De Blasio promete mano dura contra fiestas de Halloween a medida que aumentan casos del virus en NYC

Por GQ Pan
29 de Octubre de 2020
Actualizado: 29 de Octubre de 2020

El alcalde Bill de Blasio dijo el jueves que hay un crecimiento preocupante en el número de infecciones por el virus del PCCh en la ciudad de Nueva York y que la ciudad no tendrá grandes reuniones en este Halloween.

Durante su conferencia de prensa diaria, de Blasio informó que la tasa de pruebas positivas de COVID-19 en toda la ciudad es del 2.7 por ciento, con un promedio de siete días de pruebas positivas del 1.92 por ciento. El alcalde demócrata dijo el mes pasado que, si el promedio de siete días alcanza el 2 por ciento, la ciudad podría tener que reevaluar si se permite que las personas coman dentro de los restaurantes.

“Esta es la primera vez que ese número ha dado un salto significativo al 1.92 por ciento”, dijo de Blasio. “Esa cifra sola no nos abruma, pero el crecimiento es lo que me preocupa y no podemos permitir que ese número siga creciendo. Debemos ser realmente fuertes en este momento”.

De Blasio continuó instando a los neoyorquinos a evitar los viajes de vacaciones, diciendo que es muy posible que los viajeros que regresan traigan el virus del PCCh a la ciudad desde otras partes del país. El alcalde también se comprometió a tomar medidas enérgicas contra las grandes fiestas de Halloween.

“No podemos tener grandes reuniones, no podemos tener grandes eventos en el interior”, dijo. “Si la gente quiere pedir golosinas al aire libre [en] pequeños grupos con mascarillas, eso está bien. [Pero] hacer reuniones, fiestas grandes—eso no está bien para nada”.

“Si nos enteramos de ello, vamos a tener que dividirlos, porque es peligroso. Tenemos que trabajar en serio”, continuó.

La semana pasada, de Blasio recomendó a los neoyorquinos que desean celebrar Halloween que lo hagan de otra manera para “mantener a salvo a los niños”.

“Lo más importante que hemos aprendido a lo largo de toda esta crisis: el exterior es mejor que el interior. Así que con pedir golosinas, todo debería ser al aire libre, solo al aire libre. No hay que pedir golosinas dentro de los edificios de apartamentos, por ejemplo. Hagan todo al aire libre”, dijo, y agregó que los dulces deben ser puestos en un contenedor en lugar de repartirlos con la mano.

Las medidas severas de la ciudad de Nueva York contra las reuniones han causado una reacción negativa en los últimos meses, particularmente por parte de los judíos ortodoxos en las llamadas “zonas rojas”, donde las tasas de infección por el virus del PCCh son altas. A principios de este mes, las medidas enérgicas contra las reuniones religiosas provocaron algunas manifestaciones masivas, a veces intensas, en Brooklyn, donde hay una gran población de judíos ortodoxos.

En medio de los disturbios, el presidente Donald Trump compartió un posteo en Twitter llamando a de Blasio “un rufián antisemita” y pareció comparar la administración de de Blasio con los regímenes antisemitas de la historia.

“Vaya, ¿a qué les recuerda esta triste imagen?”, escribió Trump, con un enlace a un artículo que sugiere que los judíos de Brooklyn enfrentan una persecución religiosa similar a la que sufrieron los judíos europeos durante la Segunda Guerra Mundial. “¡Soy la única cosa [que obstruye] el camino de la Izquierda Radical!”


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo


A continuación

La falsa felicidad del comunismo

Lee la serie completa Cómo el espectro del comunismo rige nuestro mundo

TE RECOMENDAMOS