Demanda de carne de res boliviana por parte de China genera deforestación e incendios forestales

Por Autumn Spredemann
26 de Octubre de 2021
Actualizado: 26 de Octubre de 2021

La creciente demanda china de carne vacuna boliviana está fomentando incendios forestales y deforestación a causa de las talas y quemas de los ganaderos en la selva del Amazonas. Buscan abrir espacio para crear pastos que alimenten el ganado.

El problema se ha agravado desde abril de 2019 cuando el entonces presidente y líder del partido Movimiento por el Socialismo (MAS), Evo Morales, firmó un acuerdo con el Partido Comunista Chino (PCCh). El acuerdo triplicó la demanda total de las exportaciones de carne vacuna de Bolivia.

En agosto de ese año, Morales anunció el envío inaugural de dos contenedores de carne a China, a pesar de un informe oficial que muestra que 38,610 acres de la región de la Chiquitania, en la provincia de Santa Cruz, ya se habían quemado debido a que cambiaron los cultivos de tierra por pastizales para el ganado con el propósito de satisfacer la demanda china.

En diciembre, el Ministerio de Defensa informó que 4472 familias sufrieron pérdidas por los incendios que se presentaron luego, junto con 98 heridos relacionados, una muerte y 40 millones de árboles incinerados.

En el municipio de Porongo, que se encuentra en las afueras de los suburbios occidentales de Santa Cruz, los incendios forestales son frecuentes.

Rancho del ganadero Manuel Vargas en Porongo, provincia de Santa Cruz, el 26 de septiembre de 2021. (Autumn Spredemann/The Epoch Times)

Manuel Vargas, de 44 años, un ganadero que vive en una finca de 24 acres, usa la tala y quema con el fin de despejar el camino para el pastoreo de sus vacas.

“Las vacas necesitan comer y más vacas significa más tierra que se tiene que despejar”, dijo Vargas, encogiéndose de hombros, a The Epoch Times. “Es caro mantener las vacas, así que necesitamos ganar dinero. Soy un pequeño ganadero en comparación con los demás. No tengo máquinas para limpiar la tierra [para pastos], por lo que el fuego es la forma más rápida de crear más tierra para las vacas”.

Vargas agregó: “Soy solo un hombre [que trabaja] con sus dos hijos. ¿Cómo podríamos despejar la tierra de otra manera?”

Las exportaciones de carne vacuna a China han aumentado drásticamente de 3000 toneladas en 2019 a 10,000 toneladas en 2020, según el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE). China recibió el 80 por ciento de toda la carne vacuna exportada del país, según IBCE.

El embajador chino en Bolivia, Huang Yazhong, dijo en 2019 que a China se le otorgó permiso para acceder a la carne boliviana y, en solo un año, China se convirtió en el mercado de exportación de carne más grande de ese país.

Área afectada por incendios forestales en la región de la Chiquitania, provincia de Santa Cruz, Bolivia, en agosto de 2019. (Cesar Calani Cosso/The Epoch Times)

Según un informe, el aumento de las exportaciones de carne de res coincidió con dos temporadas de incendios forestales que destruyeron más de 24 millones de acres de selva amazónica en Bolivia. La pérdida de territorio debido a la agricultura de tala y quema aumentó drásticamente en 2019 y 2020, según los datos publicados por la Sociedad para la Conservación de la Vida Silvestre y la Fundación Amigos de la Naturaleza.

Julio, de 33 años, bombero voluntario y exlíder del equipo de búsqueda y rescate del ejército, le dijo a The Epoch Times: “Ese trato con China acabó con nuestra jungla”.

Prefirió omitir su nombre completo ya que trabaja para el mismo partido socialista que estuvo en el poder con Morales.

En agosto de 2019, Julio luchó contra incendios en la región de la Chiquitania de Santa Cruz y quedó horrorizado por lo que presenció. “Vi los cuerpos de los animales que intentaron escapar del fuego. Los que sobrevivieron murieron entre 2 y 3 días después porque no había nada para ellos en ninguna parte. Todo se quemó”.

Bomberos exhaustos tomando un descanso en la Chiquitania, en el mes de agosto de 2019. (Cesar Calani Cosso/The Epoch Times)

El departamento de Santa Cruz es el principal exportador de carne de res en la nación, con un estimado de 24,000 productores de ganado. En consecuencia, también tiene el segundo mayor número de incendios forestales de cualquier estado del país. Este año, los estados de Santa Cruz y Beni representaron el 94 por ciento de todas las áreas quemadas. 835,216 acres se perdieron en Santa Cruz durante julio de este año.

El economista boliviano y educador en desarrollo agrícola, Eduardo Hoffmann, le dijo a The Epoch Times que el acuerdo de Bolivia con el PCCh es “un desastre”.

“Cuando se habla de pros y contras, realmente no hay pros [con el acuerdo de exportación] a menos que sea usted quien gana el dinero”, dijo Hoffman.

Solo la agroindustria y el gobierno ganan dinero con el trato, explicó, a pesar de que el gobierno pinta un cuadro de una ganancia económica inesperada para todos. Hoffman también fue sincero cuando se le preguntó si pensaba que había un vínculo entre el acuerdo de exportación del PCCh y el aumento del territorio perdido por los incendios forestales desde 2019.

“No hay duda de si existe un vínculo. Está absolutamente relacionado”.

El cadáver de un capibara en el área afectada por incendios forestales, en la región de la Chiquitania, provincia de Santa Cruz, en el mes de agosto de 2019. (Cesar Calani Cosso/The Epoch Times)

Es legal que los agricultores y ganaderos utilicen la tala y quema gracias a una ley que Morales promulgó el 25 de abril de 2019 en el momento de la firma del acuerdo comercial con el PCCh. La ley permite permisos de quema bajo lo que el gobierno denominó una “política integral de manejo de incendios”. A través de esta política, el gobierno otorga permisos que son válidos por tres años para las fincas con perspectivas agrícolas y cinco años para las fincas con activos ganaderos. La ley también conlleva un incentivo incorporado de multas reducidas para aquellos que queman tierras sin autorización del gobierno, siempre que se paguen de manera oportuna.

De vuelta en el rancho, Vargas se mantuvo ambivalente sobre los incendios forestales. “¿Qué se puede hacer? ¿Se supone que debemos rechazar el dinero? Se preguntó mientras veía pastar a las vacas en su campo. “Seguro que [los incendios] son malos todos los años, pero siempre se apagan eventualmente”.

The Epoch Times se puso en contacto con la oficina del ministro de Comercio Exterior e Integración de Bolivia, quien se negó a hacer comentarios.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS