Cuatro niños escapan en el auto del padre, roban gasolineras y los detienen a 1000 km

Por La Gran Época
15 de Julio de 2019 Actualizado: 15 de Julio de 2019

Cuatro chicos entre familiares y amigos de entre 10 y 14 años en Australia empacaron unas cañas de pescar en la camioneta deportiva de un padre, tomaron algo de dinero y tras presuntamente robar unas tres estaciones de servicio, se fueron manejando 1000 kilómetros por la costa antes de ser detenidos por la policía al día siguiente.

Salieron de Queensland la noche del sábado cerca de las 22:30 dejando una nota de despedida y los encontraron después de una breve persecución policial cerca de Grafton, en el estado de Nueva Gales del Sur. Por qué se escaparon aún se desconoce, pero la madre de uno de los chicos es de esa zona.

Ellos cerraron las puertas del automóvil y se negaron a salir, declaró el inspector en funciones Darren Williams, según Abc. Un agente debió romper una ventana de la Nissan Patrol, que se había reportado como robada, añadió Williams.

La policía no puede confirmarlo pero supuestamente algunos de los cuatro niños se turnaron conduciendo el vehículo todo terreno desde Gracemere, cerca de Rockhampton, en el centro de Queensland, hasta que fueron encontrados en Grafton. El grupo estaba compuesto por un chico de 14 años, dos de 13 años y una nena de 10 y no todos están emparentados.

El coche fue declarado robado y luego visto en Glen Innes, el domingo por la tarde. Sólo uno de los muchachos dejó una nota para su familia diciendo que se iba.

Aunque el caso está investigación los chicos habrían robaron el combustible en una estación de servicio en Banana y Warialda.

La Patrulla de Carreteras de Glen Innes persiguió al vehículo hasta recibir una orden de suspención debido a la corta edad del conductor.

Williams dijo que el grupo fue encontrado finalmente dentro del coche estacionado en la autopista Gwydir en Jackadgery, al oeste de Grafton, a altas horas de la noche del domingo.

“A los niños se les ordenó que abrieran las puertas de los vehículos [pero] se han encerrado en el auto y la policía ha tenido que usar un bastón para entrar al vehículo y arrestarlos”, dijo el alguacil.

“Habrá cargos en el futuro y es sólo cuestión de que la policía tenga la oportunidad de entrevistar a esos niños en una fecha posterior”, añadió.

Según 7News, las familias “han sido notificadas debido a un comportamiento ilegal, escapando en estaciones de servicio”, dijo.

Pero el hecho de que los cuatro niños fueran encontrados a salvo después de la odisea es lo más positivo.

“Nadie fue asesinado, nadie resultó herido y están bien”, concluyó.

Solo uno de los menores, el de 14 años,  fue recogido en la estación de policía por su madre que sería de Grafton, y el resto quedó en custodia.

“Es un viaje bastante grande, y es un largo camino para una persona joven – supongo que un par de latas de Red Bull y es probable que hagas cualquier cosa”, dijo Willimas.

El automóvil de tracción de cuatro ruedas pertenecía al padre de uno de los menores de 13 años. La policía dijo que volaría a Nueva Gales del Sur para recoger su coche y a su hijo.

***

A continuación

Dos gemelas meditaban en un parque cuando la policía china las separa de su madre

TE RECOMENDAMOS