Cuomo podría prohibir servicio de comidas bajo techo en Nueva York si suben las hospitalizaciones

Por Lorenz Duchamps
08 de Diciembre de 2020
Actualizado: 08 de Diciembre de 2020

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, dijo el lunes que, si las hospitalizaciones por el virus del PCCh en el estado siguen aumentando en los próximos días, los restaurantes probablemente enfrentarán nuevas restricciones.

El gobernador dijo que los funcionarios monitorearán la capacidad hospitalaria de las diferentes regiones en el estado durante los próximos cinco días, y señaló que, si las cifras de hospitalizaciones no se estabilizan, es posible una prohibición o reducción de los servicios de comidas bajo techo, a partir del 14 de diciembre.

“Vamos a monitorear la capacidad de los hospitales. Si no se estabilizan las cifras, reduciremos los servicios bajo techo. Bajarán a cero en la ciudad de Nueva York y al 25 por ciento en cualquier otro lugar del estado”, dijo Cuomo durante una conferencia de prensa.

Según los datos estatales, sobre el total de hospitalizaciones en la ciudad de Nueva York, hasta el 6 de diciembre había 1416 neoyorquinos hospitalizados con COVID-19. Esto es 41 personas más que en el día anterior, cuando las cifras mostraban que 1375 personas fueron hospitalizadas con el virus del PCCh (Partido Comunista Chino).

En todo el estado, los datos muestran 4602 personas hospitalizadas, 160 pacientes más que el día anterior, cuando habían 4442 hospitalizados.

Cuomo dijo que, de esos 160 pacientes, 22 estaban en la unidad de cuidados intensivos y otros 13 estaban intubados. Un total de 80 personas han muerto.

“Hay ciertas cuestiones inamovibles, ¿de acuerdo? ¿Qué es inamovible aquí? No se puede abrumar a los hospitales”, dijo Cuomo durante la sesión informativa.

“Si se está a un ritmo que va a abrumar a los hospitales, se debe cerrar”, agregó.

El gobernador advirtió a principios de este año, después de que la ciudad comenzara a reabrir, que, si las hospitalizaciones aumentan nuevamente durante 10 días consecutivos, con una tasa de positividad del tres por ciento o más durante siete días, los servicios de comidas bajo techo podrían reducirse o prohibirse. La cifra de positividad ahora está en un cuatro por ciento, según datos estatales.

Cuomo señaló que solo los restaurantes que prestan servicios en áreas cerradas tendrán que cerrar en la ciudad de Nueva York, o trabajarán con una capacidad reducida en otras regiones, si la tasa de hospitalizaciones no se estabiliza en los próximos días. Se seguirían permitiendo los servicios de recogida y entrega de comidas.

“El CDC ha dicho que los servicios de comidas bajo techo son un esparcidor”, le dijo Cuomo a una periodista después de que ella le preguntara por qué solo los servicios de comidas bajo techo enfrentan restricciones y no los gimnasios, peluquerías, salones de belleza y otras instalaciones similares.

Cuomo también advirtió que es posible un aumento en los casos del virus del PCCh debido a la próxima temporada navideña y a las personas que viajan por todo el país.

“Estamos viendo aumentos continuos desde ahora hasta mediados de enero”, dijo. “Es el comienzo de 37 días de temporada navideña”, agregó.

“Absolutamente devastador”

Muchos dueños de restaurantes han expresado su preocupación frente a nuevas restricciones.

“Estoy muy enojado. Estoy muy molesto. Ya sabes, somos una gran empresa, tenemos restaurantes en todo el mundo, por lo que probablemente sobreviviremos a esto. Pero, ¿qué hay de los restaurantes más pequeños? Probablemente no puedan sobrevivir”, dijo Peter Guimaraes de BICE a CBS New York.

Otro dueño de restaurantes le dijo a la cadena que otro cierre sería absolutamente devastador para su negocio y para los trabajadores locales.

“No podemos seguir cerrando sin recibir apoyo”, dijo Andrew Rigie, que representa a 2500 de los 24000 restaurantes de la ciudad.

Trabajadores de restaurantes y otras personas realizan una protesta frente a la oficina del gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, en una foto de archivo tomada el 28 de septiembre de 2020. (Timothy A. Clary/AFP a través de Getty Images)

Mientras tanto, el copropietario de un bar de la ciudad de Nueva York que, según las autoridades, ha estado desafiando las restricciones del virus del PCCh, fue detenido durante el fin de semana, después de atropellar a un oficial con un automóvil, dijeron las autoridades.

La taberna se encuentra en un área designada por Cuomo como una zona naranja, debido al aumento de las tasas de COVID-19, y se suponía que no debía atender a los clientes en su interior. Pero los propietarios habían declarado al bar una “zona autónoma”, un guiño a los manifestantes que reclamaron el control de un vecindario de Seattle, en junio.

Associated Press contribuyó a este artículo.

De NTD News


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí

Descubre

Vídeo muestra acciones comprometedoras de trabajadores electorales

TE RECOMENDAMOS