De rutas por Andorra

28 de Junio de 2017 Actualizado: 28 de Junio de 2017

Los amantes del senderismo y la escalada saben que en la época estival pocos lugares ofrecen una climatología tan ideal para la práctica de este deporte como Andorra. La región, formada por inmensos valles y montañas que rondan los 3.000m, es uno de los destinos turísticos estrella de los Pirineos. Caminando por sus senderos, escalando sus montañas o realizando sus itinerarios eco turísticos —tan de moda en los últimos tiempos— se puede disfrutar al completo de este pequeño país situado entre Francia y Cataluña.

Todos estos alicientes convierten Andorra en un lugar muy apetecible para los viajeros deseosos de aventura. Verano es la estación preferida por los turistas, que son en su mayoría españoles, aunque en menor medida, portugueses, franceses, alemanes, italianos e ingleses también la eligen como destino vacacional. Todos ellos buscan disfrutar de sus fascinantes paisajes, conectar con la naturaleza y, a la vez, huir del sofocante calor.

Además de los increíbles lagos de origen glaciar, Andorra dispone de 3 espacios protegidos por su gran riqueza natural: el valle del Madriu-Perafita-Claror (declarado Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO), el Parque Natural del valle de Sorteny y el Parque Natural Comunal Valls del Comapedrosa.

Una forma fácil de recorrer este paraíso montañero es hacerse con la guía Caminos de Andorra en formato papel con 54 mapas de rutas muy recomendables, disponible en cualquier Oficina de Turismo en Andorra a un precio muy asequible. Pero también es posible descargarse los rutas de esos recorridos en un dispositivo GPS.

Entre las más destacables y sorprendentes de Andorra hemos querido detenernos en algunas de las más populares: Sola Irrigation Canal Trail, Estany de la Nou, Rec del Solà, Circuit de les Fonts, la Nou Lake Trail, Boscos de Salobre i Palomera, L’Anella Verda, Camí del Serrat, La Vía d’escalada Llasta de l’Obac o la Vía d’escalada Piràmide. Cada una de ellas presenta dificultades muy variadas y dependiendo de nuestro ímpetu, podemos optar por unas u otras, pero en cualquier caso, la experiencia vale la pena.

Solo, en grupo o en familia, la aventura en Andorra está asegurada a través de sus 468 km. cuadrados de abrupto paisaje. Si lo que busca es desconexión, entretenimiento y emoción este es un gran destino para disfrutar de un verano diferente.

Pero no todo va a ser caminar, porque también la gastronomía, el arte, el divertimento y la cultura están presentes en Andorra. Eso sí, hay que reservar una estancia con suficiente tiempo de antelación, porque la demanda hotelera se dispara estas fechas y el precio medio por noche en un hotel de 4 estrellas (la opción con más éxito), puede rondar una media de 143 Euros.

Si finalmente se decide, no se olvide la cámara de fotos y prepárese para empaparse de naturaleza en estado puro.

TE RECOMENDAMOS