“Criminal, inhumano y sin ética”: UE aprueba condena a la sustracción forzada de órganos en China

Por Eva Fu
06 de Mayo de 2022 11:24 AM Actualizado: 06 de Mayo de 2022 11:24 AM

El Parlamento Europeo adoptó una resolución en la que expresa “serias preocupaciones” sobre la sustracción forzada de órganos en curso por parte del régimen chino, al tiempo que pide a sus estados miembros que condenen públicamente estos abusos.

“El parlamento expresa su seria preocupación por los informes de sustracción de órganos persistente, sistemática, inhumana y sancionada por el Estado a los prisioneros en China, y más específicamente a los practicantes de Falun Gong”, se lee en una declaración fechada el 5 de mayo luego de la adopción del texto.

Los miembros del parlamento “consideran que la práctica de sustracción de órganos a presos vivos en el corredor de la muerte y presos de conciencia en China puede constituir un crimen contra la humanidad”, se lee.

Un panel independiente de 2019, llamado Tribunal de China, descubrió que el régimen chino había estado matando a prisioneros de conciencia durante años con el propósito de obtener sus órganos para trasplantes a una escala sustancial, una práctica que aún continúa. Concluyó que tales acciones equivalían a crímenes contra la humanidad y que las principales víctimas eran practicantes de Falun Gong detenidos.

Falun Gong es una práctica espiritual que consiste en ejercicios de meditación y enseñanzas morales basadas en los principios de verdad, compasión y tolerancia. En 1999, sus practicantes se convirtieron en el objetivo de una amplia campaña de persecución por parte de Beijing después de que la gran popularidad de la práctica fuera percibida como una amenaza para el control autoritario del régimen comunista sobre la sociedad. Millones de practicantes de Falun Gong detenidos en todo el país fueron esencialmente convertidos en un gran banco de órganos involuntario para el hambriento sistema de trasplante de órganos del régimen chino.

Practicantes de Falun Gong participan en un desfile para conmemorar (en Flushing, Nueva York, el 23 de abril de 2022) el 23 aniversario de una apelación pacífica en Beijing llevada a cabo el 25 de abril de 1999 por 10,000 practicantes de Falun Gong. (Chung I Ho/The Epoch Times)

Desde que surgieron los primeros informes de sustracción forzada de órganos a mediados de la década del 2000, el régimen chino ha negado repetidamente las acusaciones, pero también ha negado el acceso de verificadores externos a las instalaciones médicas y de detención para confirmar sus afirmaciones.

La resolución de la UE señaló que el régimen se negó a testificar ante el Tribunal de China.

La resolución denunció, además, la falta de supervisión independiente sobre si los detenidos habían dado su consentimiento para la donación de órganos, y el silencio de las autoridades chinas sobre los informes de que se impedía a las familias reclamar los cuerpos de sus seres queridos que murieron bajo custodia.

La resolución de cuatro páginas, adoptada el 5 de mayo, fue la primera declaración pública de la Unión Europea sobre el tema desde 2013, cuando el Parlamento Europeo advirtió por primera vez a Beijing que la práctica de la sustracción forzada de órganos era inaceptable.

Además de condenar el abuso en público, dice la resolución, la UE y sus estados miembros deben plantear el tema de la sustracción de órganos “en cada Diálogo sobre Derechos Humanos”, plantear el tema al comprometerse con los socios y tomar las medidas necesarias para evitar que sus ciudadanos participen en el turismo de trasplantes en China. Las instituciones relevantes, dijo, deberían reconsiderar su colaboración con sus homólogos chinos en medicina, investigación y formación sobre trasplantes.

Los derechos humanos ‘no son una opción’

La aprobación de la resolución se produjo tres días antes del viaje planeado a China de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet. El Parlamento Europeo en la resolución instó al organismo de derechos humanos a investigar el tema durante la visita.

El principal funcionario de política exterior de la UE, Josep Borrell, destacó el tema un día antes durante un debate parlamentario y dijo que el bloque de 27 miembros “condena en los términos más enérgicos posibles la práctica criminal, inhumana y sin ética de la sustracción forzada de órganos”.

“El respeto por los derechos humanos no es una opción, sino un requisito en todas las áreas, incluso en la desafiante área médica y ética de la donación y el trasplante de órganos”, dijo Jutta Urpilainen, comisionada para asociaciones internacionales, en su nombre.

El comisario europeo de Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Josep Borrell, ofrece una rueda de prensa durante una reunión del Consejo de Asuntos Exteriores en la sede de la UE en Bruselas, Bélgica, el 15 de noviembre de 2021. (John Thys/AFP vía Getty Images)

Un estudio médico publicado en abril, en el American Journal of Transplantation, identificó docenas de publicaciones chinas en las que los médicos extrajeron corazones y pulmones de personas para trasplante sin seguir el protocolo estándar para establecer la muerte cerebral. Esto significó efectivamente que los pacientes fueron asesinados por sus órganos y que los cientos de profesionales médicos involucrados actuaron como “verdugos” para el estado, dijeron los autores.

El discurso de Borrell fue aplaudido por el representante de EE.UU. Gus Bilirakis (R-Fla.), quien se desempeña como copresidente del Caucus del Congreso Internacional de Libertad Religiosa.

“El abominable historial de derechos humanos de China, incluida la práctica inhumana de la sustracción de órganos a minorías étnicas y religiosas, ya no se ocultará bajo la alfombra”, le dijo a The Epoch Times. “Es imperativo que Estados Unidos y sus aliados envíen un mensaje fuerte e inquebrantable en defensa a los derechos humanos básicos y la protección a todas las personas”.

Otros creen que la medida aún está lejos de resolver el problema.

Torsten Trey, director ejecutivo del grupo de defensa de ética médica, Médicos Contra la Sustracción Forzada de Órganos, señaló el silencio prolongado de la comunidad internacional sobre el asunto.

“Han pasado tres años desde que el Tribunal de China concluyó que China está matando personas por sus órganos. Durante más de dos décadas, China ha perseguido a los practicantes de Falun Gong y probablemente haya asesinado a más de un millón de ellos, probablemente más que [los muertos] en Ucrania hasta el día de hoy”, le dijo a The Epoch Times.

En comparación con la respuesta mundial a la guerra en Ucrania, la resolución ha sido “un débil llamado a un régimen comunista que respalda a Rusia en su agresión”, dijo.

“Necesitamos acciones en China, no llamados. China escuchó estos llamados durante dos décadas y los ignoró”, dijo.

“En este punto, Europa está siendo desafiada por el PCCh: ¿Hará Europa de los derechos y valores humanos básicos una condición no negociable para la asociación, o ignorará la espantosa práctica de la sustracción forzada de órganos a practicantes vivos de Falun Gong en China?”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.