‘Criada suicida’ en una a azotea de Manhattan generó gran revuelo, pero resultó ser algo más

Por Michael Wing - La Gran Época
26 de Junio de 2019 Actualizado: 26 de Junio de 2019

La neoyorquina Casey McCormick se asustó cuando miró por la ventana de su oficina en Manhattan el mes pasado y vio lo que parecía ser una criada a punto de saltar.

Sobre la cornisa de la azotea de un edificio se balanceaba una figura de capa roja que llevaba un sombrero blanco, como si estuviera a punto de lanzarse a morir, o eso parecía. El atuendo le recordaba a McCormick a las mujeres de “The Handmaid’s Tale” en Netflix.

Casey, de 30 años, que trabaja como estratega creativa para la editorial neoyorquina Popsugar, consultó a algunos de sus compañeros de trabajo antes de llamar al 911 para reportar el aparente e inminente suicidio.

“Esta mañana llamé al 911 porque pensé que una mujer vestida de criada estaba a punto de saltar de un edificio”, dijo en sus páginas de Instagram y Twitter. “La policía estaba en constante contacto conmigo mientras averiguaban adónde ir y como encontrar a la mujer”.

Casey se puso en contacto con un oficial, y después de 15 minutos, recibió un mensaje de texto y una foto de él que revelaba que todo estaba bien.

“Es un paraguas. Todo a salvo”, decía el texto. Era solo un paraguas rojo de patio con una tapa blanca.

“Literalmente me derretí en mi silla”, dijo Casey. “Me alegré mucho que no fuera una persona real y que todo el mundo estuviera a salvo [pero] me sentí tan tonta”.

“Es [sic] mejor estar a salvo que lamentar. [La policía de Nueva York] se lo tomó muy en serio y nosotros también lo hicimos”.

Los mantos y capuchones rojos de la serie Netflix se convirtieron en símbolo de las protestas anti-pro-vida en los últimos meses. El programa de televisión cuenta la historia de una novela de 1985 de Margaret Atwood, que describe un mundo distópico en el que las mujeres son relegadas como vasos reproductivos, y nada más.

“No me sorprendería si alguien tomara una posición y se volviera muy aterrador”, dijo Casey. Quizas podría ser una mujer disfrazada que protestaba contra las recientes leyes antiaborto.

Sin embargo, la policía de Nueva York no perdió el sentido del humor, enviando después un mensaje a Casey, “Bendito sea el paraguas”.

Tampoco se debía dejar a Netflix fuera de la diversión. Publicaron, “Ofumbrella”, y citaron con humor al protagonista del programa, Offred.

Y los internautas se comieron el posteo en twitter de Casey, que recogió más de 400.000 me gusta y decenas de miles de retweets.

Chelsea Stoutenburgh, que trabaja en un edificio cercano, apareció en Twitter con una visión similar del paraguas suicida.

“Trabajo al otro lado de la calle y casi hago lo mismo”, tuiteó con una foto de la suicida desde un ángulo diferente.

Un portavoz de la policía de Nueva York confirmó que la llamada fue recibida desde la calle West 27 y Park Avenue South alrededor de las 11 a.m., y que los agentes del distrito 13 respondieron y obtuvieron acceso al edificio donde se suponía que se encontraba la mujer camuflada.

El departamento de policía agregó en Twitter: “Dejando de lado las bromas, si alguna vez dudan en llamar al 911, ¡no lo hagan! Tomamos todas las llamadas en serio, y en el peor de los casos nos vamos a casa con una gran historia”.

El libro chino más traducido en la historia se lee en 40 idiomas pero está prohibido en China

¿Te gustó este artículo? Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS