Crecimiento del gasto del consumidor se desacelera y se hunde su confianza

Por Tom Ozimek
28 de Agosto de 2021
Actualizado: 28 de Agosto de 2021

Nuevos datos del gobierno de Estados Unidos muestran que el gasto del consumidor de julio creció un deslucido 0.3 por ciento, un ritmo mucho más lento que el 1.1 por ciento del mes anterior y una señal de que la recuperación económica puede estar perdiendo fuerza en el tercer trimestre a medida que se extiende la variante delta del COVID-19.

El gasto del consumidor, que representa alrededor de dos tercios del crecimiento económico de Estados Unidos, aumentó USD 42,200 millones en julio, o un modesto 0.3 por ciento en el mes, dijo el viernes el Departamento de Comercio en un comunicado. Otro indicador, el índice que mide la confianza del consumidor estadounidense, revelado por la Universidad de Michigan, cayó bruscamente en el mes de agosto.

Aún así, los cimientos de la recuperación económica parecen sólidos, ya que el informe del Departamento de Comercio muestra un aumento de los salarios y un incremento de los ahorros, lo que da a los consumidores estadounidenses un mayor potencial de gasto que desbloquear y abrir en el futuro, aunque el aumento de las infecciones pueda ensombrecer las perspectivas.

“Hay claros riesgos a la baja para el gasto si se cancelan más eventos y viajes y se retrasa la llegada de más productos a las estanterías”, dijo Sal Guatieri, economista senior de BMO Capital Markets en Toronto, en declaraciones a Reuters. “Pero es un poco pronto para arrojar la toalla sobre las perspectivas económicas, dadas las tendencias favorables de los salarios y el ahorro y el probable impulso de la inversión empresarial, los inventarios y el comercio, para el tercer trimestre”.

Además del resurgimiento de la pandemia, otra sombra que se vislumbra en el horizonte de la recuperación, está la fuerte caída de la confianza de los consumidores. El Índice del Sentimiento del Consumidor otorgado por la Universidad de Michigan cayó a 70.3 en agosto, el nivel más bajo desde 2011.

“Las reacciones extremas de los consumidores se debieron a la variante Delta, al aumento de la inflación, al menor crecimiento de los salarios y a los menores descensos del desempleo”, dijo Richard Curtin, director de la encuesta, en una declaración. “La extraordinaria baja del sentimiento también refleja una respuesta emocional, dadas las frustradas esperanzas de que la pandemia termine pronto y la vida vuelva a la normalidad”.

Junto con el descenso del gasto y la caída del sentimiento, en julio, las presiones inflacionistas se redujeron un poco. El Índice de Precios del Gasto en Consumo Personal (PCE), el indicador de inflación preferido por la Reserva Federal para calibrar la política monetaria, subió un 0.3% en julio, después de haber subido un 0.5% en junio y un 0.6% en mayo, lo que sugiere que la inflación puede haber tocado techo y que ahora empezará a suavizarse, una opinión que sostienen los funcionarios de la Reserva Federal.

El presidente de la Fed, Jerome Powell, dijo en un discurso el viernes que, aunque ha habido un “fuerte aumento” de la inflación, hay señales de que se está moderando.

“La inflación a estos niveles es, por supuesto, un motivo de preocupación. Pero esa preocupación se ve atenuada por una serie de factores que sugieren que estas elevadas lecturas probablemente sean temporales”, dijo Powell, argumentando que el actual repunte de la inflación está impulsado en gran medida por un grupo relativamente reducido de bienes y servicios que se han visto directamente afectados por la pandemia y la reapertura de la economía, efectos que “deberían desaparecer con el tiempo”.

Powell también defendió la persistencia de las fuerzas desinflacionistas, como la tecnología y la globalización, argumentando que hay poca evidencia de que éstas hayan revertido o disminuido repentinamente, diciendo que “parece más probable que continúen pesando sobre la inflación a medida que la pandemia pasa a la historia”.

La perspectiva económica de referencia de la Fed es que la economía siga avanzando hacia el máximo empleo, con una inflación que vuelva a acercarse al objetivo de la Fed de una media del 2 por ciento a lo largo del tiempo, añadió.

Aunque la propagación de la variante Delta llevó a los economistas a recortar sus previsiones de crecimiento en el trimestre actual, los analistas siguen creyendo que si los casos de COVID-19 disminuyen en los últimos meses de 2021, Estados Unidos experimentará este año su mayor crecimiento en décadas.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS