Cosas peligrosas que le suceden a tu cuerpo si te aplicas esmalte de uñas con frecuencia

Por Li Yen
12 de Agosto de 2019 Actualizado: 12 de Agosto de 2019

El uso de esmalte de uñas se ha convertido en parte del régimen de belleza semanal de muchas personas, ya sea que trabajes en una oficina de alto nivel como ejecutiva o desde tu casa. Sin embargo, no mucha gente sabe las cosas que hay que tener en cuenta al comprar esmalte de uñas. Sigue leyendo para aprender a elegir los esmaltes de uñas adecuados sin dejar de lucir bien…

Antes de buscar nuestro esmalte de uñas en las tiendas, es aconsejable tomarse el tiempo para leer la parte posterior de tu envase de esmalte de uñas. ¿Sabías que muchos productos químicos en el esmalte de uñas causan daño al inhalar los vapores, y algunos entran en nuestro torrente sanguíneo?

En hallazgos inquietantes, los científicos han encontrado que seis horas después de pintarse las uñas, un grupo de 24 mujeres tenían niveles elevados de fosfato de difenilo (DPHP por sus siglas en inglés), una sustancia química utilizada en el esmalte de uñas, en su orina.

A pesar de lo atemorizante que pueda sonar, algunos productos químicos comunes para esmaltes de uñas se han relacionado con la causa del cáncer, y otros se relacionan con abortos espontáneos.

Esmalte de uñas
Imagen Ilustrativa. (Iakov Filimonov/Shutterstock)

Entonces, ¿qué hay en el esmalte de uñas que puede causar daño a tu salud? Los tres ingredientes principales que hay que tener en cuenta son el ftalato de dibutilo, el tolueno y el formaldehído, comúnmente conocido como el “trío tóxico” de los cosméticos.

1. Tolueno: un solvente que da a las uñas un acabado suave

El peligro del tolueno, un líquido incoloro e insoluble en agua con un olor parecido al de los disolventes de pintura, es principalmente la inhalación de la sustancia en los pulmones.

De acuerdo con ToxTown, inhalar niveles bajos a moderados de tolueno en un período corto puede causar fatiga, dolores de cabeza, mareos, debilidad y náuseas.

La exposición prolongada al tolueno puede afectar el sistema nervioso central, el sistema reproductivo y el sistema inmunológico. Puede llevar a la pérdida de la audición y de la visión del color, así como a daños en los riñones y el hígado. Aparte de eso, también puede causar daño cerebral, pérdida de memoria y disminución de la capacidad mental.

Además, respirar altos niveles de tolueno durante el embarazo puede afectar al feto, resultando en bebés con defectos congénitos, habilidades intelectuales retrasadas y lento crecimiento. Algunos estudios han demostrado que la exposición al tolueno en el lugar de trabajo aumenta el riesgo de abortos espontáneos.

Esmalte de uñas
Imagen Ilustrativa. (Vera Dimov/Shutterstock)

2. Formaldehído: se utiliza como agente endurecedor y desinfectante para las herramientas de cuidado de las uñas

Si estás sufriendo de alergias, el contacto con el formaldehído, un químico incoloro e inflamable con un fuerte olor, puede causar dermatitis y posibles quemaduras químicas. Este gas, cuando se inhala, puede desencadenar trastornos del ritmo cardíaco y convulsiones.

Lo peor de todo es que la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC) ha clasificado el formaldehído como cancerígeno para los seres humanos. Conocido como uno de los ingredientes potencialmente tóxicos usados diariamente, la exposición más grande o prolongada al formaldehído se ha relacionado con la causa del cáncer de los senos nasales y la leucemia, en particular la leucemia mieloide, afirma American Cancer Society.

3. Dibutilftalato (DBP): un solvente comúnmente utilizado como plastificante para hacer que los esmaltes de uñas sean más duraderos, evitando que se vuelvan quebradizos

Se sospecha que el dibutilftalato es una sustancia química que interfiere con las hormonas en el cuerpo y altera la función del sistema endocrino. Los estudios que involucran animales de laboratorio muestran una conexión entre la exposición al DBP y los problemas de fertilidad y defectos congénitos, reportó Reader’s Digest.

Debe decirse, sin embargo, que muchas personas reportan no tener efectos secundarios por usar esmalte de uñas regular todos los días durante muchos años, y tal vez sus cuerpos son mejores en la expulsión de estas toxinas. Mientras tanto, otros se quejan de dolores de cabeza justo después de usarla.

Cualquiera que sea el caso, puede ser prudente examinar los ingredientes antes de usar algo en tu cuerpo regularmente.

Entonces, ¿cómo elegir un esmalte de uñas que no le cause daño a tu salud?

Esmalte de uñas
Imagen Ilustrativa. (Nik Merkulov/Shutterstock)

Busca las marcas especiales en los frascos de esmalte de uñas:

“9-Libre” significa que el producto no contiene formaldehído, tolueno, ftalato de dibutilo, resina de formaldehído, alcanfor, xileno, etil tosilamida, parabenos y acetona.

“7-Libre” significa que el producto no contiene formaldehído, tolueno, ftalato de dibutilo, resina de formaldehído, alcanfor, etil tosilamida y xileno.

“5-Libre” significa que el producto no contiene formaldehído, sus resinas derivadas (resinas de formaldehído), tolueno, ftalatos de dibutilo o alcanfor.

“3-Libre” significa que el esmalte está libre de solo tres de los componentes dañinos: formaldehído, ftalato de dibutilo y tolueno.

Ten cuidado y escoge cuidadosamente tu esmalte de uñas. No hay absolutamente ninguna razón por la que no puedas pintarte las uñas siempre y cuando elijas el tipo de esmalte de uñas adecuado.

Sin embargo, recuerda, dales tiempo a tus uñas para que respiren de vez en cuando; siempre cubriéndote las uñas con esmalte de uñas puede hacer que se sequen y se vuelvan quebradizas. Dales vida a tus uñas naturales frotando un poco de aceite de oliva en el área de las uñas para darles un brillo suave y ¡listo, uñas hermosas!

¡Estos chicos sí saben de ingenio y creatividad!

¿Te gustó este artículo? Entonces, te pedimos un pequeño favor. Apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS