Cuando esta maestra vio la “comida chatarra” de un alumno, toma una medida que se vuelve viral

Por La Gran Época
02 de Enero de 2019 Actualizado: 02 de Enero de 2019

¿Alguna vez has experimentado la dificultad de pasar hambre? Aunque algunos niños podían ir a la escuela con un buen almuerzo, este pobre niño no podía permitirse una comida tan elaborada, solo una mezcla de arroz y comida chatarra era todo lo que podía tener. Su difícil situación es un recordatorio para el resto de nosotros de que debemos apreciar lo que tenemos porque hay quienes no tienen casi nada, tanto jóvenes como ancianos.

Aunque la mayoría de los padres quieren lo mejor para sus hijos, las cargas financieras a veces pueden poner a prueba su capacidad para satisfacer incluso las necesidades básicas de la vida. A veces, no hay otra opción que la de que sus hijos se queden sin la comida adecuada, como el caso de este niño pequeño y hambriento, un estudiante en Filipinas cuyos padres tienen dificultades para llegar a fin de mes.

Un día, una maestra de escuela llamada Choniil Mascariñas notó que uno de sus alumnos estaba comiendo comida chatarra mezclada con arroz para el almuerzo. Sorprendida por lo que vio, interrogó al niño al respecto.

El niño estaba un poco avergonzado por su humilde situación, pero le reveló a Choniil que su familia solo podía pagar bocadillos como ‘Bida’ y ‘Super Crunch’, ya que solo le daban 3 lamentables pesos filipinos (0,17 dólares estadounidenses) para su manutención diaria.

Cuando le preguntó por qué su familia ni siquiera podía conseguirle pescado seco para el almuerzo, se encogió de hombros para evadir la embarazosa pregunta.

Más tarde, Choniil se enteró que la familia del niño ganaba su pan diario haciendo y vendiendo uling (carbón), un trabajo que no es muy lucrativo. Ellos dependían de los escasos ingresos para mantener sus medios de vida.

Choniil compartió la situación de su estudiante más ampliamente al publicar fotos del niño comiendo su miserable almuerzo de comida chatarra en su página de Facebook.

La situación del niño conmovió a muchos internautas, que etiquetaron a sus amigos y parientes para hacerles ver lo afortunados que eran. También contribuyeron para ofrecer dinero y comestibles al niño pobre para que pudiera pagar un almuerzo nutritivo mientras asiste a la escuela.

Aunque su ayuda puede que solo ofrezca al niño algo temporal, sigue siendo reconfortante saber que hay gente de buen corazón que se preocupa.

Según Enough Food For Everyone IF, una campaña para combatir el hambre, un niño muere de hambre cada 10 segundos.

“En cada minuto de cada día, cuatro niños mueren de hambre”, dijo Eddie Izzard, un comediante inglés en uno de los videos promocionales de IF.

Las personas de todo el mundo deberían actuar con más compasión hacia los demás y ayudar a sus vecinos, a sus hermanos y hermanas; y entonces quizás estemos un paso más cerca de poner fin a la difícil situación de estos niños hambrientos que viven en la pobreza.

También debemos estar agradecidos por lo que tenemos porque muchos niños en otras partes del mundo simplemente no tienen nada.

Mira el vídeo:

Posted by Choniil Mascariñas on Friday, July 14, 2017

¿Te gustó este artículo?

Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS