Cuomo rechaza los pedidos de investigación sobre las muertes en hogares de ancianos de Nueva York

Por Tom Ozimek
10 de Agosto de 2020
Actualizado: 10 de Agosto de 2020

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, rechazó el lunes los pedidos de una investigación independiente sobre la muerte de pacientes con COVID-19 en los hogares de ancianos de Nueva York, alegando que las demandas de tal investigación tienen motivaciones políticas.

Los políticos estatales de ambos partidos han pedido una investigación sobre qué papel, si lo hubiese, pudo haber jugado una controvertida orden ejecutiva en el aumento de las muertes en los hogares de ancianos e instalaciones de atención a largo plazo por el virus del Partido Comunista Chino (PCCh). La orden, firmada por Cuomo el 25 de marzo, obligó a los hogares de ancianos a admitir pacientes con COVID-19 parcialmente recuperados sin requerir una prueba para verificar si estaban libres de virus.

“No haría una investigación”, dijo Cuomo en una conferencia de prensa, y agregó que “tendrías que estar ciego para darte cuenta de que no es político”.

“Solo mira de dónde viene, y mire las fuentes y mire sus afiliaciones políticas (…) y mire qué publicaciones lo reportan y qué medios de comunicación externos lo reportan”, agregó Cuomo.

Cuomo ha rechazado repetidamente los vínculos entre la ya revocada política y las aproximadamente 6500 muertes dentro de los hogares de ancianos en el estado. Un estudio del Departamento de Salud del Estado de Nueva York (pdf) corroboró esta postura, concluyendo que fue el personal infectado de los hogares de ancianos quienes avivaron la propagación.

“Este estudio destacó un hecho de suma importancia, de que la inmensa mayoría de los pacientes hospitalarios enviados de regreso a hogares de ancianos no solo estaban médicamente estables, sino que ya no eran contagiosos, y que el 81 por ciento de los hogares de ancianos que recibían pacientes con COVID desde los hospitales de Nueva York ya tenían el virus”, dijo Michael Dowling, director ejecutivo de Northwell Health, en un comunicado.

En una conferencia de prensa luego de la publicación de un informe, el comisionado de Salud de Nueva York, Dr. Howard Zucker, dijo que las políticas de admisión no eran un factor significativo en las muertes relacionadas con el virus en los hogares de ancianos, y calificó los intentos de culpar las muertes por la orden ejecutiva del 25 de marzo como una “narrativa falsa”.

Sin embargo, se han planteado dudas sobre la fiabilidad e imparcialidad del estudio.

El representante Steve Scalise (R-La.), quien encabeza un subcomité de la Cámara sobre la crisis del COVID-19, dijo en una carta a Cuomo el mes pasado que además de “ser dudoso a primera vista, esta conclusión se llegó a través de una metodología defectuosa”.

“Lamentablemente, también arroja en el proceso críticas sobre nuestros heroicos trabajadores de primera línea en los hogares de ancianos”, agregó Scalise.

El líder de la mayoría de la Cámara, Steve Scalise (R-La.) en el Capitolio de Estados Unidos en Washington el 13 de noviembre de 2014. (Chip Somodevilla/Getty Images)

El portavoz de Cuomo, Rich Azzopardi, rechazó las afirmaciones de la carta de Scalise: “Estamos acostumbrados a que los republicanos nieguen la ciencia, pero ahora están chillando sobre el tiempo, el espacio y las fechas en el calendario para distraer de los muchos, muchos y vergonzosos fracasos del gobierno federal. Nadie se lo cree”.

“Este es un conflicto de intereses para que el departamento de salud investigue sus propias malas decisiones”, dijo el asambleísta estatal demócrata Ron Kim, a principios de julio. “Es ridículo que digan que la decisión de enviar pacientes con COVID-19 desde los hospitales hacia los hogares de ancianos no contribuyó a aumentar las infecciones”.

Al defender las políticas de su administración sobre el virus, Cuomo señaló que la curva pandémica se ha aplanado, en términos de nuevas infecciones y nuevas muertes.

“Puedes observar dónde está Nueva York como porcentaje de muertes en hogares de ancianos”, dijo Cuomo también. “Está al final de la lista de estados”.

Sin embargo, el número de muertos en hogares de ancianos de Nueva York podría ser un 25 por ciento más alto que el recuento oficial, según un análisis de la Foundation for Research on Equal Opportunity, un grupo de expertos conservador.

Mientras tanto, el profesor de políticas de atención médica de la Universidad de Harvard, David Grabowski, dijo a NBC New York en una entrevista que cree que la directiva del 25 de marzo avivó las llamas del brote en los hogares de ancianos, pero probablemente no fue el factor principal.

“¿La política aumentó las muertes en el estado?” dijo Grabowski  sobre la orden ejecutiva. “Probablemente lo hizo. Simplemente no creo que haya sido el factor principal”.

Siga a Tom en Twitter: @OZImekTOM


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Descubra

El virus del PCCh sigue los vínculos con la China comunista

TE RECOMENDAMOS