y otras ciudades, según la oficina del nuevo primer ministro Petr Fiala.

“Hemos acordado que la vacunación contra la COVID-19 no será obligatoria”, dijo Fiala durante unas declaraciones realizadas la semana pasada. “Esto no cambia nuestra postura sobre la vacunación. Sigue siendo, sin duda, la mejor manera de luchar contra la COVID-19 (…) sin embargo, no queremos ahondar en las fisuras de la sociedad”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.