“Cuentos de hadas”: un funcionario alemán cuestiona los números sobre el virus del régimen chino

Por Christian Watjen
10 de Abril de 2020 2:28 PM Actualizado: 10 de Abril de 2020 2:28 PM

BERLÍN.  El Partido Comunista Chino está tratando de cambiar la narrativa que rodea la pandemia del virus del PCCh (más conocido como coronavirus) y usarla para fomentar objetivos geopolíticos. Pero algunos políticos en Europa ven lo que ocurre realmente con los discursos del régimen.

Después de casi 11 semanas bajo encierro, las autoridades en Wuhan levantaron el miércoles todas las restricciones de viaje. Wuhan es el epicentro del virus del PCCh en China. Durante las últimas semanas, el PCCh ha reportado cero o casi cero nuevas infecciones en todo el país. Pero no todos están convencidos de que la epidemia haya terminado de verdad.

“Que los chinos supuestamente ya habían resistido la epidemia, creo que este es un cuento de hadas del gobierno central en Beijing. Lo que a su vez muestra lo que hace una dictadura comunista en términos de propaganda al mundo exterior. Esto me recuerda mucho a… Chernobyl”, dijo Ulrich Lechte, miembro del Bundestag, el Parlamento alemán.

Según un informe reciente del grupo de expertos American Enterprise Institute (AEI) con sede en Washington, China tiene millones de casos de virus del PCCh, no decenas de miles.

La estimación se basó en la revisión de información en un reporte de los medios de comunicación estatales chinos; una tasa de infección observada en Corea del Sur, donde el informe de datos es confiable; y el supuesto de un número conservador de días durante los cuales el virus se propagó por China, antes de que la región de Wuhan fuera cerrada.

La propia Beijing admitió públicamente que ocultó la cantidad de personas con la enfermedad cuando anunció que comenzaría a informar casos de portadores asintomáticos el 1 de abril, revelando que no lo había estado haciendo. La Comisión Nacional de Salud de China también reconoció que los portadores asintomáticos pueden infectar a otros y causar brotes, información que previamente habían descartado.

Las críticas también están creciendo por la incapacidad del PCCh de contener el virus. Algunos políticos en Europa notaron cómo las autoridades chinas sabían sobre el virus desde el principio, cómo destruyeron muestras del virus, detuvieron a periodistas ciudadanos y silenciaron a los médicos que trataron dar alarma de la situación.

“En noviembre, los primeros informes sobre una nueva enfermedad pulmonar dentro de China habían sido enviados a Beijing y a las autoridades sanitarias. Sin embargo, hicieron algo típico de un sistema como el de China, que no es democrático y pluralista, intentaron encubrir [el brote]”, dijo Lechte.

Un estudio de la Universidad de Southampton encontró que si el régimen chino hubiera actuado solo tres semanas antes, el 95 por ciento de las infecciones podrían haberse prevenido.

“Si hubiéramos tenido seis semanas de ventaja, si la OMS hubiera emitido una advertencia a fines de noviembre, probablemente habríamos podido enfrentar la situación mucho mejor”… Y probablemente no tendríamos miles de muertes en nuestros registros”, dijo Lechte. “China debe rendir cuentas”.

En marzo, la pandemia comenzó a golpear a Europa. China comenzó a enviar equipos médicos y equipo de protección, aunque muchos eran parte de exportaciones regulares, a países afectados como Italia. El régimen utilizó esos esfuerzos como parte de una campaña de propaganda para restaurar su imagen.

“Me parece realmente extraño cuando sabes cómo han sido las cosas en China, cuántas personas realmente han tenido que sacrificar sus vidas, para lograr que el gobierno central chino admita que hay problemas. Y hoy la gente finge que China es el gran salvador del mundo. Desafortunadamente, la realidad es todo lo contrario”, dijo Lechte.

El régimen ha estado apuntando a países europeos durante años. Por ejemplo, Italia como parte del proyecto de infraestructura de “La Franja y la Ruta” y Grecia y muchos países de Europa del Este como parte de las cumbres 16-Plus-One. Los críticos están preocupados de que China tenga como objetivo crear dependencia hacia el régimen y dividir a Europa.

“Te ayudan con dinero rápido, con iniciativas. Pero al final terminas bajo el talón de Beijing… Tienes que verlo por lo que es. China intenta afirmar sus intereses en el mundo a través de su economía y elevarse como el próximo poder hegemónico”, dijo Lechte.

A medida que los países de Europa continúan luchando con la pandemia y sus consecuencias, algunos observadores lo ven como una oportunidad para obtener más claridad sobre la verdadera naturaleza del PCCh y sus intenciones.

Frank Fang y Bowen Xiao contribuyeron a este informe.

Descubra

La cronología del encubrimiento del COVID-19 hecho por el régimen chino

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.