Demandan a Southwest Airlines por expulsar a una mujer que se quitó la mascarilla para beber agua

Por Nicholas Dolinger
20 de Enero de 2022 12:06 PM Actualizado: 20 de Enero de 2022 12:06 PM

Una mujer de 68 años demandó a Southwest Airlines Co., alegando que la aerolínea la expulsó de un vuelo por quitarse la mascarilla para beber agua.

La demanda se refiere a un incidente que ocurrió en enero de 2021 en un vuelo de Southwest que salía del Aeropuerto Nacional Reagan, en Virginia, hacia el Aeropuerto Internacional de Palm Beach, en Florida. La demandante, Medora Claiborne Reading, alega que sus derechos civiles como persona con discapacidad médica fueron infringidos por la aerolínea, que la sacó del vuelo antes del despegue.

La demanda describe cómo la demandante informó al empleado de Southwest, al que le compró el boleto, que necesitaba un alojamiento especial debido a una afección cardíaca, hipoglucemia, claustrofobia y tendencia a los desmayos, todo lo cual puede impedir su respiración. A Reading se le dijo que la aerolínea podía adaptarse a su discapacidad.

Cuando Reading se acercó a un empleado de Southwest en la puerta de su vuelo para explicarle sus condiciones médicas, un supervisor de la puerta supuestamente le dijo que a Southwest “no le importa” su discapacidad y que no se haría ningún arreglo especial en su nombre.

Después de que Reading se sentó, le pidió agua a un asistente de vuelo de Southwest y se ofreció a mostrar su tarjeta de exención médica, cuando supuestamente le dijeron nuevamente “no nos importa”. El asistente proporcionó una botella de agua, pero la demanda afirma que Reading fue acosada persistentemente cada vez que se quitaba la mascarilla para beber agua, incluso cuando experimentaba dificultad para respirar y angustia emocional.

En la demanda describe cómo, tras varios intentos de hidratarse, el supervisor de la puerta de embarque comunicó a Reading que iba a ser expulsada del vuelo. En su relato del incidente, un piloto sin mascarilla se rio de Reading mientras salía del avión. Una vez que llegó al interior del aeropuerto, supuestamente se le pidió a Reading que firmara un documento que atestiguaba que había sido expulsada del vuelo por no estar conforme con los requerimientos, a lo que ella se negó.

Dentro del aeropuerto, Reading fue asistida por la policía metropolitana, que, según ella, comentó que este tipo de incidentes “ocurren con demasiada frecuencia”, añadiendo que “suele ser Southwest”. Después de estar a punto de desmayarse, a Reading le ofrecieron agua y la acompañaron a una silla donde pudo quitarse la mascarilla, momento en el que, según ella, le brotó sangre de la nariz. Al final, Reading pudo hacer los arreglos necesarios para regresar a su casa en Florida a través de Jet Blue.

La demanda incluye cinco causas de acción, dos contra Southwest Airlines, una contra los asistentes de vuelo y el asistente de puerta involucrados en el incidente, y dos contra todos los acusados mencionados anteriormente. En total, la demandante busca USD 10 millones en restitución por las supuestas violaciones.

Southwest dijo que, si bien no comentaría específicamente sobre el caso de Reading, su política de viajes se alinea con el mandato federal de mascarillas de febrero de 2021 para viajes aéreos. La aerolínea también implementó su propia orden de uso de mascarillas para sus vuelos en mayo de 2020.

Un portavoz agregó: “Comunicamos el requisito directamente con los pasajeros que viajan varias veces antes de su salida, y compartimos los anuncios a bordo de que estas mascarillas se pueden bajar brevemente para tomar un sorbo de una bebida o un bocado de un refrigerio”.

Las aerolíneas han mantenido algunas de las políticas de uso de mascarillas más severas de cualquier industria, a pesar de los sistemas de filtración HEPA en aviones comerciales que hacen que la calidad del aire sea extraordinariamente alta en las cabinas de vuelo. En diciembre pasado, durante una audiencia en el Congreso con líderes de la industria de las aerolíneas, el director ejecutivo de Southwest Airlines, Gary Kelly, expresó su escepticismo sobre la necesidad de usar mascarillas en los vuelos.

“El 99.97 por ciento de los patógenos en el aire son capturados por este [sic] sistema de filtrado HEPA, que se renueva cada tres minutos”, dijo Kelly durante la audiencia. “Creo que el caso es muy sólido de que las mascarillas no agregan mucho, si es que agregan algo, en el entorno de la cabina de aire. Es muy seguro, de muy alta calidad en comparación con cualquier otro entorno interior”.

Sin embargo, la obligación de utilizar mascarillas en las cabinas de vuelo ha persistido obstinadamente, ahora respaldada por un mandato federal, sin que las principales compañías aéreas indiquen claramente si se derogarán las normas o cuándo. Se ha escrito mucho sobre el tema de los pasajeros “rebeldes” que se niegan a cooperar con las normas sobre mascarillas, pero se ha prestado menos atención a la onerosidad de dichas normas, especialmente para las personas con discapacidades médicas.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.