¿Por qué deberíamos agregar plantas en la oficina?

05 de Diciembre de 2016 Actualizado: 05 de Diciembre de 2016

No son muchas las personas que pueden trabajar en contacto con la naturaleza, sin embargo todos aquellos que trabajan largas horas en oficinas pueden adoptar cambios a la misma para acercarse a la vida “verde” y favorecer el rendimiento.

¿Cómo?, agregando pequeñas o medianas plantas en el escritorio o el lugar de trabajo para que estas ayuden a recargar la energía, mejoren el funcionamiento del cerebro y colaboren con la liberación de tensiones y la reducción de estés.

Un estudio llevado a cabo por el profesor de la Universidad de Manchester, Sir Cary Cooper, psicólogo, experto en bienestar y estrés en el trabajo asegura que “Los espacios de trabajo que incorporan naturaleza ofrecen un ambiente más tranquilo que permite prestar atención con facilidad, menor cansancio y baja necesidad de recuperación”.

[insert page=’como-germinar-semillas-de-manzana-en-tu-hogar’ display=’template-relacionadas.php’]

Según reporte La Vanguardia las investigaciones de Cooper y su equipo señalan que tanto las plantas vivas, como la luz natural, el agua y los espacios verdes interiores y exteriores incrementan la productividad y la creatividad hasta un 15%.

“Las personas que entran en un lugar de trabajo que tiene naturaleza, es más probable que se sientan felices y motivadas durante el día”, explica Cooper.

Además de su función estética y decorativa que de por sí aporta bienestar, las plantas cumplen el rol de oxigenar el ambiente y humidificarlo, evitando que se sequen las mucosas, mientras que ayudan a reducir el polvo y la polución y contribuyen para amortiguar el ruido.

¿Cuáles son las mejores plantas para la oficina?

Cristina Calzada, propietaria de MayFlower explica a La Vanguardia alguna de las opciones más adecuadas para la oficina, teniendo en cuenta que las mesas de trabajo no permiten grandes plantas por cuestiones de espacio.

“El spatifilium es la planta que mejor neutraliza las ondas electromagnéticas”, señala y agrega que es una planta que “necesita mucha agua y además se mustia cuando está falta de ella. Con lo cual siempre nos avisa de cuando necesita riego”.

Mientras que apunta como otra opción al filodendro, que es fuerte, resistente y un buen purificador del ambiente.

Para Calzada “el hecho de tener una planta te implica, estableces una relación que conlleva cuidado y mimo” y el contacto con ellas, al igual que con la tierra y el agua actúa positivamente sobre el organismo y le proporciona energía.

Además señala que es importante rodearse de materiales naturales para contrarrestar los materiales sintéticos y artificiales que suelen estar presentes en las oficinas.

“Las plantas de pequeño tamaño o medio, resistentes y que no siempre requieran luz directa las hace las más adecuadas para la mesa de trabajo.

Son habituales los potus, suculentas, cintas, mini helechos y también los cactus” y en ese sentido los destaca a los cactus porque son conocidos por neutralizar las ondas electromagnéticas.

Aunque los expertos señalan que las que tienen estos efectos son las de gran tamaño y deben ser de un mínimo de 40 cm.

Artículo original aquí

TE RECOMENDAMOS