Decenas de miles de personas se unen a protestas en Francia: “No queremos pases de salud”

Por Jack Phillips
12 de Septiembre de 2021
Actualizado: 12 de Septiembre de 2021

Por noveno fin de semana consecutivo, manifestantes de Francia salieron a las calles para volver a protestar contra los pasaportes y decretos de vacunación pandémica.

El Ministerio del Interior francés dijo que 120,000 personas participaron en manifestaciones a nivel nacional, según informó France24. La semana pasada, alrededor de 140,000 personas salieron a protestar.

Tres policías sufrieron heridas leves durante los enfrentamientos con los manifestantes, dijo el organismo a France24.

Grabaciones mostraron un gran número de manifestantes en París, Toulouse y otras ciudades. Un video muestra a manifestantes enfrentándose a oficiales en Toulouse.

A principios de agosto, durante un fin de semana, el número de manifestantes superó los 230,000 en diferentes ciudades francesas, dijo el ministerio en ese momento. Esas protestas ocurrieron poco después de que el tribunal superior francés dictaminara que la ley de pasaportes de vacunas, aprobada por el Parlamento, era legal.

Los manifestantes también han criticado las vacunas obligatorias para todos los trabajadores de la salud.

El pasaporte de vacunas, que el gobierno denomina tarjeta sanitaria, es necesario para entrar en restaurantes, clubes y otros lugares públicos. Algunos medios de comunicación han intentado caracterizar las manifestaciones como si fueran “antivacunas”, pero muchos manifestantes han dicho que están en contra de los pasaportes y los decretos de vacunación, no de las vacunas en sí.

“Este pase de salud divide a los franceses. Creo que está claro”, dijo la funcionaria Sophie Soulas en una protesta en París hace varias semanas, informó Reuters. “Y, lamentablemente, creo que deberíamos abolirlo”.

El sábado, se vio a personas sosteniendo pancartas que decían “No a los pasaportes, No a los pases de salud”.

Una variedad de organizaciones, incluidos los grupos de libertades civiles, han dicho que los pasaportes de vacunación fomentan una sociedad de dos niveles: los vacunados y los no vacunados.

La semana pasada, la exministra de salud francesa, Agnes Buzyn, fue acusada de “poner en peligro la vida de otros” durante su respuesta al COVID-19, la enfermedad causada por el virus del PCCh (Partido Comunista Chino), cuando comenzaba la pandemia. Buzyn, quien renunció a su cargo en febrero de 2020, le dijo a Euro News que apelará el caso, diciendo que es “una excelente oportunidad para explicarme y dejar las cosas claras”.

“No permitiré que la acción del gobierno, mi acción como ministra, sea mancillada cuando hemos hecho tanto para preparar a nuestro país para una crisis de salud global que, les recuerdo, aún continúa”, agregó.

En la primera parte del año pasado, antes de la pandemia (que se extendió por gran parte del mundo desde Wuhan, China), Buzyn dijo que creía que el COVID-19 supondría un “muy bajo” riesgo para Francia. Después que el virus se extendiera por el país europeo fue acusada de no preparar adecuadamente a Francia con equipos de protección personal.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS